Yemen denuncia el apoyo de EEUU e Israel a los ataques a Al-Hudayda durante la ofensiva de saudíes y sus aliados iniciada el miércoles (vídeos)

Yemen ha denunciado el ataque saudí a sus infraestructuras sanitarias en la ciudad de Al-Hudayda y de ello responsabiliza a Estados Unidos y el régimen de Israel. “Consideramos a los agresores, con EE.UU. e Israel a la cabeza, como responsables de este ataque. Ellos respaldan y gestionan la agresión cruel y brutal a la ciudad de Al-Hudayda (oeste)”, ha denunciado este domingo el ministro yemení de Salud, Taha al-Mutavakel, en una entrevista concedida al canal libanés Al-Mayadeen.

El alto funcionario yemení, de este modo, ha aludido a un reciente bombardeo llevado a cabo por Riad y sus aliados árabes contra la sala de coordinación de socorro del hospital de Al-Thawrah en Al-Hudayda.

Conforme ha señalado Al-Mutavakel, el bombardeo constituye un “ataque total contra la infraestructura sanitaria de Yemen”.“De hecho, son EE.UU. e Israel los que ordenan dirigirse contra las instituciones de salud y que de ninguna manera se preocupan por ningún principio ético o humano”, ha indicado.

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) lanzaron el miércoles una ofensiva contra Al-Hudayda, provocando la ira y la condena de muchos países y organizaciones pro derechos humanos que alertan sobre los riesgos que esta operación representa para la vida de millones de personas. El sábado, Riad y sus aliados dijeron haber tomado el control del aeropuerto de Al-Hudayda. No obstante, el subdirector de Aeropuertos Yemeníes, Mohamad al-Sharif, negó la noticia en la misma jornada.

Al-Sharif dejó en claro que las fotografías publicadas para probar la toma del aeropuerto en cuestión fueron tomadas en 2016 por la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés) para su reporte sobre la violación de de las leyes internacionales por parte de Riad.

Inicio de la ofensiva de los saudíes

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han iniciado una operación militar en la ciudad portuaria de Al-Hudayda, en Yemen. Desoyendo así las advertencias de los organismos humanitarios sobre lo que representan los ataques para la situación humanitaria de los yemeníes.

Las fuerzas militares, respaldadas por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, lanzaron un ataque al principal puerto de Yemen en la provincia de Al-Hudayda. El puerto se encuentra en manos del movimiento popular yemení Ansarolá. Los Emiratos Árabes Unidos fijaron el martes como fecha límite para que las fuerzas populares se retiraran de la ciudad o enfrentarían ataques. La batalla por Al-Hudayda se prevé que sea la más grande de una guerra de tres años que ha impuesto Arabia Saudí contra Yemen.

Los países occidentales en el pasado habían logrado convencer a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos de que no bombardearan el puerto, advirtiendo que su destrucción conduciría a muertes y hambruna. Pero, esta vez Arabia Saudí insiste en la operación militar.

Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 600 000 personas viven en la ciudad y sus alrededores. Un ataque militar de Arabia Saudí o un asedio a la ciudad, advierte la ONU, podría acabar con la vida de hasta 250 000 yemeníes.

Pero la ofensiva también tendría un impacto más amplio en todo el país porque el puerto ha servido como el principal acceso de ayuda para la mayoría de la población de Yemen, 17 millones de los cuales ya están en la inseguridad alimentaria. La mayoría de los combustibles, críticos para el suministro de agua del país que funciona con bombas operadas con diesel, también llegan a través del puerto.

En represalia por estas acciones ilegales de Riad y sus aliados, el Ejército yemení ha atacado un buque de Arabia Saudí a fin de demostrar a los agresores que cuenta con el poderío necesario para hacer frente a cualquier operación militar en su contra.

Contraofensiva yemení

El Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen también han aseverado que se están preparando para dar respuestas más contundentes a los agresores. Desde el movimiento Ansarolá aseguran que la nueva escalada militar está destinada a obstaculizar los esfuerzos de la ONU para posibilitar la vuelta a la mesa de diálogos.

Las fuerzas yemeníes han infligido grandes pérdidas humanas entre los mercenarios de Arabia Saudí en la provincia de Al-Hudayda, en el oeste de Yemen. En las imágenes de un vídeo difundido este martes por la televisión local Al Masirah se ve cómo el Ejército yemení y combatientes del movimiento popular Ansarolá rompen las líneas defensivas de los mercenarios de Arabia Saudí en la región de Al-Fazeh, en Al-Hudyada.

Pese a la fuerte resistencia de los mercenarios del fugitivo expresidente yemení AbduRabuMansurHadi, que cuentan con el apoyo del régimen saudí y sus aliados, las tropas yemeníes lograron retomar una base militar que perdieron hace unos días.

La contraofensiva de las tropas yemeníes, además de dejar muertos y heridos entre los mercenarios saudíes, ha causado daños materiales en el equipamiento de los agresores. En otra operación similar, las tropas yemeníes han destruido dos vehículos blindados en las costas sureñas de la gobernación de Al-Hudayda.

El sábado, el Ejército yemení y las fuerzas de Ansarolá lanzaron una “exitosa” contraofensiva a gran escala para recuperar la ciudad de Al-Jah y acabaron con la vida de al menos 58 mercenarios, además de causar decenas de heridos.

Ansar Alá anunciaron también haber abatido un buque de la coalición árabe cerca del puerto de Al Hudayda.”Nuestros gloriosos defensores de la Armada lograron abatir un buque de las fuerzas enemigas de EEUU y Arabia Saudí, y forzaron al otro a huir”, publicó en su cuenta de Twitter el jefe del Comité Supremo Revolucionario de Yemen, Mohamed Ali Houthi.

Unicef advierte de “consecuencias devastadoras” de la ofensiva

Unicef advierte de “consecuencias devastadoras” de la ofensiva de la coalición de Arabia Saudí y sus aliados contra la portuaria ciudad yemení de Al-Hudayda. “La supervivencia de millones de niños y niñas en Yemen depende de los productos humanitarios y comerciales que atraviesan ese puerto todos los días”, aseveró el miércoles Henrietta H. Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) mediante un comunicado.

Por eso, un ataque saudí contra el puerto de Al-Hudayda (oeste de Yemen) —a orillas del mar Rojo— empeorará la crisis humanitaria no solo en esta ciudad, donde habitan 300 000 niños, sino en todo el país, alerta la nota.

De acuerdo con la funcionaria de Unicef, actualmente, al menos 11 millones de niños yemeníes necesitan asistencia humanitaria, y cortar ese “cordón vital” tendrá “consecuencias devastadoras” para todos ellos y “dará lugar a más casos de diarrea y cólera, que pueden llegar a ser mortales para los niños de corta edad”.

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, manifestó el mismo miércoles su profunda preocupación por la ofensiva de Riad y sus aliados contra Al-Hudayda, en especial por su “impacto humanitario”.

Enviado de la ONU para Yemen arriba a Saná para negociar cese de hostilidades

El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, llegó a Saná, capital yemenita, para mantener negociaciones en medio de enfrentamientos en torno al puerto de Hodeidah, dijo a Sputnik una fuente diplomática.

Se espera que el funcionario de la ONU se reúna con los dirigentes del movimiento Ansar Allah, del Consejo Político Supremo y del Gobierno de Salvación Nacional, para debatir el cese de las hostilidades en la provincia de Hodiedah, en el oeste de Yemen.

Antes de su llegada a Saná, Griffiths llamó a evitar una escalada de tensiones en Hodeidah al indicar que la ONU está en contacto con ambos bandos del conflicto.

Además de encontrarse en una de las zonas más densamente pobladas de Yemen, Hodeidah es el punto de entrada más importante para alimentos y otros suministros vitales para evitar el hambre y los nuevos brotes de cólera. Alrededor del 70% de las importaciones, incluidos los bienes comerciales y humanitarios, entran en Yemen por dos puertos, Hodeidah y Al Salif, este último situado más al norte.

(Fuente: Hispan TV / Al Mayadeen / Sputnik)

Vídeos:

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *