Pablo Hasél, sobre su entrada en prisión: “Estoy mentalizado porque de aquí a dos semanas la Guardia Civil venga a buscarme en casa”

Rap singer Pablo Hasel whose real surname is Rivadulla arrives at the National court in Madrid Spain Thursday Feb 1 2018 Prosecutors are seeking a near three-year jail sentence for the rap singer accused of exalting terrorism and slandering the monarchy and Spanish institutions In the trial Thursday in Madrid Pablo Hasel whose real surname is Rivadulla was accused of tweeting messages between 2014-16 in defense of members of ETA and GRAPO two armed groups ranked by Spain as terror organizations and also insulting police AP Photo Paul White

La Audiencia Nacional española condenó el pasado mes de marzo el rapero Pablo Hásel a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo y por injurias a la corona y a las fuerzas de seguridad del Estado Español. Esta pena, que podría ser finalmente de tres años si no paga una multa de 24.300 euros, se añadirá a la de dos años por una condena del 2015. Así pues, su entrada en la prisión es casi un hecho. La última posibilidad que tiene para evitarla es el recurso presentado al Tribunal Supremo, pero no confía . Dice que está mentalitzat para la peor situación y que cuando la sentencia sea firme quizás sólo le darán una semana para entrar a la prisión.

Hablamos con él horas después de haber vuelto de Bruselas, donde ha participado con el grupo de apoyo al rapero Valtònyc en un acto en el Parlamento Europeo. A diferencia del mallorquín, Hásel tiene claro que él optaría para entrar a la prisión: “Analizo las opciones que tengo en función de cómo puedo hacer más mal en el estado español y prefiero entrar a la prisión”.

¿En qué punto se encuentra ahora mismo vuestra condena? ¿Habéis presentado un recurso?

Presenté un recurso al Supremo, que tanto puede pronunciarse de aquí a dos semanas como de aquí a dos meses. Cuando se haya pronunciado, la sentencia será firme, y cómo que ya tengo dos años de antecedentes, imagino que tendrán más prisa para cerrarme que no con en Valtònyc.

¿Lo creéis? ¿De qué plazos hablamos?

Me dicen que cuando salga la sentencia es posible que me den una semana para ingresar en la prisión. Pero depende de muchos factores. De cuando los interese cerrarme, de la presión social del momento… Pero pueden darse mucha prisa porque tengo antecedentes. Si una cosa tengo clara es que el caso de en Valtònyc es un precedente. Mucha gente se pensaba que, como que era un caso mediático, el estado no se atrevería a llegar tan lejos. Pero que hayan pedido el euroordre y la orden de detención internacional es una declaración de intenciones de un régimen que está nervioso y va a todas. La situación se los escapa de las manos y quieren atemorizar la población porque no haya lucha ni protesta.

Antes de recurrir al Supremo, también recusasteis la jueza Concepción Espejel porque la consideráis imparcial.

Esto lo trae mi abogado. Pero en todo caso, nunca esperaré un juicio imparcial de la Audiencia española, porque es un tribunal político y fascista. Creo que no se puede esperar que no sea un tribunal represivo porque, precisamente, esta es su función. Ahora, lógicamente la recusación la hacemos porque la jueza Concepción Espejel, casada con un Guardia Civil, tiene un interés especial a condenarme. Igual que uno de los otros magistrados, Nicolás Poveda, argumenta que fue militante de la Falange.

Impresiona que habláis de los plazos en que podéis entrar a la prisión.

Puede ser de aquí a un mes o de aquí a un par de semanas… Yo ahora mismo estoy mentalitzat porque de aquí a dos semanas la Guardia Civil venga a buscarme en casa, sea por mis antecedentes o para evitar que marche cómo ha hecho en Valtònyc, a pesar de que yo he dejado claro que no lo haré. Es una posibilidad. Quizás los plazos se dilatan, pero estoy mentalitzat para la peor situación.

Si os quisierais exiliar, obviamente, no me lo diríais, pero ya habéis dicho que no lo prevéis. ¿Que el exilio tampoco os asegura la libertad. Por qué no os acaba de convencer?

Creo que cada caso es un mundo y es una decisión muy personal. En mi caso, yo he elegido este camino, la lucha contra el estado español, y no puedo analizar las cosas en función de que me iría mejor a mí personalmente. Mi camino no es individualista y lucho por una causa común. A mí me iría mejor estar exiliado, porque a pesar de que el exilio es mucho llevar y no es irse de vacaciones como algunos se piensan, puedes tener una libertad de movimientos. Y cuando estás en la prisión, no. Pero cómo que yo no analizo las cosas en función de que me interesa más personalmente sino en función de cómo puedo hacer más mal en el estado español, prefiero entrar a la prisión.

Pero desde el exilio también se puede hacer una tarea importante de denuncia del estado, y sin tener que entrar a la prisión.

Sí, y creo que el exilio puede ser muy útil. Pero en mi caso concreto, el hecho que el estado español me cierre en la prisión sería sacarle la máscara de fascismo encubierto ante todo el mundo. Y ahora que me voy moviendo y haya bastante charlas por todas partes, me doy cuenta que todo el que nos pasa a en Valtònyc y a mí abre los ojos a muchas personas, especialmente los jóvenes. Y creo que, si me fuera, no habría la misma movilización ni presa de conciencia que si me acaban cerrando en la prisión. Por otra banda, hay el factor económico. El exilio son muchos años. Quizás te pueden ayudar los primeros meses, o incluso años, pero si después no tienes un trabajo estable y no tienes recursos, sobrevivir se puede hacer difícil. Pero la cuestión que ha pesado más es como considero que puedo hacer más mal en el estado.

Habéis dicho que hacía tres semanas que no sabíais nada de Valtònyc. En las muchas horas que habéis compartido, debéis de haber hablado de esta cuestión: del dilema entre entrar a la prisión o exiliarse.

Sí que lo hablábamos y valorábamos pros y contras de cada situación. Pero no sé en qué momento determinado en Valtònyc eligió esta opción. Sí que sé que daba tumbos, pero como también lo he hecho yo en algún momento. Desde hace tiempo, pero, tengo claro que mi opción será resistir aquí.

(Fuente: Vilaweb)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *