Yemen: Abdulmalik al-Houthi (Ansar Allah) denuncia estrategia occidental-saudí-sionista de ocupar puertos del país para acosar al pueblo

Yemen Hudaydah

El líder del movimiento popular de Yemen Ansar Allah, Abdulmalik al-Houthi, aseguró que parte de la estrategia de Estados Unidos en su país es ocupar los puertos con el fin de ejercer presión sobre el pueblo yemenita, el Ejército y las milicias populares de Ansar Allah. Abdulmalik realizó estas declaraciones en relación al a reciente ofensiva saudí-estadounidense contra la ciudad portuaria de Hudaydah.

Al-Houthi dijo que la batalla en el campo se lleva a cabo por oficiales sauditas y emiratíes vinculados con salas de operaciones dirigidas por Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel, y llamó al Consejo de Transición Sureño en Adén para que desempeñe su papel estrictamente contra lo que está sucediendo.

Según informó la cadena local Al Masirah, Al-Houthi acusó a Estados Unidos y el régimen de Israel de estar detrás de la agresión liderada por Arabia Saudita contra Yemen y aseguró que parte de la estrategia de Washington consiste en tomar el control de los puertos para de este modo poder ejercer máxima presión.

Del mismo modo, alabó los esfuerzos de los combatientes del Ejército y Ansar Allah en hacer frente a la agresión saudita e hizo énfasis en el derecho del pueblo de Yemen a defenderse ante los invasores extranjeros. Aseguró que Riad y sus aliados no conseguirán privar a los yemenitas de su libertad y su independencia.

También señaló los crímenes de los agresores y recordó que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han otorgado millones de dólares a grupos extremistas y terroristas activos en el territorio yemenita con el fin de hacer frente a la resistencia de las fuerzas que luchan contra los invasores y tratar de debilitarlos.

Aún así, reveló, parte de los comandantes de los grupos extremistas y armados financiados por Riad y sus aliados han mostrado su desilusión con sus patrones por la brutal campaña de ataques aéreos que llevan a cabo contra el pueblo yemenita, mientras que se da la posibilidad de que con el paso del tiempo estos den la espalda a sus patrocinadores.

“Al-Hudaydah se convertirá en tumba de los agresores”

Las Fuerzas Armadas de Yemen, junto con el movimiento popular Ansarolá, están dispuestas a neutralizar cualquier agresión de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra la nación yemení, afirma por su parte el portavoz adjunto del Ejército yemení, el coronel Aziz Rashid.

El vocero militar, en declaraciones formuladas este lunes en una entrevista con la agencia iraní de noticias Tasnim, ha rechazado los informes circulados en los recientes días en los medios de comunicación saudíes sobre avances de Riad y sus aliados hacia ciudad portuaria de Hudaydah, situada en la costa occidental de Yemen, en el mar Rojo.

Rashid ha catalogado de propaganda “falsa” las noticias saudíes sobre Al-Hudayda y, en su opinión, busca dar ánimo a sus mercenarios ante los grandes fracasos que han sufrido últimamente como consecuencia de las ofensivas del Ejército yemení.

“Al-Hudaydah se convertirá en tumba de los agresores”, ha aseverado el funcionario castrense para luego destacar el poderío militar del Ejército de Yemen, que cuenta con avanzados misiles balísticos y drones, que usa en sus ataques de represalia contra posiciones militares del enemigo saudí.

En esta misma línea, ha recalcado el fracaso del régimen de Al Saud para conseguir sus metas en Yemen, es decir, restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, así como la eliminación del movimiento Ansarolá.

La coalición militar Saudí intenta avanzar hacia Hudaydah

Mientras tanto, decenas de miles de yemeníes han huido de Hudaydah mientras se intensifican los combates en el frente de batalla cerca de la provincia occidental controlada por los hutíes, según dijo el jueves Amnistía Internacional advirtiendo que “lo peor está por llegar” si la guerra llega a las áreas urbanas.

Reuters informó que las fuerzas respaldadas por la coalición militar liderada por Arabia Saudí están  estan intentando avanzar hacia la ciudad portuaria de Hudaydah, que ha sido durante mucho tiempo un objetivo clave en la guerra, que dura ya tres años, aunque los funcionarios locales dijeron a Reuters esta semana que no planeaban atacar las áreas cercanas densamente pobladas.

El Ejército yemení y las fuerzas populares de Ansarulá liquidaron el viernes a todos los miembros de una brigada mercenaria de la coalición saudí-estadounidense en el frente de la costa oeste. La coalición y sus mercenarios intentaban en vano realizar un gran avance en este frente, con el objetivo de capturar el puerto estratégico de Hudaydah.

El corresponsal de Al Manar informó de docenas de muertos en las filas del Ejército saudí y sus mercenarios. Los soldados del Ejército yemeni y de Ansarulá destruyeron en total 13 vehículos y tanques saudíes durante la contraofensiva.

La población huye de los combates

“El impacto humano de esta nueva ofensiva militar en las áreas costeras del oeste de Yemen es claro a partir de las angustiosas historias compartidas por los civiles desplazados por el conflicto”, dijo en un comunicado Rawya Rageh, Asesora Principal de Respuesta a las Crisis en Amnistía Internacional. “Es un vistazo de lo que potencialmente se almacena en una escala más amplia si la lucha invade la ciudad portuaria de Hudaydah, que está densamente poblada”.

Hudaydah maneja la mayor parte de las importaciones comerciales de Yemen y suministros de ayuda que se necesitan de manera crítica. La alianza apoyada por Occidente acusa a los hutíes de usar el puerto para contrabandear armas de fabricación iraní, acusaciones negadas por el grupo y por Teherán.

Civiles de Zabid, Al-Jarahi, Hays y Al-Khoukhah, a unos 100-150 km al sur de la ciudad de Hudaydah, le dijeron al grupo de derechos humanos que ellos y muchos otros huyeron a la ciudad portuaria sureña de Adén, donde el gobierno yemení tiene goza de una importante presencia. La mayoría de los desplazados dijeron que solo podían financiar el viaje vendiendo sus pertenencias, según Amnistía.

Las Naciones Unidas calculan que el número de desplazados a lo largo de la costa occidental de Yemen en los últimos meses asciende a unas 100.000 personas, la mayoría de ellos de Hudaydah, la segunda provincia más poblada, según dijo el grupo de derechos humanos.

Hudaydah es un salvavidas para los yemeníes que viven actualmente en un crisis de hambruna que no deja de empeorar cada día. La llegada de suministros al puerto se ha reducido más de un 50%, dejando a 3,3 millones de yemeníes –incluyendo a 2,1 millones de niños–, desnutridos, según las Naciones Unidas (ONU).

Estratégicamente posicionado y con acceso fácil a rutas hacia el norte y el sur del país, Hudaydah está también situado al sur de Ras Isa, una terminal flotante que exporta hasta 125.000 barriles de petróleo al día desde la provincia de Marib –un enclave que ha atraído recientemente la atención de las operaciones antiterroristas de EE.UU.– convirtiéndolo en un punto estratégico.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar / Hispan TV /  / Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *