Palestina llevará al Consejo de Derechos Humanos de la ONU los crímenes cometidos por Israel en la frontera de la Franja de Gaza

gaza

El representante de Palestina ante la ONU, Riad Mansur, anunció hoy que ultiman detalles para presentar ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra un informe sobre las atrocidades cometidas por Israel en la Franja de Gaza.

Por cuarta semana consecutiva, este viernes también volvemos a hacer una petición al Consejo de Seguridad para que asuma una postura sobre los asesinatos de manifestantes palestinos pacíficos por parte de las fuerzas de Tel Aviv, dijo a la prensa.

Mientras tanto, en Ginebra comenzarán pronto las consultas con miembros del Consejo de Derechos Humanos con el fin de realizar una investigación imparcial y creíble sobre estos hechos, puntualizó. “No podemos permitir que la comunidad internacional continúe paralizada cuando se cometen horribles crímenes contra Palestina”, señaló.

Además, Mansur se refirió a la reciente intención manifestada por Israel de realizar su investigación al respecto y cuestionó la imparcialidad y credibilidad que puede tener una pesquisa liderada por los propios perpetradores. En ese sentido, recordó el llamado del máximo representante de la ONU sobre una investigación independiente e imparcial para esclarecer lo que está sucediendo en la valla fronteriza en Gaza.

Por medio de una carta enviada al secretario general de la ONU, António Guterres, al Consejo de Seguridad y a la Asamblea General, Palestina pide protección para su pueblo, ya que la potencia ocupante -Israel- ha fallado en ello, aseveró.

En Gaza y otros territorios ocupados continúa la matanza contra los palestinos. De hecho, cientos de judíos se reunieron este viernes en la sede de la misión de Israel ante la ONU, en Nueva York, para demandar que acabe esa masacre, destacó Mansur

Debemos aprender de la resistencia del pueblo palestino: inspirados en su tesón, seguiremos tocando la puerta del Consejo de Seguridad como durante las últimas semanas y esperamos que uno de estos días respondan, apuntó.

Hace cuatro semanas, poco después de la brutal represión contra los manifestantes pacíficos de la Gran Marcha del Retorno, Palestina exigió una postura al Consejo de Seguridad y pidió que presionara para detener las agresiones de militares israelíes.

Pero hasta la fecha, el órgano de 15 miembros sigue sin manifestarse al respecto, ni siquiera por medio de una declaración de prensa, como aspiraban varios países árabes. La cifra inicial de muertes tras las primeras protestas a finales de marzo fue de 15 personas y en la actualidad, asciende a 40, entre ellos varios menores de edad, precisó Mansur.

El diplomático árabe reiteró el pedido de protección para su pueblo ante las atrocidades del ejército de Israel y convocó a países de todo el mundo a participar el 26 de abril en el debate abierto del Consejo de Seguridad sobre el tema palestino. Por su parte, el coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz en el Medio Oriente, Nickolay Mladenov, dijo sentirse muy preocupado por la situación a lo largo de la valla de Gaza.

Este es el cuarto viernes consecutivo en que presenciamos bajas palestinas, lamentó e insistió en que las fuerzas de seguridad israelíes deben calibrar el uso de la fuerza y sólo emplearla como último recurso.

La movilización palestina que incluye el levantamiento de campamentos improvisados en las cercanías de la frontera, proseguirá hasta el 15 de mayo, cuando se conmemora la Nakba (catástrofe). Precisamente, esa es la fecha de la creación del Estado de Israel en 1948 y el inicio del éxodo forzoso de unos 750 mil palestinos de sus tierras ancestrales.

La OLP denuncia la nueva postura de Washington sobre la ocupación

Por otro lado, Ahmad Majdalani, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), denunció hoy la eliminación por el Departamento de Estado norteamericano del término territorios ocupados de su informe anual de derechos humanos.

Intentar abolir la descripción de la ocupación de estos territorios palestinos (la Cisjordania ocupada, Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza) ilustra ‘la complicidad de Estados Unidos con la ocupación israelí’, afirmó Majdalani en un comunicado.

Los pasos dados recientemente por el Gobierno de Donald Trump con respecto al conflicto palestino-israelí, agregó en referencia al reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado de Israel, lo convierten en cómplice de la ocupación y desacreditan a Washington como mediador en el proceso político regional.

Las ejecuciones del ejército israelí de civiles palestinos desarmados en la Franja de Gaza durante las manifestaciones de las últimas tres semanas, sostuvo el dirigente de la OLP, son un claro ejemplo de los continuados crímenes israelíes contra el pueblo palestino en las tierras ocupadas.

Al respecto, Majdalani pidió la formación de una comisión internacional de investigación para estudiar la responsabilidad del ocupante israelí en esos crímenes, y proporcionar protección para el pueblo palestino desarmado.

Para el alto funcionario de la OLP, si la situación actual continúa sin una intervención internacional para romper la hegemonía de Estados Unidos en el proceso político palestino-israelí, no obtendremos ningún resultado positivo. En todo caso, como consecuencia de su política en la región, alertó Majdalani, la administración de Trump tendrá la responsabilidad total por cualquier explosión social que pueda envolver a la región en su conjunto.

En diciembre de 2017 el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, solicitó al Departamento de Estado que dejara de referirse a Cisjordania, Jerusalén Este, la Franja de Gaza y los Altos del Golán sirio como ‘territorios ocupados’. El más reciente informe de esta entidad sobre los derechos humanos en la zona, emitido la víspera, acogió la sugerencia de Friedman.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *