Los kurdos y las FDS pierden el control social en zonas del norte sirio: la población árabe se rebela contra su presencia y la de los EE.UU.

kurdos

Con el apoyo de EEUU, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) y otros grupos kurdos han tomado el control sobre gran parte del territorio sirio. No obstante, los últimos informes apuntan a que los grupos armados kurdos están perdiendo el control tanto de la población local, como la lealtad de otros grupos armados.

Según apunta la agencia rusa FAN, citando fuentes locales, la agrupación Liva Tuvar el Rakka atacó posiciones de los grupos armados kurdos. El conflicto entre ambos bandos tuvo lugar después de que combatientes de las FDS irrumpiesen en la residencia de Abu Avada, el comandante de Liva Tuvar el Rakka. Para separar a ambos grupos antigubernamentales, se necesitó de la intervención de las fuerzas de la coalición estadounidense.

Además, un gran número de residentes de Al Raqa salió a las calles exigiendo la expulsión de las Fuerzas Democráticas de Siria de la ciudad. El diario Eufrates Post publicó imágenes desde la localidad de Al Shuhaila, donde lugareños llamaban a expulsar a “los perros” kurdos y aclamaban la próxima llegada del Ejército Libre Sirio, otro grupo insurgente, pero compuesto mayoritariamente por desertores árabes.

Todo esto sucede en un contexto de masivas protestas contra el reclutamiento obligatorio de los locales árabes a las filas de los grupos kurdos que tienen lugar en las zonas ocupadas por las FDS.

En señal de repudio por la presencia de los kurdos, en varias zonas bajo su control los pobladores locales levantaron banderas de la República Árabe Siria. La acción se realizó en los pueblos Kadiran, Al Salhabit, Al Jaif, Al Andanie, Al Mansur, así como de varias zonas de la ciudad de At Tabka. No obstante, esa muestra pacífica de deslealtad terminó con la intervención militar de las FDS y el arresto de los dirigentes árabes locales.

En su comentario a la agencia FAN, el director del centro de análisis Kassad, Borís Rozhin, aclaró que este auge de desobediencia tiene dos principales vectores.

“Por una parte vemos cómo los grupos orientados a Damasco se han vuelto más activas. Estos grupos salen en protestas, realizan ataques a las bases estadounidenses, atacan las patrullas de las FDS. Por otra, evidenciamos cómo el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, apoya a los grupos turkomanos, relacionados con el Ejército Libre Sirio. Con la posibilidad de cerrar la frontera [norte del territorio kurdo], estos grupos incitan a un gradual auge de la resistencia civil en las zonas de ocupación kurdo-estadounidense”, explicó el experto.

En palabras de Rozhin, la campaña de expulsión de los grupos armados kurdos de zonas donde estos suponen una minoría incluye una presión política y diplomática. Los sentimientos de protesta relacionados con la tensión étnica se deben mayoritariamente a los intentos de los kurdos de utilizar a la población árabe para cumplir con las metas establecidas por EEUU, concluyó el especialista.

(Fuente: Sputnik)

La población de Raqqa se rebela contra la presencia de las FDS y las tropas de EEUU

Un gran número de civiles continuaron sus protestas contra el reclutamiento forzado impuesto por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), de mayoría kurda y apoyadas por EEUU, en Raqqa.

La mayoría de los manifestantes en Raqqa son residentes árabes que se niegan a servir en el grupo y señalan que sólo reconocen al Ejército sirio como fuerza armada legítima. Cientos de residentes salieron a las calles el miércoles y pidieron la expulsión de las fuerzas norteamericanas y francesas de la región.

Estas protestas demuestran el rechazo de la población del noreste de Siria a las FDS y a la presencia de tropas estadounidenses y otros países occidentales, que se han desplegado en el noreste de Siria de forma ilegal y a las que los residentes locales ven como fuerzas de ocupación.

Los manifestantes han denunciado que las FDS han abierto fuego contra una multitud en el barrio de Yameh al Hassan, en Raqqa. Las FDS han declarado el toque de queda en la ciudad de Raqqa y despachado un gran volumen de refuerzos militares a la misma.

Fuentes locales han señalado que las milicias kurdas han impedido a las unidades de rescate y sanitarias entrar en el barrio de Romeileh, cuyos residentes se han manifestado contra las FDS.

El miércoles, la población izó banderas sirias en varias localidades y ciudades en la región, lo que llevó a las FDS kurdas a atacar las localidades de Kadiran, Al Salhabiat, Aayuj, Al Jayef, Al Adaniyeh, Al Tabaqa y Al Mansureh, en el oeste de Raqqa. Los militantes de las FDS han detenido a un gran número de civiles durante los asaltos y se han apoderado de los teléfonos móviles de los jóvenes en varias de las localidades mencionadas.

Las milicias de las FDS y EEUU roban petróleo sirio

Milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), en coordinación con las tropas ocupantes estadounidenses, robaron petróleo en zonas norteñas sirias por valor de más de 22.000 millones de dólares, denunció hoy un dirigente sindical.

El presidente del Sindicato de Trabajadores Petroleros en este país árabe, Ali Merei, señaló que las FDS y su patrocinador norteamericano extrajeron el combustible fundamentalmente en demarcaciones que controlan al este del río Éufrates. Alertó que el hidrocarburo saqueado se comercializa actualmente en Turquía a través de diversas vías.

De acuerdo con la fuente, en el norte sirio, incluido el campo petrolero de Al-Omar y la Compañía Éufrates, donde se encuentran grandes yacimientos, producían antes del inicio de la guerra en 2011 alrededor de 700 mil barriles de crudo al día.

Según datos oficiales, en Siria, país que produce actualmente unos ocho mil barriles de crudo por día, el ejército en los últimos tiempos arrebató a grupos terroristas unos 145 pozos de gas. El Ministerio de Petróleo, además de rehabilitar instalaciones petroleras y gasíferas en diversos territorios, explora nuevas áreas en busca de nuevos pozos de combustible.

(Fuente: Resumen Latinoamericano)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *