Multan a dos jóvenes sevillanas por “instar” a que “llevasen a cabo una manifestación” a las concentradas por la sentencia de La Manada

Dos estudiantes han sido sancionadas con 700 euros por la Subdelegación del Gobierno en Sevilla por una infracción “grave” de la Ley 4/2015 de Seguridad Ciudadana, la conocida como “ley mordaza”, después de que durante una concentración contra la sentencia que condena a los cinco miembros del grupo de WhatsApp La Manada por un delito de abuso sexual a una joven en los Sanfermines de 2016, frente a los cargos de violación promovidos por la Fiscalía y la acusación particular, se sirviesen supuestamente de un megáfono para instar a los asistentes a celebrar una manifestación hacia los juzgados del Prado y no depusiesen su actitud pese a los avisos de la Policía.

En el expediente sancionador recibido por una de las afectadas, consultado por Europa Press, se recoge que durante una concentración en la Plaza Nueva celebrada el pasado 26 de abril, “la denunciada, megáfono en mano, instó a los asistentes para que tras la concentración, iniciasen la marcha en dirección hacia los Juzgados del Prado y llevasen a cabo una manifestación”, una movilización para que previamente no había sido solicitada autorización.

Según el expediente sancionador, prácticamente igual en ambos casos, aunque la Policía Nacional les pidió que depusiesen su actitud, informándoles de las “consecuencias de sus actos”, no hubo “respuesta” alguna, toda vez que la manifestación “provocó un caos circulatorio y desórdenes en la vía pública”.

En este sentido, una de estas estudiantes de la US ha explicado a Europa Press que conocía que “era una concentración ilegal porque fue espontánea” y ha añadido que “había miles de personas” y no entienden por qué las autoridades se dirigen contra ellas.

La afectada ha señalado que la manifestación terminó por la zona del Parlamento, donde asegura que “los policías nos rodearon, empezaron a amedrentarnos y nos pidieron el DNI”. También ha indicado que preguntaron a los policías por qué motivo les pedían el documento, a lo que asegura que los agentes respondieron que “era para hacer un informe” y que no habían hecho “nada ilegal”.

“Ahora nos encontramos con una multa de 700 euros cada una, a la que no podemos hacer frente y que tampoco nos parece justa”, ha explicado esta joven, al tiempo que ha asegurado que unas cinco chicas más también fueron multadas, pero ha lamentado que “no quieren pronunciarse porque temen que pueda ocurrirles algo peor”.

En la denuncia de una de las estudiantes, se recoge que fue informada de “las consecuencias de sus actos” respondiendo ésta que ellas eran “anarquistas y harían lo que les diese la gana, no obedeciendo a autoridad alguna”. Frente a esto, una de las afectadas ha indicado que su compañera “no es anarquista» ya que «estudia económicas y el día de mañana quiere ser empresaria”.

Por último, ha lamentado que “no cuadran los datos” y que son “falsos”, porque afirma que les pidieron el DNI en la zona del Parlamento, mientras que la denuncia está fechada en la Plaza Nueva.

(Fuente: El Correo de Andalucía)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *