Siria detecta planes norteamericanos de otro montaje de “ataque químico”. Rusia a cusa a EEUU de adiestrar grupos para realizarlos

ataque quimico

Una fuente cercana a la Inteligencia de Siria ha revelado que los servicios secretos de Estados Unidos están preparando una nueva acusación de ‘ataque químico’ contra Damasco cerca del campo de hidrocarburos de Jafra, en la provincia oriental de Deir Ezzor.

En declaraciones concedidas este jueves a la agencia rusa de noticias Sputnik, la fuente ha precisado que la nueva escenificación de Washington está liderada por un exintegrante del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

“Los servicios especiales de EE.UU. están tramando una provocación con el uso de sustancias prohibidas en Siria. El operativo, que consiste en escenificar un ataque químico contra civiles y difundirlo en los medios, corre a cargo de un excombatiente de EIIL, Mishan Idris Hamash”, ha dicho.

Asimismo, informa de que los preparativos para el montaje comenzaron el pasado 23 de abril y, añade, para grabar el supuesto ataque químico el excombatiente de la banda ultraviolenta y su equipo ya están trasladando civiles a un territorio cerca del yacimiento petrolífero de Jafra, a unos 27 kilómetros al este de Deir Ezzor, cerca de una base de militares estadounidenses.

A continuación, la fuente siria también ha precisado que Hamash tiene la intención de implicar a su hermano, Mohamed Ramadan al-Idris, y miembros de su familia, en el rodaje.

EEUU prepara a grupos para escenificar ataques químicos

Ya el pasado mes de marzo, el Ministerio de Defensa de Rusia denunció que existen señales claras de que Estados Unidos está formando a ciertos grupos armados para que lancen ataques con armas químicas en Siria y así poder justificar sus futuras operaciones contra el Ejército sirio.

Según el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, el teniente general Serguéi Rudskoy, Rusia sabe “a ciencia cierta” que cerca de la ciudad siria de Al-Tanf, cerca de la frontera con Jordania e Irak, los militares estadounidenses están entrenando a varios grupos armados para “llevar a cabo provocaciones con el uso de armas químicas” y acusar al Gobierno sirio, recoge la agencia oficial rusa TASS.

De hecho, EE.UU. ya ha enviado en convoyes humanitarios “20 contenedores” con sustancias venenosas al sureste de Siria y a zonas bajo su control o el de sus aliados, precisa el alto mando militar ruso.

El grupo terrorista Frente Al-Nusra (actualmente denominado Frente Fath Al-Sham), con el apoyo de los llamados rescatistas voluntarios “cascos blancos”, prepara un montaje de un ataque químico en las localidades de Al-Gabit y Qalb Loze, situadas a 25 kilómetros al noroeste de Idlib (noroeste de Siria), precisa Rudskoy.

Estas provocaciones químicas, que serán ampliamente cubiertas por los medios occidentales, “deberán servir como una excusa para que EE.UU. y sus aliados ataquen instalaciones militares y gubernamentales en Siria”, ha alertado. De hecho, “En la parte oriental del mar Mediterráneo, en el Golfo Pérsico y en el mar Rojo se han desplegado grupos con misiles de crucero de emplazamiento naval” de EE.UU. y sus aliados, señala.

Montajes para justificar ataques

En abril de 2017, la Marina estadounidense lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea Al-Shairat del Ejército sirio, tras acusar a Damasco sin presentar pruebas de un ataque con gas químico en la localidad de Jan Sheijun, sita en la provincia de Idlib.

A principios de abril, EE.UU. y sus aliados occidentales acusaron al Gobierno sirio de un ataque químico en la localidad de Duma, en la región de Guta Oriental, sin ofrecer una prueba, algo que a juicio de Rusia fue una “puesta en escena”.

Bajo pretexto de tales acusaciones, EE.UU., el Reino Unido y Francia la madrugada del 14 de abril efectuaron bombardeos contra Siria sin la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y antes de que terminaran las investigaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) al respecto.

En esta línea, el representante de Rusia ante la OPAQ, Alexandr Shulguín, ha advertido que la paciencia de Moscú ante las provocaciones de EE.UU. contra Siria tiene un límite, por lo que ha dejado un fuerte mensaje sobre lo que será la respuesta si el suelo sirio es atacado otra vez.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *