Catalunya: La alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), se presenta a la citación judicial y denuncia ser víctima de un “juicio político”

alcaldesa CUP

La alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), ha comparecido este lunes ante el juzgado número 2 de Manresa acusada de un presunto delito de desobediencia por no haber descolgado la estelada del balcón del Ayuntamiento. Venturós ha denunciado ser víctima de un “juicio político” y no jurídico.

Según la alcaldesa, “es un juicio con un culpable ya de entrada que pone en entredicho esta falsa neutralidad a la que tanto apela el ministerio fiscal”. También ha denunciado la “complicidad” entre el Estado y los “crepúsculos de la ultraderecha”, ya que la denuncia la interpuso Societat Civil Catalana.

La alcaldesa ha respondido tanto a las preguntas del ministerio fiscal como de su defensa y ha insistido en que no retiró la bandera para responder “al mandato del pueblo”. En las conclusiones, Venturós ha querido recordar a los presos políticos y la jueza le ha pedido que “mantenga la calma” y “se centre en el procedimiento”.

El juicio ha quedado ahora visto para sentencia, pero Venturós ya anticipó que, si se la inhabilita, desobedecería. Con anterioridad a su comparecencia en el juzgado declaró en una entrevista al Via Lliure de RAC1  que, a pesar de que sí que se presentaría en los juzgados, lo hará con una estrategia “de confrontación y de no colaboración con los juzgados y los tribunales del Estado”, así como que no harría caso de la decisión del juez, en caso de que este decidera inhabilitarla.

La alcaldesa ha justificado su personación en el juicio, a diferencia de lo que hizo durante la fase de instrucción, que decidió no ir y acabó siendo detenida, porque “ahora podrían hacer el juicio sin la persona acusada y no podemos dejar que los tribunales hagan un juicio sin la posibilidad de que podamos decir alto y claro qué pensamos”.

Montse Venturós se enfrenta a seis meses de inhabilitación y a una multa de 540 euros por no haber descolgado la estelada del balcón del Ayuntamiento de Berga durante dos periodos electorales: las elecciones del 27 de septiembre del 2015 y las generales del 20 de diciembre de 2015.

El fiscal le atribuye un presunto delito de desobediencia. De hecho, el juzgado de instrucción número 1 de Berga acordó el archivo de la causa pero un recurso presentado por el ministerio fiscal llevó a la Audiencia de Barcelona a reabrir el caso.

Por otro lado, el miércoles pasado se presentó públicamente la plataforma de apoyo a Montse Venturós, Democràcia vs. Tribunals, que a estas alturas cuenta con la adhesión de una cincuentena de entidades de Berga y del Berguedà de diferentes ámbitos. La portavoz de la plataforma, Roser Valverde, ha dicho que su objetivo es “exigir la absolución de la alcaldesa y poner de manifiesto el respeto que exigimos hacia todo aquello que hemos votado y hacia nuestros derechos fundamentales como pueblo soberano”.

“A los alcaldes los tiene que poner y sacar el pueblo y ningún tribunal puede actuar en contra de estas libertades y de los derechos fundamentales que tenemos como pueblo”, ha manifestado Valverde, que ha denunciado “un intento de judicialización del derecho político”.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *