La otra manifestación del 1 de Mayo en Huelva: Los sindicatos combativos se unen nuevamente para plantar cara a la patronal

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este 1 de Mayo USTEA, S.U. y CGT convocan a la clase trabajadora de Huelva, “la que representa a la mayoría de la población”, a una manifestación que tendrá lugar este martes a las 12.00 horas con salida desde el antiguo estadio colombino.  Los Sindicatos Alternativos y Combativos, tal y como les gustan que les llamen para “distanciarse de las acciones del sindicalismo tradicional de CCOO y UGT”, se unen otra vez en las calles para visualizar que la lucha obrera es el único camino para revertir la situación de falta de derechos laborales, de libertades individuales, y  de justicia social que sufren  las personas con violencia con esta estafa  de gigantes proporciones a la que se empeñan en llamar crisis desde las instituciones.

Será otra manifestación alternativa a la que se ha convocado a las 12.00 horas desde la antigua estación de Renfe de la Avenida de Italia hasta la Plaza de la Merced y que cuenta con el apoyo también de los partidos políticos como PSOE o IU.

Vuelven a salir a la calle para manifestar la indignación, la protesta colectiva y, también, la determinación y voluntad de dar un vuelco al modelo de sociedad en que los poderes financieros y los diversos gobiernos nos tienen atrapados y atrapadas.

Según el comunicado de las organizaciones convocantes: Han universalizado la miseria, nos lo han quitado todo: los empleos con derechos, los servicios públicos, la sanidad, la enseñanza, los transportes públicos, las comunicaciones, las energías (el agua y la electricidad), las viviendas, el acceso a la universidad, a la cultura, a la justicia, los cuidados a las personas dependientes (ancianas, enfermas y niñas). Nos han quitado el derecho a decidir y a protestar. Nos han arrebatado el derecho a ser personas libres que puedan vivir con dignidad.

La corrupción campa a sus anchas y se ha  extendido a todas las instituciones, políticas, empresariales, judiciales, policiales mientras se encarcela la disidencia y se persiguen a las personas que luchan por la justicia Social. Los sindicatos del régimen  son exculpados de toda mácula de los Eres de Andalucía, tarjetas opacas de Bankia, sobresueldos a cargos sindicales…

Los desahucios no paran en nuestra provincia, desde la fiscalía de Medio Ambiente se criminalizan las alternativas a la despoblación rural, las pensiones de nuestros mayores bajan, la precariedad campa a sus anchas en los principales sectores productivos de Huelva.

Por si esto fuera poco, intentan poner una mordaza a la sociedad para que no proteste, para que se conforme, imponiendo el terror y el miedo a base de represión policial, de represión económica, de encarcelar a personas inocentes. Están atándonos de pies y manos como en los tiempos más duros del franquismo, sin escrúpulos y sin planteamiento moral alguno.

La movilización en las calles debe persistir, con procesos electorales y sin ellos, unificando luchas, practicando la solidaridad y el apoyo mutuo, demostrando que no tenemos miedo, que nos sobra dignidad para luchar como clase, que no vamos a dejar que nos roben nuestro futuro, el de nuestros hijos e hijas y el del planeta que se empeñan en destruir para generar más riqueza a las empresas a consta de envenenarnos y llenarnos de basura.

Tenemos que obligarles a derogar todas las leyes antisociales que nos han impuesto, las reformas laborales, las leyes Mordaza, acabar con la negociación de los tratados de libre comercio, negarnos a que se pague la deuda con el dinero público porque es ilegítima e injusta, recuperar los servicios públicos robados, terminar con la crueldad de los desahucios, conseguir la renta básica para todas y todos, repartir la riqueza y el trabajo en definitiva. Es la obligación que nos toca a nuestra generación, por nosotros y nosotras y porque lo contrario sería un desastre para las generaciones venideras.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *