Córdoba: Atentado ecológico. Denuncian la apertura de una pista forestal en la zona de más valor natural del Parque de Hornachuelos

córdoba 1

Ecologistas en Acción detecta obras y el derribo de árboles centenarios en la finca La Aljabara de Cárdenas, propiedad de Alicia Koplowitz y que ya fue multada hace una década por Medio Ambiente. El colectivo lleva el caso a la Fiscalía.

La finca La Aljabara de Cárdenas es una de las más importantes de Andalucía. Sus más de 2.000 hectáreas de superficie se localizan en pleno corazón del parque natural de la Sierra de Hornachuelos, declarado reserva de la biosfera por la Unesco por sus excepcionales valores ambientales. La finca, dedicada principalmente a la caza, es propiedad de Alicia Koplowitz, una de las dos hermanas que gestiona FCC (una de las mayores constructoras de Europa). Gestionada por una de sus sociedades (Rústica Aljabara S. L.), es uno de los lugares favoritos de la hermana Koplowitz, según la crónica social.

Ecologistas en Acción ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Córdoba y la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la apertura de una pista forestal y la instalación de un cercón en la zona de máxima protección del parque natural, dentro precisamente de esta finca.

Esta asociación ha denunciado, con apoyo de pruebas documentales gráficas, la apertura de una pista forestal, el derribo de decenas de quejigos (Quercus faginea) centenarios y el alzamiento de una cerca ganadera en la finca situada dentro de la zona de reserva del parque natural de la Sierra de Hornachuelos, según la información a la que ha tenido acceso este periódico.

Según consta en la denuncia y en la documentación gráfica, la apertura del carril forestal se ha abierto en una ladera de fuerte pendiente y con una elevada cobertura arbórea de interés (quejigo –quercus faginea– como especie dominante). Un primer tramo discurre paralelo al cercado de gestión perimetral y otro tramo asciende ladera arriba. “La apertura del camino forestal ha implicado el derribo de árboles y matorral mediterráneo, así como la creación de taludes y cortes en ladera”, expone la asociación.

Igualmente, se ha denunciado la instalación de un cercón interior, utilizando en un tramo como sujeción la parte inferior del cercado de gestión o perimetral. La malla instalada descansa, a modo de faldón, hacia dentro unos 40 centímetros. Además, ha sido reforzado con una maroma o cable acerado, “incumpliendo la normativa específica al respecto”.

córdoba 2

Los hechos denunciados se habrían realizado en uno de los espacios de máximo nivel de protección del parque natural, que según el propio Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) reúne valores excepcionales, estando estrictamente prohibida la apertura y construcción de nuevas infraestructuras de tránsito o comunicación.

Ecologistas en Acción, aparte de comunicar los hechos a la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, también lo ha puesto en conocimiento de la fiscalía de la Audiencia Provincial de Córdoba, por si los hechos denunciados constituyesen un ilícito penal.

No es la primera vez que la finca propiedad de Alicia Koplowitz es denunciada. El coto de caza mayor tuvo que asumir una sanción de 20.000 euros impuesta por la Delegación de Medio Ambiente en el año 2004, poco después de que la dueña de FCC la adquiriera. Entonces, Medio Ambiente respondió a otra denuncia de Ecologistas en Acción sobre otra valla cinegética que no cumpliría con la normativa y que afectaba al libre tránsito de la fauna.

El requerimiento de Medio Ambiente obligó a la finca al pago de la sanción y a la retirada de la cerca cinegética que la rodeaba. Ahora, la denuncia es más grave. La apertura de la pista forestal supone la eliminación de ejemplares únicos en un enclave de especial protección.

La declaración de Dehesas de Sierra Morena como reserva de la biosfera por la Unesco en el año 2002 se produjo por la “singularidad” que representa en el contexto agrario mundial y en el del bosque mediterráneo en particular. El espacio, de gran homogeneidad paisajística y con el distintivo de aplicar la filosofía del desarrollo sostenible, es reconocido por su importante patrimonio natural, con grandes extensiones cubiertas principalmente de encinas y alcornoques, rodeados generalmente de pastizales, prados y matorral mediterráneo. La zona alberga asimismo una gran variedad de fauna, con especies de reptiles, anfibios, herbívoros, superdepredadores, aves, mamíferos y rapaces, según destacó la Unesco en la reunión de París en la que decidió proteger esta zona de una manera especial.

Hornachuelos fue declarado, además, parque natural por la Junta de Andalucía en 1989. En total, la superficie protegida supera las 60.000 hectáreas.

(Fuente: Cordópolis)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *