Córdoba: Exalcalde de La Rambla (IU) condenado e inhabilitado

No parece una gran novedad proclamar que la corrupción política va por barrios y que su transversalidad alcanza a todas las siglas políticas, con mayor o menor intensidad. De ahí que resulte novedoso constatar como también en la coalición Izquierda Unida se cuecen habas y de gran tamaño.

Ahora  se ha conocido el desenlace judicial en primera instancia de un escándalo de corrupción política y municipal que desde hacía años venía removiendo la localidad cordobesa de La Rambla. El Juzgado de lo Penal Nº 5 de Córdoba, del que es titular la magistrada María Dolores Márquez López, firmó el pasado día 8 una sentencia, que se ha notificado el pasado jueves día 14, por la de se condena a  Juan Jiménez Campos a la pena de “inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de ocho años y seis meses, con expresa condena en costas, incluidas las de la acusación particular”.

El Sr Jiménez Campos (en la foto adjunta, sonriente, a la izquierda de Valderas, en un acto en La Rambla) fue repescado por IU en Córdoba – feudo del partido – para que volviese al redil y encabezase en 2011 la lista de la coalición para el ayuntamiento de La Rambla. Y gracias  a ese fichaje IU logró la alcaldía rambleña.

No soplaban vientos renovadores interno como ahora en IU, en tanto que habían tenido que recurrir a un histórico de la izquierda. Jiménez Campos ya fue teniente de alcalde en el Consistorio rambleño en 1983 y lideró por primera vez la lista de IU en 1987, unos comicios en los que obtuvo seis de los 13 concejales de la Corporación. Fue en ese mandato cuando consolidó su liderazgo, de manera que en las elecciones de 1991 su lista obtuvo diez concejales.

Al concluir el verano de 2013, mediados de septiembre, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla, Sara Herrera, citaba a declarar en calidad de imputado al alcalde de la Rambla, Juan Jiménez Campos (IU), por haber formalizado varios contratos presuntamente irregulares entonces entre los meses de diciembre del 2011 y octubre del 2012.

Así lo desveló  el propio Jiménez, quien detalló que los hechos denunciados ante la Fiscalía por cuatro concejales del Grupo Municipal Socialista se sustanciaban en la “contratación de personal temporal infringiendo los principios de capacidad, igualdad, mérito y publicidad” y mediando el reparo de la Intervención Municipal. Vamos, que el Sr Jiménez, tal y como recoge la sentencia, se había saltado todas las normas habidas y por haber. En aquella época hasta la Consejería que dirigía su “jefe” político Diego Valderas, tuvo colisiones administrativas con el edil de La Rambla.

En su defensa, Jiménez Campos, según recogió Diario Córdoba, señaló que las corporaciones locales se encuentran “diariamente” con familias que “carecen de los medios necesarios para vivir dignamente y que demandan soluciones urgentes”, de ahí que defendiera que “las contrataciones eventuales sirven no sólo para prestar los servicios básicos” sino también para “ayudar a aquellas familias que más lo necesitan”. El alcalde rambleño acusó al PSOE de “judicializar” la vida política “con las nefastas consecuencias que ello acarrea” y manifestó que el Grupo Municipal Socialista “ha sobrepasado con esta acción todas las barreras del juego democrático”.

Aquel procedimiento, sobre el que se ha vertido mucha tinta en Córdoba en estos años, ha concluido en su primera fase judicial con una sentencia, – cabe recurso ante la Audiencia–  una condena clara contra Juan Jiménez Campos “como autor criminalmente responsable de un delito continuado de prevaricación administrativa ya definido, sin concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal”.

(Fuente: Confidencial Andaluz / Autor: Pepe Fernández)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *