70 Tribus del norte de Siria acuerdan luchar junto al Ejército Árabe Sirio contra las tropas de EEUU estacionadas en sus territorios

Siria 1

Representantes de unas 70 tribus locales del norte de Siria han decidido crear una unidad popular miliciana para luchar junto al Ejército sirio contra la intervención occidental y la presencia de EE.UU. en este país árabe.

El acuerdo de los representantes de las tribus fue acordado y anunciado en el transcurso del encuentro realizado en la zona de Der Hafer, en la comarca oriental de Alepo, bajo el eslogan: “las tribus sirias contra la intervención extranjera y la presencia estadounidense en suelo sirio”.

Los líderes tribales de Alepo, Al-Raqa y Al-Hasaka acordaron la formación de una unidad de resistencia popular que luchará junto al Ejército sirio para liberar todas las zonas donde se encuentren las tropas estadounidenses.

En la declaración final de la cita, los líderes de esos grupos indicaron que las unidades expulsarán mediante la lucha armada “a los intrusos ocupantes que integran a las fuerzas estadounidenses, francesas y turcas”. Indicaron, en ese sentido, que las unidades de resistencia tribal combatirán junto al ejército sirio.

También realizan  en la declaración un llamamiento “a todo el pueblo de esta soberana nación a que participe en la defensa del territorio nacional y haga frente con decisión a la ilegal presencia de tropas extranjeras en su suelo”.

Luego de rechazar la presencia de tropas de Estados Unidos y de otros países occidentales en territorio de esta nación mesoriental, los líderes tribales denunciaron que “invasores permanecen en Siria sin el permiso ni consentimiento del gobierno de este país árabe”.

Tras reafirmar que considerarán a cualquier Estado que intervenga militarmente en Siria como un ente hostil, señalaron que lucharán “contra el agresor con todas sus fuerzas y medios disponibles hasta contribuir a su expulsión”.

El documento enfatizó en la voluntad de los reunidos de preservar a Siria unida dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente y reconoció a la bandera nacional, aprobada el 22 de febrero de 1958, como única enseña de la República Árabe Siria.

Según una fuente militar siria, la nueva fuerza pondrá todo su empeño para luchar contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que cuentan con el apoyo de Washington, y a las tropas estadounidenses desplegadas en el este de Siria. Tras el estallido de la crisis en Siria, EE.UU., liderando una coalición de sus aliados, inició unas operaciones para erradicar a los grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe).

Desde altas instancias sirias se ha exigido en numeradas ocasiones a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que acabe con la presencia estadounidense. Según la Cancillería siria, el objetivo del despliegue militar de EE.UU. es dar apoyo a los terroristas y a los milicianos en las provincias de Al-Hasaka y Al-Raqa para prolongar la crisis en este país árabe.

Estas operaciones militares de EE.UU. fueron catalogadas desde el principio de “ilegales” por Damasco y sus aliados por considerarlas como una “flagrante violación” de la soberanía siria y de los derechos internacionales.

Siria 2

Reunión militar en el norte de Siria entre Arabia, Emiratos Árabes Unidos y kurdos

Por otro lado, militares saudíes, emiratíes y jordanos visitaron el pasado jueves una base militar de la coalición internacional en la región sirio/kurda de Kobani, según dijeron fuentes locales. Al Jazeera informó de que los funcionarios se reunieron con líderes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias y comandantes de campo en la coalición internacional durante su visita de 24 horas.

La Agencia Anadolu explicó que la visita tenía como objetivo establecer unidades militares árabes en la región, cuyo núcleo serían las Fuerzas Al-Sanadid, una de las facciones afiliadas a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias. Las fuentes indicaron que en el próximo período, las unidades formarían una de las Fuerzas de la Guardia de Fronteras, con fondos saudíes.

La agencia de noticias turca confirmó que cada asociado de estas unidades cobraría 200 dólares al mes, y agregó que se establecerían puntos de contacto en Al-Hasakah y Qamishli para recibir y administrar los asuntos de los asociados.

La agencia de noticias también dijo que la reunión antes mencionada se realizó con funcionarios del Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD) y del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que Turquía considera grupos terroristas. Anadolu citó a fuentes locales afirmando que en abril Arabia Saudí le envió ayuda al Partido Unión Democrática Kurda en Siria.

La agencia de noticias agregó que en octubre de 2017, el ministro saudí de asuntos del Golfo, Thamer Al-Sabhan, visitó la ciudad de Raqqa, que está controlada por el partido, y se reunió allí con funcionarios estadounidenses.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo en abril que Arabia Saudí podría tener que pagar si quiere continuar con su presencia en Siria. “Casi hemos completado esa tarea [de derrotar a Daesh] y tomaremos una determinación muy rápidamente, en coordinación con los otros en el área, sobre lo que haremos”, dijo Trump. “Arabia Saudí está muy interesada en nuestra decisión, y yo dije: Bueno, ya sabes, si quieres que nos quedemos, quizás vas a tener que pagar”, añadió.

(Fuentes: SANA / Al Manar / Hispan TV / Monitor de Oriente / Prensa Latina)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *