Docentes por la Pública, uno de los colectivos impulsores de la lucha de los profesores interinos, se transforma en sindicato

Hace cuatro años nació en Almería Docentes por la Pública (DxP), una agrupación de electores dedicada a la defensa de la educación pública. La posibilidad de tener representación en otras provincias andaluzas, el crecimiento registrado en este periodo y la actual situación de la escuela pública han sido decisivos a la hora de emprender un nuevo camino como sindicato.

Aunque mantendrá intactas su independencia y su vocación en defensa de la escuela pública, Docentes por la Pública ha decidido “dar un gran paso hacia adelante” y concurrir como sindicato a las próximas elecciones sindicales, que están convocadas para diciembre de este año.

En su asamblea general, celebrada hace días en la carpa Juan Goytisolo de la capital almeriense, la asociación de profesores analizó los avances registrados en los últimos cuatro años y aprobó cambios sustanciales en el seno de la agrupación.

“En las últimas elecciones sindicales nos presentamos como agrupación de electores, un modelo que nos permitió acceder a los comicios sin ser sindicato, esto ocurrió hace cuatro años, este traje ahora nos resulta estrecho”, indica Ángel Rodríguez, portavoz de Docentes por la Pública (DxP).

El profesorado afiliado a DxP ha valorado muy positivamente el crecimiento experimentado en los últimos cursos, “hemos crecido tanto en prestaciones como en pretensiones”, y éste es uno de los aspectos tenidos en cuenta a la hora de decidir optar a las urnas como sindicato.

La inestabilidad laboral del colectivo de interinos, la posibilidad de presentarse en otras provincias y la complejidad de explicar la naturaleza de la agrupación de electores, una fórmula poco utilizada en círculos sindicales, han sido otras causas que han motivado el cambio. Un paso que permitirá al colectivo “convocar huelgas, manifestaciones, crecer en otras provincias, que nos puede permitir en su momento llegar a mesa sectorial y mostrarnos de forma mas sencilla y clara”.

Sin embargo, Docentes por la Pública asegura que mantendrá su filosofía y funcionamiento “manteniendo nuestra independencia con las administraciones, nuestras reuniones abiertas y nuestra negativa al pacto de liberaciones”, añade Rodríguez.

El nuevo sindicato mantendrá su mismo logotipo, el mismo nombre —Docentes por la Pública— y los mismos fines en defensa de la educación pública, “tanto en el terreno laboral como en todo aquello que le pueda afectar”, concluye el portavoz de DxP.

En el transcurso de la asamblea anual, DxP hizo entrega de los Premios Miguel Moya, que en esta tercera edición han recaído en Juan José Acién, maestro polifacético de espíritu renacentista, y el profesor de Matemáticas Pepe Villegas, por su compromiso social y reivindicativo de mas de 40 años, cuando se acerca el momento de su jubilación.

Otros temas tratados en este encuentro de docentes: la defensa de unas ratios mas bajas, la denuncia de la eliminación de los comedores escolares y la ausencia de logopedas en los centros y la de profesores de apoyo.

(Fuente: Almería 360)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *