Amnistía Internacional afirma que la matanza de Israel en Gaza “pudiera tratarse de homicidios deliberados” y sólo “en algunos casos”

15-de-mayo-Gaza-Amnistia-AP-PhotoAdel-Hana

Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional, ha hecho público un comunicado sobre los sucesos de Gaza en el que sostiene que se trata de “otro ejemplo terrible de cómo el ejército israelí está usando fuerza desproporcionada y munición real de un modo absolutamente deplorable. Es una violación de las normas internacionales, y en algunos casos pudiera tratarse de homicidios deliberados que constituyen crímenes de guerra”.

El comunicado de Amnistía responde a los informes según los cuales decenas de personas palestinas han perdido la vida y cientos han resultado heridas como consecuencia de los disparos del ejército israelí durante las protestas que se han llevado a cabo hoy ante la valla que separa Gaza de Israel.

“Las imágenes de Gaza hoy son terriblemente preocupantes y es fundamental que mientras la violencia sigue aumentando sin control, las autoridades israelíes controlen a su ejército y eviten que sigan perdiéndose vidas humanas y siga creciendo el número de heridos graves”, indica Philip Luther.

Ya el mes pasado, Amnistía Internacional pidió a la comunidad internacional que detuviera el envío de armas y material militar a Israel. El aumento del número de personas muertas y heridas hoy sólo sirve para poner de manifiesto la apremiante necesidad de imponer un embargo de armas, asegura.

Y añade que, si bien determinados manifestantes pueden haber cometido algún tipo de violencia, ello no justifica el uso de munición real porque, según el derecho internacional, las armas de fuego sólo pueden emplearse en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves.

El mes pasado, Amnistía Internacional presentó una investigación sobre la Franja de Gaza que demostraba que las fuerzas armadas israelíes estaban matando y mutilando a manifestantes que no representaban ninguna amenaza para ellas.

Médicos Sin Fronteras pide ayuda

Mientras tanto, los primeros informes médicos recibidos de Gaza por Médicos Sin Fronteras indican que decenas de personas han recibido disparos en la cabeza o en el pecho.

“Lo sucedido ayer en Gaza es inaceptable e inhumano: hay 55 muertos, seis de ellos niños, y 2271 heridos, incluidos 1359 con munición real, según las autoridades sanitarias de la Franja de Gaza”

Es sobrecogedor ser testigos de cómo un número tan elevado de personas desarmadas recibe disparos en tan poco tiempo, señala la oenegé, que afirma que “nuestros equipos médicos están trabajando a contrarreloj, tal y como llevan haciendo desde el 1 de abril, ofreciendo atención quirúrgica y cuidados postoperatorios a hombres, mujeres y niños. Seguirán haciéndolo hoy, esta noche, mañana y hasta que sea necesario”.

Añaden que en uno de los hospitales donde trabajan, “la caótica situación puede compararse con la que vivimos tras los bombardeos durante la guerra de 2014, con una afluencia masiva de heridos en unas pocas horas y el personal médico totalmente desbordado. Ayer, nuestros equipos realizaron más de 30 intervenciones quirúrgicas, algunas con dos o tres pacientes en el mismo quirófano e incluso en los pasillos”.

MSF sostiene que este baño de sangre es la continuación de la política del ejército israelí de las últimas siete semanas: disparar con munición real a los manifestantes, bajo la suposición de que cualquiera que se acerque a la valla de separación es un objetivo legítimo. La mayoría de los heridos se verán condenados a sufrir lesiones de por vida.

Marie-Elisabeth Ingres, coordinadora general de MSF en los Territorios Palestinos Ocupados, señala que “con el anuncio de nuevas manifestaciones para hoy martes 15 de mayo, día en que los palestinos celebran la ‘Nakba’ (catástrofe, en árabe), el ejército israelí debe detener el uso desproporcionado de la violencia contra los manifestantes palestinos”.

(Fuente: Resumen Latinoamericano)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *