Jordania: Continúan las protestas populares pese a la dimisión deHani al-Mulki. Siguen las movilizaciones y se inicia una huelga general

jordania

Jordania sigue siendo escenario de protestas contra las políticas del Gobierno de Amán, así que la dimisión del primer ministro, Hani al-Mulki, no jugó a favor.

Miles de personas salieron la noche del martes en diferentes ciudades del país para denunciar las políticas económicas del país y la reforma tributaria que forzó la renuncia del jefe del Ejecutivo. Los manifestantes además piden la formación de un gobierno de salvación nacional.

Los jordanos residentes en Amán (capital) volvieron a concentrarse en las cercanías de la sede del Gobierno, en el barrio de Yabal Amman, donde se reúnen cada noche desde el pasado miércoles. Los agentes policiales no obstante, les negaron el paso para alcanzar el edificio gubernamental.

Ali al-Obous, presidente del Consejo de Sindicatos, aseguró que los ciudadanos seguirán las movilizaciones callejeras y realizarán una huelga que comienza desde la mañana de este miércoles para conseguir sus objetivos que no consiste únicamente en el cambio de personas sino en el cambio de planteamiento.

Es importante cambiar el planteamiento y no sólo las personas”, indicó Ali al-Obous, presidente del Consejo jordano de Sindicatos de Jordania, en alusión a las protestas antigubernamentales registradas en el país.

El rey Abdulá II asignó ese mismo martes, al economista Omar al-Razzaz para el cargo que ocupaba Al-Mulki desde 2016, y formar un nuevo Ejecutivo. Abdulá II ha pedido al nuevo Gobierno revisar el sistema presupuestario e iniciar inmediatamente un diálogo sobre el borrador del derecho tributario.

Un informe publicado el lunes por el diario israelí Yedioth Ahronoth, apuntó que las protestas en Jordania es una venganza israelí-saudí de la participación de Amán en la cumbre extraordinaria de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), celebrada en mayo, que abordaba la violenta represión a los palestinos en las protestas contra la ocupación israelí y el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

A pesar de la dimisión ayer del primer ministro de Jordania, Hani al Mulki, miles de personas han vuelto a manifestarse durante la noche en varias partes del país en contra de las políticas económicas del Gobierno y de la reforma tributaria que forzó la renuncia del jefe del Ejecutivo.

Miles de manifestantes se concentraron en las cercanías de la sede del Gobierno, en el barrio de Yabal Amman, de la capital jordana, donde han acudido cada noche desde el pasado miércoles, pero la policía les impidió que alcanzaran el edificio oficial.

También se registraron protestas en otras ciudades destacadas del país, donde los manifestantes pidieron no sólo el cambio del primer ministro sino la formación de un gobierno de salvación nacional.

También el Consejo de Sindicatos, que ha liderado las protestas en contra de la reforma tributaria, aseguró que seguirá adelante con la huelga convocada para mañana, miércoles, después del exitoso paro de 24 horas de la semana pasada. ”Es importante cambiar el planteamiento y no sólo las personas”, dijo el presidente del órgano sindical, Ali al Obous.

La nueva ley pretende mejorar la administración tributaria y aumentar el número de contribuyentes en un 6 %, rebajando el umbral de ingresos exigido para pagar el impuesto sobre la renta, en el marco de las medidas dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reducir el déficit estatal.

Por su parte, el rey Abdalá II de Jordania ha expresado su “orgullo” y “honor” por la forma “civilizada” en la que los jóvenes han protestado en las calles “lo cual refleja su deseo de tener un futuro mejor”. En declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias, Petra, el monarca aseguró que “los ciudadanos tienen derecho a protestar”, reiterando su apoyo a las manifestaciones.

En una reunión con los directores de los principales periódicos del país, Abdalá II destacó que Jordania ha hecho frente a “una difícil situación económica y regional inesperada sin un plan para abordar este reto”.

El monarca jordano criticó a algunos responsables gubernamentales y les pidió que asuman sus responsabilidades: “Quien no puede desempeñar su labor debe renunciar al cargo”. El rey tendrá que designar a un nuevo primer ministro y el elegido sería al actual Ministro de Educación, Omar al Razaz, al cual está previsto que Abdalá II pida hoy formar un nuevo gobierno.

(Fuente: Resumen de Oriente Medio)

Noticias relacionadas:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *