Corea del Norte desmantela su polígono de pruebas nuclares y Donald Trump suspende el encuentro con Kim Jong-un y la amenaza

trump4

El presidente estadounidense, Donald Trump, canceló ayer inesperadamente el encuentro previsto con el líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong-un, en Singapur el próximo 12 de junio, el mismo día que el Estado asiático desmantela un polígono de pruebas nucleares.

En una carta dirigida a Kim y difundida este jueves por la Casa Blanca, el gobernante republicano justificó la decisión con recientes declaraciones realizadas por la RPDC, las cuales, según él, hacen inapropiado sostener la reunión planificada para el 12 de junio.

De acuerdo con Trump, “el mundo, y Corea del Norte en particular, han perdido una gran oportunidad para una paz duradera” con la cancelación del encuentro. Al mismo tiempo, advirtió del poderío militar estadounidense frente al norcoreano: “Usted habla de su capacidad nuclear, pero la nuestra es tan grande y poderosa que rezo a Dios que nunca tenga que ser usada”.

Hace solo dos días el jefe de la Casa Blanca sugirió la posibilidad de que el encuentro previsto para Singapur no llegara a realizarse en la fecha esperada y debiera posponerse, y ayer manifestó que la decisión al respecto podría anunciarse la próxima semana.

De hecho, en una entrevista que concedió este miércoles a la cadena Fox News y difundida esta mañana, señaló que había posibilidades de que el histórico encuentro se llevara a cabo. Sin embargo, achacó su decisión de hoy a “a enorme ira y abierta hostilidad” mostrada por el territorio oriental en sus últimos pronunciamientos, en referencia a la reacción de Pyongyang a una entrevista concedida por el vicepresidente norteamericano, Mike Pence.

En declaraciones a Fox News el pasado lunes, el vicemandatario sostuvo que Trump podría abandonar la cita planificada y advirtió que las conversaciones podrían terminar como el proceso de desnuclearización de Libia “si Kim no llegaba a un acuerdo”.

Tras lo dicho por Pence, el viceministro norcoreano de Relaciones Exteriores, Choe Son Hui, indicó este jueves que no podía reprimir su sorpresa “ante comentarios tan ignorantes’ de la boca del vicepresidente de Estados Unidos”.

Las palabras del compañero de fórmula de Trump hicieron pensar en los pronunciamientos realizados antes por el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, quien expresó este mes que Corea del Norte podía seguir el modelo de desarme nuclear de Libia.

Intentar la renuncia nuclear de la RPDC es” tratar de llevar a Pyongyang a un rincón”, “y este país no es Libia ni Iraq, que tras entregar su incipiente arsenal nuclear fueron arrasados y están a merced de potencias extranjeras”, afirmó la semana pasada el primer viceministro de Relaciones Exteriores de la RPDC, Kim Kye Gwan en respuesta a las manifestaciones agresivas de Pence.

La cancelación de la cumbre del 12 de junio ocurre el mismo día en que la RPDC anunció la destrucción de su centro de ensayos nucleares de Punggye-ri, un proceso que comenzó hoy y se prolongará hasta mañana con la presencia de medios extranjeros de prensa.

Listo si fuera necesario proceder militarmente contra la RPDC

El presidente estadounidense, Donald Trump, manifestó que el Pentágono está listo si fuera necesario proceder militarmente contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC), tras anunciar la cancelación de un encuentro con ese país.

En una intervención en la Casa Blanca después de dar a conocer que no tendrá lugar la reunión prevista para el 12 de junio con el líder norcoreano, Kim Jong-un, el republicano dijo que habló del tema con el secretario de Defensa, James Mattis, quien le garantizó que estarán preparados de darse ese escenario.

De acuerdo con el gobernante, también dialogó con Corea del Sur y Japón, y ambos están listos “si Corea del Norte realiza actos tontos o imprudentes”, y decididos a compartir “cualquier costo financiero o de otro tipo”. “Creo que este es un tremendo retroceso para Corea del Norte y para el mundo”, expresó el jefe de Estado, quien achacó la decisión de cancelar el encuentro a recientes declaraciones realizadas por la RPDC, las cuales, según él, “hacen inapropiado sostener la reunión planificada”.

Según el presidente norteamericano, cuando Kim esté dispuesto a un diálogo constructivo, estarán abiertos a eso, pero mientras tanto continuarán las fuertes sanciones y la campaña de máxima presión. Más allá de esa retórica, Trump dijo esperar que todo funcione bien y sostuvo que muchas cosas pueden pasar, incluyendo que el encuentro tenga lugar en una fecha posterior.

La RPDC comienza el desmantelamiento de su  polígono de ensayos nucleares

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) comenzó ayer el desmantelamiento de su polígono de pruebas nucleares con la presencia de varios periodistas de medios internacionales. El proceso, que está previsto a concluir hoy, está a cargo del Instituto de Armas Nucleares y otros organismos de la RPDC, según indicaciones del Tercer Pleno del VII Período de sesiones del Comité Central del CC del Partido del Trabajo de Corea, efectuado a mediados de abril pasado.

Tras la demolición absoluta, los túneles del campo de pruebas quedarán sellados y en ninguno de los casos, se ha hecho pública su cantidad de galerías y puertas de acceso desde el exterior. Posteriormente, será evacuado de manera ordenada el muy limitado equipo de prensa extranjera e invitados especiales a presenciar la demolición de ese sitio de ensayos nucleares, que Pyongyang puso en funciones en 2006.

La vicecanciller norcoreana, Choe Son-hui, condenó las recientes declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, cuando aseguraba que Washington y sus aliados seguían comprometidos con aplicar presión máxima sobre el régimen del líder norcoreano, Kim Jong-un para poner fin a su programa nuclear. Asimismo, calificó a Pence de “un muñeco político” y sus comentarios “ignorantes y estúpidos”.

El centro está ubicado en una remota zona intramontana, al noreste de la capital de la RPDC. Durante poco menos de 10 años, allí se realizaron con éxito seis pruebas nucleares de diferente envergadura. La última de ellas, a inicios de septiembre pasado, fue una bomba de hidrógeno de 250 kilotones, destinada a ser utilizada en cohetes intercontinentales.

Oficialmente las pruebas nucleares concluyeron el pasado 21 de abril, vísperas de la conversación en Panmunjon entre el presidente de Corea Democrática, Kim Jong Un, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-in.

Por otra parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, acogió con satisfacción el cierre del sitio de prueba nuclear en Punggye-ri, por parte de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Aunque es lamentable que los expertos internacionales no hayan sido invitados a presenciar el cierre del sitio, el máximo representante de ONU espera que el cese de tales actividades -como medida de fomento de la confianza- contribuya a los esfuerzos de paz sostenible y desnuclearización, señala un comunicado del portavoz.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *