Los trabajadores del metal, apoyados por AO, CTA, Ustea, CGT, CNT y SAT, convocan huelga general en la Bahía de Cádiz

Los profesionales del metal de la Bahía de Cádiz harán huelga general el próximo miércoles 13 de junio y se manifestarán a partir de las 18:30 horas de ese mismo día desde la entrada de Navantia hasta la plaza de Jesús. El trágico fallecimiento de los dos soldadores, José Daniel Valladares Millán, de El Puerto y de 31 años, y José Luis Fossati del Río, de San Fernando y de 46, que perdieron la vida aplastados por un portalón de popa de 4 toneladas mientras trabajaban en Equimansur (EQM), en el polígono Río de San Pedro en Puerto Real, ha sido la gota que colma el vaso en el astillero gaditano.

Los trabajadores, que se encontraban divididos por el miedo a ser despedidos, han dado un paso al frente y han convocado, a través de la Coordinadora de Profesionales del Metal, CTA, Ustea y CNT El Puerto, junto con la asociación Asprometal, y a la cual se suman los sindicatos CGT, SAT y Autonomía Obrera este próximo miércoles desde Puerto Real.

Como ya señaló la asociación a este medio, en la próxima movilización el colectivo exigirá el cumplimiento de los convenios, de la ley de prevención de riesgos laborales, de la jornada de ocho horas, así como una mayor carga de trabajo y una bolsa de trabajo controlada por los trabajadores con acceso mediante criterios objetivos. “No hay trabajo, se ve que no hay movimiento de materiales ni de nada. Y como cada vez hay menos trabajo, las empresas están despidiendo a muchísima gente. En esta semana van a echar a 40 personas de una de las empresas porque la producción ha bajado muchísimo”, señala uno de los trabajadores de Navantia a lavozdelsur.es.

Desde este digital, los sindicatos hacen un llamamiento “a las y los trabajadores de las empresas auxiliares y principales del metal de la Bahía y a la ciudadanía en general a luchar por unas condiciones dignas de trabajo y velar por el futuro laboral de los jóvenes de la bahía gaditana”. Por ello, el próximo lunes 11 a las 11:00 horas celebrarán una rueda de prensa en la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) para explicar con más profundidad los motivos y objetivos de esta huelga.

Trabajar en el astillero: unos 1.600 euros al mes con jornadas maratonianas de 12 horas

Los trabajadores del metal defenderán sus derechos este próximo miércoles 13 de junio y la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (FEMCA) tiembla ante la movilización unánime de sus peones para reivindicar el cumplimiento del convenio, una mayor carga de trabajo para el astillero y una rigurosa prevención de riesgos laborales, después de que el pasado 18 de mayo fallecieran dos compañeros del sector aplastados por una plataforma de aluminio de 4 toneladas en el polígono del Río de San Pedro, en Puerto Real.

A raíz de que este medio publicase un artículo en el que un tubero evidenciaba la falta de seguridad que se vive en el astillero, varios medios de la provincia han hecho una “campaña para desprestigiar a los trabajadores y a su reivindicación”, como bien señala Antonio Muñoz, electricista y miembro de la Coordinadora Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz. Ambos diarios publicaron el pasado 5 de junio que “un peón del metal de Cádiz, cuya retribución es de 11,45 euros por hora trabajada, supera en sueldo a un ingeniero de Jaén, que percibe 11,27 euros”. Afirmación que sustentan en base al informe Negociación Colectiva en la Industria del Metal en 2017, elaborado por la patronal Confemetal. No obstante, los trabajadores del metal lo desmienten ya que “el convenio del metal no se cobra por horas, eso es totalmente falso”.

“Y lo que no cuentan esos medios es que nosotros trabajamos 12 horas diarias”, indica un tubero de una subcontrata de Navantia a lavozdelsur.es. Este trabajador, con 15 años de experiencia en el sector, cuenta que la diferencia de las condiciones laborales entre España y el extranjero es “abismal”. “Yo he trabajado en Cádiz, Bilbao, Bélgica, Holanda… Y se nos valora mucho en toda Europa. Llegamos a cualquier sitio a trabajar y se nos valora como mano de obra cualificada y esto se ve representado económicamente. Yo en Bélgica he llegado a cobrar 7.000 euros al mes, ó 5.000 euros en Holanda; y aquí estoy ganando unos 1.600 euros echando 12 horas diarias, de lunes a sábado”, explica este tubero.

Si bien este profesional del metal trabaja seis días a la semana, también destaca que los compañeros del astillero de Cádiz capital trabajan de lunes a domingo. “Si trabajas en el astillero de la capital no existe ni la Navidad ni Fin de Año. Llega un barco y se trabaja todos los días, con los festivos que vengan de por medio”, denuncia. Otro de los problemas del gremio es la falta de trabajo en el astillero de la Bahía, razón por la que un gran numero de profesionales del metal son despedidos cada semana, además de que aquel que se da de baja es despedido inmediatamente: “No tenemos derecho a enfermar o a lesionarnos en el trabajo”, critica Muñoz.

Igual que los trabajadores del metal pueden trabajar jornadas de 12 horas, pueden llevarse en el paro desde cuatro meses hasta cinco años. “A algunos le da apuro salir fuera, alejarse de la familia… Pero nosotros actuamos como una familia y entre nosotros nos buscamos el trabajo. Ahora mismo tengo compañeros trabajando en Sudáfrica, Jamaica, Arabia Saudí, Bélgica, Holanda, Perú…”, explica el tubero gaditano. “En este gremio nos ayudamos mucho desde que lo conozco, mucho antes de la crisis”, añade.

Fuentes de la Asociación de Profesionales del Metal (Asprometal) manifiestan que llevan años pidiendo una jornada de 8 horas. “Pero lo vemos como algo utópico, inalcanzable”, lamentan. “Imagínate, el riesgo en este trabajo va de la mano de estas jornadas maratonianas. Yo trabajo de 5:30 a 20:00 horas. Hay días que vas zombi al trabajo y es un peligro para todo, tanto al volante, como trabajando”, expresa uno de los empleados de una subcontrata de Navantia. Ante estas condiciones precarias de trabajo y tras el reciente fallecimiento de los dos compañeros, los trabajadores del gremio se han unido para reivindicar el cumplimiento del convenio del metal. “Llevamos así décadas. En su día si es cierto que CCOO y UGT, peleaban por los derechos de los trabajadores, pero hoy en día desgraciadamente están a otras cuestiones”, critica el miembro de la Coordinadora.

En este sentido, la FEMCA, a través de una nota, ha expresado su total rechazo a las reivindicaciones de la huelga del próximo miércoles 13 de junio, convocada por CTA, Ustea, CNT, Autonomía Obrera, CGT y SAT. FEMCA plantea que esta convocatoria es irregular, ya que entiende que los sindicatos convocantes no tienen la representatividad suficiente –ya que no la convocan UGT y CCOO— para organizar una huelga en el sector del metal. Desde la Coordinadora, Muñoz dice que “no esperábamos menos, la manifestación va contra ellos, ellos son los que incumplen el convenio y los que se saltan a la torera la prevención de riesgos laborales”. Es más, la Federación tilda a los trabajadores de cómplices de una posible infracción al no denunciar que no se esté respetando el convenio. A lo que la Coordinadora le responde: “Ellos son los culpables, porque los convenios que firman al día siguiente son papel mojado”.

(Fuente: La Voz del Sur / Autora: Claudia González Romero)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *