Palestina: Un muerto y más de cuatrocientos heridos, cerca de cien de bala, en el sexto viernes de la Gran Marcha del Retorno en Gaza

TOPSHOT - Palestinian protesters flee from incoming teargas canisters during clashes with Israeli forces along the border with the Gaza strip east of Gaza City on May 4 2018 on the sixth straight Friday of mass demonstrations calling for the right to return to their historic homelands AFP PHOTO MAHMUD HAMS

Miles de palestinos se unieron a las protestas en el sexto viernes consecutivo de la Gran Marcha del Retorno en la fontera impuesta que separa la Franja de Gaza del Estado de Israel. Más de 400 palestinos han resultado heridos en el sexto viernes consecutivo de protestas en la Gran Marcha del Retorno, en la frontera que separa Gaza de Israel.

Las manifestaciones de este viernes se realizaban bajo la divisa de “Viernes de los Trabajadores Palestinos” por realizarse tres días después del Día Internacional de los Trabajadores. Los participantes denunciaron la difícil situación de los trabajadores palestinos en el bloqueado enclave costero, donde más del 40 por ciento de la población está desempleada.

Al menos 82 de las víctimas presentan heridas de bala, mientras que 800 ha sido atendidos por efectos de los gases lacrimógenos lanzados por los soldados israelís, según han informado fuentes palestinas. Desde que empezaron el pasado 30 de marzo las protestas para reinvindicar el derecho de los palestinos a regresar a las tierras de donde fueron expulsados o huyeron tras la creación del Estado de Israel en 1948, un total de 49 manifestantes palestinos han muerto, la mayoría por disparos de soldados hebreos, y al menos 7.000 han resultados heridos, de ellos cerca de mil por fuego real del ejército israelí.

El muerto más reciente, de 19 años, perdió la vida este viernes en un hospital luego de haber sido herido de gravedad. El joven se llamaba Anas Abu Asser y era residente del barrio de Tal al-Hawa (sur de Gaza). Su muerte fue ocasionada por las graves heridas de los disparos recibidos por francotiradores israelíes el viernes anteior. Un total de 480 palestinos han resultado heridos, 82 han sufrido heridas de bala, mientras que el resto han sido atendidos por intoxicación respiratoria, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

“A lo largo del día aproximadamente 7.000 palestinos han participado en las protestas en cinco localidades a lo largo de la franja de Gaza”, ha informado el Ejército israelí. En el texto se afirma que  los manifestantes “son violentos, queman neumáticos, lanzan piedras a la valla de seguridad y a los soldados y vuelan cometas con objetos ardiendo con la intención de provocar fuegos en territorio israelí”.

Durante las protestas de este viernes fuentes palestinas informaron del derribo a pedradas de dos drones israelís con cámaras por parte de manifestantes; el Ejército confirmó la caída de sus aparatos que estaban “en misión de documentación”.

Antes de que comenzaran las protestas, el Ejército israelí advirtió a los palestinos que no mandaran cometas con bombas incendiarias hacia Israel, como ha venido sucediendo en las últimas semanas. sin embargo algunos participantes anunciaron que lanzarían 300 de ellas hacia Israel para quemar campos de cultivo.

También se reportan en esta jornada protestas palestinas en la Cisjordania ocupada. Un número indeterminado de manifestantes fueron afectados por la inhalación de gases lacrimógenos lanzados por los soldados israelíes.

Un paramédico de la Media Luna Roja Palestina fue herido en una pierna por una bala de acero recubierto de goma, mientras prestaba primeros auxilios a los manifestantes en el lugar de los choques.

Entre los afectados se cuentan tres periodistas, quienes se suman a otros dos profesionales de la noticia baleados a muerte por los efectivos de Tel Aviv en jornadas de protestas anteriores, a pesar de que llevaban visible en sus chalecos el letrero de prensa (Press), denuncian los organizadores. Fuentes locales han detallado que entre los heridos figuran tres periodistas, identificados como Abdulrahman al Jatib, afectado por inhalación de gases, Sulaiman Abú Zarifa, alcanzado en un pie por un bote de gas lacrimógeno, y Hamza Shami, alcanzado por uno de esos botes en un hombro.

El uso de balas letales contra manifestantes ha sido criticado desde dentro y fuera de Israel, y organizaciones de derechos humanos han pedido al Tribunal Supremo israelí que cancele las reglas de combate que permiten a los soldados disparar contra manifestantes puesto que no son una amenaza inmediata ni concreta para la vida humana.

La respuesta militar israelí contra las manifestaciones ha recibido críticas por parte de diversas organizaciones no gubernamentales, y B’Tselem pidió a principios de abril a los militares de Israel que desobedezcan las órdenes de abrir fuego contra manifestantes.

“Una orden que permite abrir fuego contra civiles desarmados es absolutamente ilegal. La responsabilidad de emitir estas órdenes ilegales y sus consecuencias letales recaen sobre los responsables políticos, y ante todo el primer ministro, el ministro de Defensa y el jefe del Ejército”, indicó la organización israelí.

Así, resaltó que “el uso de fuego real contra personas desarmadas que no suponen un peligro para nadie es ilegal”, al tiempo que reiteró que “no es permisible ordenar a los soldados que abran fuego contra personas que se acerquen a la valla, la dañen o intenten cruzarla”.

El Gobierno israelí respondió diciendo que las protestas palestinas en la frontera con Gaza caen dentro de la categoría de estado de guerra, de modo que las leyes de derechos humanos no aplican a las normas de combate.

Uno de los valientes jóvenes de la Marcha, Shifa Abu Qadas de 28 años, les dijo a los medios de prensa que cubrían este Viernes de Ira, que “había participado todos los viernes en la Marcha. Regresaremos a nuestra casa hoy, mañana o más adelante.

No tengo miedo. Solo se muere una vez, me honra ser mártir por mí pueblo”. Mártir 50: Por su parte, el portavoz del Ministerio de Salud de Hamas en Gaza, Ashraf al Qidra, informó que ayer jueves luego de una agonía de 6 días falleció el chico Anas Shawik Abu Asser de 19 años, del barrio de Tal al-Hawa en la ciudad de Gaza por el disparo recibido en su cabeza el pasado viernes en la Marcha, convirtiéndose en el mártir 50 en 6 semanas.

Mientras su pueblo está envuelto en sangre con 50 mártires y más de 8 mil heridos, el jefe del corrupto gobierno de la Autoridad Nacional Palestina- ANP, Mahmoud Abbas, les “pidió perdón a los judíos por si los ofendió al cuestionar el holocausto” durante la ilegal sesión del Consejo Nacional Palestino en Ramallah sin la participación de Hamas, el FPLP, la Jihad y los grupos de la resistencia palestina. Con total desprecio por su pueblo martirizado en su lucha por el retorno y la liberación de Jerusalem, sin ética ni moral, Abbas, según ‘Palestine News Network’, comentó: “Si mi declaración ofendió a la gente, especialmente a los de fe judía, les pido perdón.

“Les aseguro que no era mi intención, reitero mi respeto por los judíos, así como por otras religiones monoteístas. También reitero nuestra condena al holocausto, como el crimen más atroz de la historia y expresar nuestra simpatía por las víctimas”, afirmó.

“De Igual modo, condenamos el antisemitismo en todas sus formas y confirmamos nuestro compromiso con la solución de 2 estados y vivir (con los israelíes) codo con codo en paz y seguridad”. Lamentablemente no recordó el Holocausto palestino en manos de los europeos-judíos y por los israelíes a partir de 1948, ni el antisemitismo que sufre el pueblo semita palestino.

(Fuentes: Palestina Liberation / Palestina Libre / Al Mayadeen / SANA / Reuters / AFP / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *