El Tribunal Supremo de Israel dice que disparar a manifestantes palestinos se hace “de acuerdo a la ley” porque son un “peligro” para los soldados

manar-05346780014968705476

El Tribunal Supremo de Israel ha avalado el uso de munición real por los militares contra los manifestantes palestinos que protestan en la Franja de Gaza al dictaminar que el uso de la fuerza letal está justificado porque los manifestantes son parte de un conflicto armado entre Israel y Hamás, informa The Times of Israel. La Corte Suprema de ha validó así la posición del ejército israelí, y da luz verde al uso de francotiradores y armas de fuego contra los manifestantes palestinos

Según el tribunal, cuya decisión fue unánime, el grupo islamista Hamás, gobernante de facto en Gaza y considerado terrorista por Israel, la UE, EEUU y otros países, “mezcla deliberadamente terroristas con civiles, incluyendo mujeres y niños, para confundir a las tropas israelíes”, indicó el diario The Times of Israel. Sin embargo, la presidenta del tribunal, Esther Hayut, declaró que la sentencia no invalida la exigencia legal de una investigación y clarificación de los hechos violentos, informó hoy la emisora de radio Kan.

Según la corte, las fuerzas de Hamás desafían a los militares israelíes  y  tiene como fin dificultar al Ejército la tarea de identificarlos. Israel sostiene que las protestas, animadas por Hamás, no pueden ser consideradas manifestaciones de civiles. El Ejército arguye que las protestas están teniendo lugar en el contexto del conflicto armado contra Hamás y que las regulaciones son las mismas que en las de un conflicto bélico.

El tribunal aceptó los argumentos de los militares al decidir que los disparos a los manifestantes se habían producido “de acuerdo a la ley” porque estos representaban “un peligro real para los soldados y ciudadanos israelíes”, según el fallo.

La decisión del tribunal se produce como respuesta a las peticiones de varios grupos civiles que solicitaron que se dictara una orden condicional que prohibiera a las Fuerzas Armadas de Israel recurrir a fuego real contra los manifestantes que no constituyan una amenaza inmediata para la vida de los soldados.

La petición fue presentada por la asociación Adalah, el Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel, el Centro Al Mezan para los Derechos Humanos, y otra presentada por la Asociación de Derechos Civiles en Israel (Acri),  la Asociación para Derechos Civiles en Israel, Yesh Din, Centro Legal para la Libertad de Movimiento (Gisha) y Centro para la Defensa del Individuo (HaMoked).

En un comunicado emitido el martes los centros Adalah (justicia), en Israel, y Al Mizan (balanza), en Palestina, informaron que en su petición, presentada ante el Tribunal Supremo de Israel por la abogada Sahad Bishara, de Adala, recordaban que las manifestaciones que llevan teniendo lugar cerca de la frontera de la Franja con Israel desde el 30 de marzo eran pacíficas y no suponían ninguna amenaza para la vida de nadie.

Los centros aseguraron que el Ejército israelí violaba el derecho internacional disparando con fuego real a los palestinos que participaban en las manifestaciones de forma pacífica, adjuntando las declaraciones de varios palestinos que habían resultado heridos de bala real en dichas manifestaciones.

Los centros pidieron al Tribunal Supremo que tramitase su solicitud antes de las próximas manifestaciones el viernes, y emitiese una orden que prohibiese el uso de munición real a los soldados israelíes a la hora de dispersar las manifestaciones.

Tras conocer el veredicto Suhad Bishara, abogado del Centro Legal por los Derechos de la Minoría Árabe en Israel (Adalah) declaró que “Esta sentencia viola el derecho constitucional más importante: el derecho a la vida y a la integridad física. No satisface una necesidad inmediata”. “Los testimonios y los vídeos muestran que los disparos con fuego real hacia los manifestantes se hicieron para dañar la vida o la integridad física”, dijo por su parte Bishara.

Para Adalah y Al Mezan, el tribunal ignoró por completo la amplia base de datos que le presentaron los peticionarios, que incluye múltiples testimonios de heridos e informes de organizaciones internacionales que participan en la documentación del asesinato y las heridas de manifestantes desarmados en Gaza.

“Vale la pena señalar que el tribunal supremo israelí se negó a ver videos que documentan tiroteos israelíes de manifestantes y, en lugar de examinar realmente el caso, aceptó completamente las reclamaciones presentadas por el estado”, aseguraron las dos organizaciones.

Las organizaciones también señalaron que “esta decisión, que justifica el fusilamiento de manifestantes, contradice las conclusiones y los resultados preliminares de las organizaciones internacionales de derechos humanos y los organismos de la ONU que documentan y evalúan los acontecimientos en Gaza”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *