Éxito de la movilización popular en Jordania: Tras las protestas, el gobierno retirará la reforma tributaria exigida por el FMI

En medio de las protestas populares, el Gobierno de Jordania cede y retirará la reforma tributaria exigida por el FMI. Así lo anunció el nuevo primer ministro designado luego de la renuncia de Hani al Mulki, luego de una ola de protestas y huelgas generales. La reforma tributaria era parte del plan de ajuste solicitado por el FMI para reducir el déficit fiscal, similar a la que el organismo impone en otros países.

El nuevo primer ministro designado por el Rey de Jordania, Omar al Razaz, anunció hoy que su Gobierno retirará el polémico proyecto de ley del impuesto de la renta, que ha generado una oleada de protestas que llevaron a la dimisión de su antecesor.

Al Razaz declaró ante los periodistas que “Después de consultar con los presidentes de ambas cámaras del Parlamento y de acuerdo con ellos, el Gobierno retirará la ley tras la investidura”. Al Razaz hizo estas manifestaciones después de mantener reuniones con el líder de la cámara alta, Faisal al Fayez, y de la cámara baja, Atef Tarawneh, como parte de las consultas que lleva a cabo para formar Gobierno.

Está previsto que Al Razaz sea investido el próximo domingo, cuando presentará su gabinete al rey Abdalá II, con el que sustituirá al dimitido primer ministro Hani al Mulki. Sin embargo, esta medida no implica que no continuará la aplicación del plan de austeridad impulsado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), teniendo en cuenta el “currículum” del nuevo primer Ministro: fue director del Banco Mundial en el Líbano entre 2002 y 2006.

La ley que va a ser retirada es parte de las reformas impulsadas desde 2016 por el FMI para reducir el déficit estatal del país. La norma pretendía aumentar el número de contribuyentes en un 6 %, rebajando el umbral de ingresos exigido para pagar el impuesto sobre la renta. Además, se combina con otras medidas como la introducción de un impuesto indirecto del 16 % a los bienes de consumo y la retirada de los subsidios a productos básicos como el pan.

Ante este ajuste, los jordanos realizaron enormes manifestaciones y dos huelgas generales en los últimos siete días contra ese proyecto de ley. Las protestas, convocadas por el Consejo de Sindicatos y asociaciones profesionales, no se han detenido a pesar de la renuncia de Al Mulki, el pasado lunes.

Durante la noche del viernes se congregaron centenares de personas frente a la oficina del primer ministro, en el barrio de Yabal Ammán, protestando contra el proyecto de ley y también, exigiendo reformas políticas, incluida la disolución de la cámara baja del Parlamento.

Por otro lado, una cumbre entre los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Kuwait, se realizará en la ciudad de La Meca para discutir formas de apoyar a Jordania, dijo la agencia de noticias saudí.

Según la agencia, el rey Salman bin Abdul Aziz pidió a los líderes de estos países que celebren esta cumbre el domingo para “discutir la situación de la nación árabe y ayudar a Jordania”.

 

Jordania ha sido testigo de manifestaciones masivas en protesta contra la nueva ley tributaria.

(Fuentes: La Izquierda Diario / Al Mayadeen)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *