Estado Italiano: El Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte acuerdan un pacto de Gobierno que incluye expulsiones masivas de migrantes

58

El supuestamente “alternativo” Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga Norte (LN) han alcanzado un pacto de Gobierno del Estado Italiano, en el que incluyen las repatriaciones masivas de inmigrantes. El texto de este pacto tiene 57 páginas y 23 puntos de programa de Gobierno.

“Ha sido 70 días intensos, pero lo que hemos realizado es un pacto de Gobierno que solo tenía nuestras propuestas, nuestra idea de país o nuestras batallas históricas, en este acuerdo están las personas que he encontrado en campaña electoral, la calidad de vida de las madres que trabajan, los jóvenes de mi generación, las familias en dificultad y los trabajos (…). Están los italianos”, explicó Luigi Di Maio, líder del M5S (a la derecha en la foto adjunta, junto al fundador de la formación, Beppe Grillo).

“Siéntete orgullosamente italiano porque una nueva era está por comenzar”, declaró Di Maio a la militancia, a la que instó a no fiarse de “lo que dicen los periodiquillos italianos y los burócratas de Bruselas o la prima de riesgo” y de dar su visto bueno “para firmar el pacto y que comience el cambio”.

En este denominado “pacto para el Gobierno del cambio” las dos fuerzas abordan el papel que Italia desempeñará en la Unión Europea y reclaman “el pleno cumplimiento” de los objetivos en el Tratado de Maastricht de 1992. El acuerdo se ha moderado respecto a los borradores anteriores en los que indicaban la necesidad de regresar al espíritu anterior de Maastrich. Entre estos objetivos reclaman “fijar las líneas de Gobierno a la demanda y a la oferta global con el objetivo de alcanzar el objetivo concordado de promover un progreso económico y social equilibrado y sostenible” o aplicar al Banco Central Europeo (BCE) “el estatuto vigente de los principales bancos centrales del mundo”.

El programa de gobierno prevé un fuerte aumento del gasto público, que las dos formaciones pretenden evitar que repercuta en el déficit público a través de no contemplar las partidas de gasto social en los cálculos. No obstante, solicitar una quita o reestructurar la deuda no se encuentra entre los puntos del programa del nuevo gobierno italiano. Otras medidas económicas del acuerdo son programas de deducción fiscal para incentivar la compra de vehículos híbridos o el replanteamiento de la línea de tren de alta velocidad que prevé conectar Lyon con Turín.

En materia de migración, el documento que recoge el nuevo pacto de gobierno afirma que en Italia actualmente existen cerca 500.000 migrantes en situación irregular y, en consecuencia, proponen una política de repatriaciones masivas, que definen como ineludible y prioritaria. El acuerdo afirma que “es necesario superar el reglamento de Dublín” y propone “sedes de permanencia temporal de inmigrantes destinados a la repatriación”, así como redestinar recursos de acogida para financiar la expulsión de migrantes.

En este programa de Gobierno se asegura que la gestión de la inmigración es insostenible para Italia y que además el actual sistema europeo de control de flujos migratorios es “un fracaso” y “pone en discusión los acuerdos de Schengen”. Afirma que se tiene que conseguir la reducción de las presiones de los flujos sobre las fronteras y una revisión de las actuales misiones europeas en el Mediterráneo, “como la llegada a los puertos italianos de los inmigrantes sin que haya ninguna responsabilidad compartida por los Estados europeos”. Y piden la “reubicación obligatoria y automática en base a parámetros objetivos y cuantificables”.

También incluye que cualquier delito cometido de una persona en espera del estatus de refugiado suponga su expulsión inmediata con el objetivo, escriben, “de garantizar la seguridad y el orden público”. Por otra parte quieren más controles y “el cierre inmediato de todas la asociaciones islámicas radicales o mezquitas que resulten irregulares”.

El M5S ha incluido la renta para la ciudadanía, un subsidio para las personas con dificultades económicas que será de 780 euros mensuales si viven solos y durante un máximo de dos años. La medida se combina con una bajada de impuestos para todas las rentas, defendida esta por la Liga Norte, que implicará un gasto de 5.000 millones de euros y consistirá en el anunciado impuesto único o “flat tax” para las empresas y familias que oscilará entre el 15% y el 20%. Lo que reduce la progresividad fiscal, es decir, que quién más gana, más paga.

El pacto contiene una medida que ambos llevaban en sus programas, la reforma de la ley de pensiones y en lugar de que la edad de jubilación sean los 67 años a partir de 2019 proponen lo que han llamado “cuota 100” y que consentirá a los ciudadanos jubilarse cuando la suma de los años de edad y de contribución sumen 100, es decir, será posible por ejemplo retirarse con 64 años de edad y 36 de contribución.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *