Nace en Sevilla CACTUS, asociación contra el “turismo frenético que erosiona y elimina la vida de nuestros barrios”

Nace colectivo contra la turistizacion frenetica en sevilla

Diversas asociaciones vecinales sevillanas y personas a título individual se han unido en el “Colectivo-Asamblea Contra la Turistización de Sevilla” (Cactus), que surge con el fin de “generar propuestas y discursos alternativos al turismo frenético que erosiona y elimina la vida de nuestros barrios”.

Así lo indican desde el propio colectivo en un comunicado difundido este domingo en el que explican que, “para conocer mejor las causas y las consecuencias” del proceso que se conoce como ‘turistización’, diferentes colectivos sociales organizaron el Encuentro sobre Turistización, Resistencias y Alternativas (Entra) el pasado noviembre, donde “se debatieron experiencias, estrategias y propuestas de cara al futuro”.

Desde entonces, “distintas personas y asociaciones sevillanas que participaron en aquellas jornadas han continuado organizándose, centrando los debates en torno a los temas que más preocupan sobre los efectos del turismo en nuestra ciudad”, y, “de esas discusiones, redes de solidaridad, amistad, alegría y ganas de luchar, brota el Cactus”.

Para los impulsores de este colectivo, “los barrios centrales e históricos de Sevilla se están convirtiendo progresivamente en un desierto social”, y “la creciente expulsión de residentes, de actividades y comercios tradicionales, la regresión del espacio público en beneficio del negocio turístico, o la precariedad a la que se somete a las empleadas en el sector, hacen de aquellos barrios un territorio árido, cada vez menos amable para ser habitado”.

Consideran desde el Cactus que “la masificación turística vacía de contenido social la ciudad y la convierte en una mercancía, un espacio en venta cual parque temático”.

El Cactus se ha integrado en la recién creada red de ciudades del sur de Europa ante la turistización (SET, en sus siglas en inglés), y “ha sido invitado a la cumbre mundial del World Travel & Tourism Council (WTTC)”, según anuncia el propio colectivo, que aspira a seguir “trabajando a escala local en varios ejes temáticos, invitando a sumarse a todas las personas preocupadas por el tema”.

“A escala transnacional, tejeremos espacios de colaboración e intercambio con colectivos de los países europeos más golpeados por la crisis que, no sin sorpresas, son también los que proponen la salida de la misma mediante el incremento de la actividad turística a costa de nuestras vidas”, añaden desde el Cactus.

Por su parte, el gobierno local reconoce que en algunas barriadas hay “expulsión” de residentes habituales por el turismo.

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, Antonio Muñoz, reconoce que existe un problema con la presión sobre los alquileres provocada “en parte” por los alquileres turísticos y aboga por trabajar para atajar esa situación.

Tras valorar la creación del Colectivo-Asamblea Contra la Turistización de Sevilla, Muñoz señala que la proliferación de pisos turísticos, “como en otras ciudades”, provoca “una presión sobre el mercado del alquiler de vivienda y en algunas barriadas hay expulsión de residentes habituales que llevaba bastantes años viviendo en esos barrios”, al cambiar el destino de esos pisos a turísticos.

Pese a ello, indica que entre 2011 y 2017 han sido 18.000 las viviendas desocupadas o en ruinas que han pasado a estar ocupadas. De esa cifra, 6.000 se han destinado a primera residencia y 12.000 para oficinas o negocios, pero mayoritariamente a pisos turísticos.

Muñoz indica que se ofertan en la ciudad unos 12.000 pisos, por lo que la cifra “coincide con las desocupadas o en ruinas que se han convertido”. “En algunos casos está habiendo construcción o rehabilitación de vivienda vacías para turísticos”, incide. En este marco, afirma que el Ayuntamiento va a aumentar las inspecciones para que no haya vulneración de la legislación urbanística, va a estudiar un aumento de la tipología fiscal que pueda aplicarse a estos pisos para las próximas ordenanzas y recuerda que se aprobó en el pleno la elaboración de una ordenanza urbanística y turística que pueda regular su implantación.

“Ahora hay un vacío legal y el decreto de la Junta no frena la proliferación, algo donde la ordenanza jugará un papel importante porque establecerá distintas zonas de la ciudad, teniendo en cuenta que el problema no está en todas las áreas, y se establecerán requisitos y limitaciones a la hora del desarrollo de estos pisos”, recalca, tras detallar que la citada ordenanza, que arrancará con una consulta ciudadana, se iniciará en 2018 con el objetivo de que pueda aplicarse en este mandato.

(Fuente: Sevilla Actualidad / Sevilla.Info / Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *