Huelva: Nueve caballos muertos, 60 casos de maltrato animal y tres mulos incautados, saldo final de la romería del Rocío de este año (vídeo)

violeta

Nueve équidos muertos, más de 60 intervenciones por maltrato animal y tres mulos incautados por no ser aptos para trabajar por su avanzada edad. Es el saldo que deja este año la romería del Rocío, celebrada entre el 14 y el 24 de mayo, según los datos recopilados por la organización El Refugio del Burrito, encargada, junto al Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), de velar por el bienestar animal durante la celebración.

Son cifras que reflejan el sufrimiento animal que aún persiste en esta fiesta andaluza que, pese a todo, ha conseguido una mejoría notable en las condiciones de burros, mulos y caballos en los últimos años. Según la estadística elaborada por la Junta de Andalucía, las muertes de caballos y bueyes alcanzaban las 23 hace una década. En El Rocío, según las mismas fuentes, participan normalmente unos 20.000 equinos y 200 bueyes.

Uno de los caballos muertos este año era un ejemplar de edad muy avanzada (al menos más de 26 años) que cayó de repente mientras tiraba de un carro.

No obstante, Rosa Chaparro, portavoz de El Refugio, matiza que el número de muertes no mide bien el maltrato, puesto que muchas se producen en caballos en buen estado que sufren accidentes. “Aunque es común que se preste atención a las cifras de animales muertos, el bienestar animal hay que medirlo por las condiciones en que llegan los animales, por la edad que tienen, las condiciones físicas en las que están, el cuidado, si están preñadas o si son demasiado jóvenes”, dice en conversación con Público.

También ha habido mejorías en este sentido. En la romería de este año se han dado un 30% menos de intervenciones por maltrato que en 2017. Según esta organización —que trabaja de forma voluntaria y sin ningún tipo de subvención en El Rocío desde 2014 tras firmar un convenio de colaboración con el Ayuntamiento del Almonte—, hoy por hoy, el 95% de los animales que participan “presentan buenas condiciones físicas y tienen sus necesidades básicas cubiertas”.

“De hace cinco años a ahora se ha mejorado mucho. Hay mucha más concienciación. La gente señala el maltrato cuando lo ve, incluso los propios romeros. No está bien visto llevar a tu caballo con heridas, es vergonzoso”, asegura Chaparro.

Animales demasiado viejos

Sin embargo, existe aún un número importante de casos que siguen necesitando vigilancia e intervención. Sobre todo en los caballos de alquiler, que son los más viejos y descuidados y que son arrendados normalmente por personas que no entienden del manejo de estos animales.

Es el caso de al menos uno de los caballos muertos este año; y de Violeta (foto y vídeo adjuntos), una mula que fue inmovilizada por la Guardia Civil tras hallarla abandonada sin comida ni agua en un estado de delgadez extrema y con una herida de 10 centímetros en su columna vertebral. Cleo, otra de las mulas inmovilizadas de 27 años, fue encontrada cuando tiraba de un carro de la hermandad de la Algaba.

“Tras pasar de dueño en dueño durante toda su vida, acaban el final de sus vidas, cuando deberían ser jubilados, en manos de tratantes sin escrúpulos que a pesar de comprarlos muy baratos, los intentan amortizar al máximo durante la romería alquilándolos a extraños, sin importarles su estado, el trato que se les dé o los esfuerzos a los que son sometidos. Al final del Rocío son revendidos o llevados al matadero, para obtener hasta el último céntimo que les puedan sacar”, señala la Fundación, que también denuncia la falta de asistencia veterinaria por parte de las autoridades.

Aunque no existe un tope en la edad de los animales a los que se permite asistir —algo que reclaman las protectoras— los veterinarios consideran que los mayores de 25 años y los menores de seis meses no son aptos para trabajar y no deberían hacerlo.

Por último, la organización se hace eco también de tres casos en los que se cargaron animales y carruajes conjuntamente en el mismo camión, “lo que supone un enorme riesgo para los animales y un quebrantamiento de la normativa de transporte europea”.

(Fuente: Público / Autora: Lucía Villa)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *