La Policía española detiene a 8 personas por hacer un mural contra la tortura

Dolidos y enfandados. Así se han mostrado hoy los imputados por el sumario 4/2014, más conocido como #Aztnugal, al valorar la operación policial que ayer se saldó con 8 detenciones y la imputación también del alcalde de Burlata, Txema Noval. «Personas que nos han demostrado solidaridad por nuestros casos de torturas han sido detenidas e interrogadas. Nuestros propios familiares y amigas son víctimas de la venganza policial», han denunciado.

Tras recordar que el propio Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) avaló sus testimonios de torturas tras haber sido detenidos en 2011 por la Guardia Civil y que en su informe señalaba que las sus denuncias eran «creíbles y consistentes» se preguntan si estas instancias europeas «también están injuriando a las FSE» y si en ese caso «serán perseguidas, detenidas y humilladas».

Han subrayado que «la tortura no ha sido algo casual» sino «algo sistemático» en Euskal Herria, y que esta afirmación viene avalada por datos como los recogidos en el informe de la Fundación Euskal Memoria, donde se acreditan 5.022 casos de tortura, o el estudio preliminar del Gobierno vasco, liderado por el forense Paco Etxeberria, que en su primer censo ya certificaba 3.587 casos entre 1960 y 2013. La semana pasada el juez de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada reconocía que «la tortura se ha producido de manera clara y los tribunales no han dado respuesta”. Sin embargo, el Ministro del Interior español Jorge Fernández Díaz declaraba ayer que “no hay impunidad ni inmunidad para injuriar a las FCSE”. «¿Para torturar si hay impunidad e inmunidad?», se preguntan los imputados.

Operación de venganza

La operación policial de ayer, a juicio de los imputados, fue una acción de «venganza» por sus denuncias y por haber logrado «poner ante el espejo de sus propios actos al Estado». «Es un intento de imponer un relato de lo ocurrido falso. La práctica de la tortura y los juicios políticos también son parte del relato del conflicto en nuestro país. Son parte de la violencia ejercida por el Estado y la FSE», han denunciado. Critican que mientras todo el mundo está dando pasos «en la vía de las soluciones, el Estado en vez de reconocer el sufrimiento causado y repararlo, pretende enquistar aún más la situación».

Lejos de quedarse en la mera denuncia de la operación, los imputados animan a seguir trabajando y han convocado una manifestación para este sábado en Burlada. La movilización partirá a la 13:00 desde la Plaza del Ayuntamiento. Para ello utilizarán el manifiesto que presentaron el sábado pasado y que firmaban personalidades de ideología diversa del Estado español exigiendo «eliminar el régimen de incomunicación que posibilita la práctica de la tortura y el establecimiento de mecanismos para hacer imposible la práctica de la misma». Del mismo, animan a que en pueblos y barrios se hagan murales en contra de la tortura y a seguir denunciando la tortura «sin miedo, con convicción».

Pleno y concentración

El grupo de gobierno formado por EH Bildu y Cambiando Burlada-Burlata Aldatuz ha tildado de desproporciada y grave la operación policial, que consideran «un ataque a la libertad de expresión y persecución política» de los vecinos y vecinas de Burlata que «sólo han tratado de denunciar las vulneraciones de derechos humanos de las contrastadas prácticas de tortura». Hoy se debatirá una moción en el Ayuntamiento con la que también pretenden «denunciar los constantes ataques de la Delegación del Gobierno a este ayuntamiento en sus legitimas actuaciones para poner en marcha el cambio politico y social que avaló la ciudadanía tras las ultimas elecciones municipales». Por ello convoca una concentración silenciosa para el viernes a las 18.00 en la Plaza del Ayuntamiento con el lema «Basta de ataques a los ayuntamientos del Cambio».

Fuente: www.ahotsa.info

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *