Cádiz: Colectivos LGTBI, feministas y de defensa de los derechos humanos se concentran contra actos públicos de Hazte Oír (vídeos)

1

Banderas arco iris y carteles por la libertad de género y la diversidad en la concentración de plaza España. La convocatoria ha sido promovida por colectivos LGTBI de la provincia, y secundada por representantes políticos de Podemos, IU y Partido Socialista. El motivo, rechazar el discurso de la plataforma HazteOir que había anunciado la lectura de una declaración contra la tramitación de la reforma propuesta por Podemos conocida como Ley LGTBI. El colectivo habia anunciado que traería a Cádiz su polémico autobuús que contiene controvertidos mensajes como “los niños tienen pene y las niñas tienen vagina”.

Una convocatoria que ha sido duramente cuestionada por representantes de partidos de izquierda, que consideran que la organización HazteOir trasmite un discurso de odio hacia el colectivo homosexual o trans. Las asociaciones Cádiz Diversa o Transhuellas han reclamado además al Ejecutivo central que retire a la organización HazteOir la declaración de entidad de interés público.

Un centenar de personas se han concentrado en la plaza de España donde finalmente, no se ha celebrado el acto anunciado por HazteOir. Según ha denunciado esta plataforma en sus perfiles de redes sociales, el portavoz de la organización en Cádiz ha sido agredido en la ciudad por un grupo de radicales, que según su versión, le habrían causado lesiones en un dedo.

Asociaciones LGTBI, feministas y en defensa de los derechos humanos de Cádiz tildan de “éxito” la concentración de este jueves en la plaza España de Cádiz rechazando el “nuevo intento” de la organización ultra Hazte Oír de fomentar su “discurso de odio”. Mientras, el delegado de esta entidad en la provincia dice haber sido agredido “a manos de un grupo de radicales” cuando iba camino del acto, y responsabiliza de ello al alcalde. Supuesta agresión de la que se desvinculan los convocantes de la protesta.

Asociaciones LGTBI, feministas y en defensa de los derechos humanos de la provincia de Cádiz consideran un “éxito” la concentración llevada a cabo este jueves en la plaza España de Cádiz rechazando el “nuevo intento” de la organización ultracatólica y ultraconservadora Hazte Oír de fomentar su “discurso de odio”.

Así, esta controvertida entidad que gracias al Gobierno de Rajoy mantiene beneficios fiscales al ser considerada de ‘utilidad pública’, convocaba este jueves en la Bahía dos actos para seguir divulgando sus mensajes anclados en siglos pasados contra el derecho a la libertad sexual de las niñas y los niños. Y más allá de mediodía anunciaba la lectura de un manifiesto al respecto junto al Monumento a las Cortes de 1812, con el que denunciar el “adoctrinamiento sexual” de la Ley para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI aprobada en el Parlamento andaluz.

2

Para boicotear este acto, se han congregado en la misma plaza decenas de personas de toda la provincia de diferentes colectivos, asociaciones e incluso militantes de PSOE, Podemos e IU, que “han pasado una jornada de confraternización y serenidad a pesar de las amenazas de Hazte Oír”.

Y finalmente, lo que podría haberse convertido en una mera anécdota de cinco personas leyendo un texto rancio en soledad (algo parecido a ese singular acto en defensa de España que esta misma entidad organizaba también en la capital meses atrás), o bien rodeado de banderas arcoiris, ha ganado protagonismo por un supuesto incidente, del que se desvinculan totalmente las organizaciones que se han manifestado en la céntrica plaza de España.

Así, el delegado de Hazte Oír en Cádiz, Pedro Mejías, dice haber sido agredido “a manos de un grupo de radicales” cuando salía de un bar camino del evento programado. Según el relato de Hazte Oír remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, “un grupo de unos 15 jóvenes ataviados con camisetas negras -algunas de ellas con la palabra ‘ultras’- ha rodeado, insultado y atacado por la espalda a la comitiva”. Y uno de “los violentos” llegó a golpear a Mejías en la cabeza con la pizarra del menú de un establecimiento próximo al lugar de la convocatoria. “El resto de los agresores le ha increpado con expresiones como ‘mariquita, no te queremos aquí’ y se ha dirigido a las chicas que le acompañaban llamándoles ‘cerdas’”.

El agredido ha acudido posteriormente a las Urgencias del Puerta del Mar de Cádiz para realizarse varias pruebas y asegura que denunciará los hechos ante la Policía –en el parte difundido a los medios solo se incluye la realización de radiografías de la cabeza y una mano, pero no de si hay o no lesiones-. Eso sí, antes de entrar en el centro hospitalario a Pedro Mejías le ha dado tiempo de grabarse un video y de acusar al alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, de ser “responsable moral” de la agresión, “quien se ha dedicado a llamarnos transfobos, casposos y de extrema derecha en los últimos días”.

“Cádiz está por la diversidad, porque nunca resta y siempre suma. Y el colectivo de extrema derecha, Hazte Oír, lo que promueve es una ideología de género que excluye a las demás identidades, lo cual no tiene cabida en nuestra sociedad”, afirmaba el primer edil antes de la polémica convocatoria.

Para la tarde, Hazte Oír mantenía el acto convocado en el Hotel Bahía Sur de San Fernando, bajo el lema ‘Familia, vida y libertad’, y a las puertas del mismo también se han repetido las protestas. Al respecto, la alcaldesa isleña, Patricia Cavada, ha optado estos días por ignorar este tipo de convocatorias de “un colectivo minoritario que reúne a un número mínimo de personas” cuyos mensajes “están en otro tiempo”.

Mientras los grupos que trabajan a favor de los derechos de las personas LGTBI (lesbianas, gays, personas transgénero, bisexuales, e intersexuales) en Cádiz, en el comunicado remitido a este periódico, rechazan el uso de la violencia. “Luchamos para que nuestras y nuestros menores no sufran la violencia que Hazte Oír propaga con su discurso. Por ello, sólo hacemos uso de actitudes pacíficas y de resistencia sin violencia”, apostillan.

De esta manera, se desvinculan de la supuesta agresión con un cartel a uno de los representantes de Hazte Oír. “Lamentamos un acto que ha sucedido, según nos cuentan, a varias calles de distancia de donde nos encontrábamos. Hemos pasado una jornada amable y seguiremos luchando desde la no-violencia por los derechos del colectivo LGBTIQ+”, concluyen.

(Fuentes: Diario Bahía de Cádiz / OCádiz Digital)

Vídeos:

 

 

Noticia Relacionada:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *