Euskal Herria: 10.000 personas se manifiestan en Bilbo para exigir el cese del castigo político a los presos bajo el lema “presos a la calle”

GRAF9175. BILBAO, 21/04/2018.- Miles de personas han secundado hoy la manifestación por los derechos de los presos de ETA celebrada en Bilbao (Vizcaya) bajo el lema "Bada garaia! Presoak kalera. Konponbidea, bakea, askatasuna", organizada por la iniciativa "Kalera, kalera". EFE/MIGUEL TOÑA

Miles de personas se manifestaron ayer en Bilbo para exigir que cese el castigo político hacia los presos vascos imponiéndoles el primer grado. “Mientras estas personas sigan en prisión no habrá verdadera paz, ni tampoco verdadera convivencia”, destacó Urtza Alkorta, de la dinámica Kalera Kalera.

Tras una pancarta con el lema ‘‘Bada garaia! Presoak kalera. Konponbidea, bakea, askatasuna” (Es hora de que los presos salgan a la calle. La solución, la paz y la libertad), portada por expresos y exhuidos junto con los secretarios generales de LAB y Sortu, Garbiñe Aranburu y Arkaitz Rodríguez, alrededor de 10.000 personas se manifestaron ayer en las calles de Bilbo para reclamar que se den pasos hacia la resolución definitiva de las consecuencias del conflicto.

Nada más arrancar la marcha, a la que asistieron varios parlamentarios de EH Bildu, se corearon insistentemente “Euskal presoak etxera” (presos vascos a casa), a la que se sumó “presoak kalera amnistia osoa” (presos a la calle, amnistía total) y “espetxeak apurtu” (ronpamos las prisiones). Metro a metro se fueron sumando personas a una movilización que logró cubrir el trayecto entre la plaza Zabalburu y la calle Gordoniz.

Un mensaje dejaron bien claro quienes se manifestaron, que «existen presas políticas porque existe un conflicto político», por lo que defendieron que «mientras estas personas sigan en prisión no habrá verdadera paz, ni tampoco verdadera convivencia». “Les necesitamos con nosotros aportando políticamente en la calle, con su familia, disfrutando de Euskal Herria”, manifestó Urtza Alkorta a la conclusión de la marcha ante la casa consistorial de Bilbo. “Que se entere el Estado y el Gobierno, la izquierda abertzale nunca dejará solas a las presas políticas, siempre tendrán nuestro cariño, nuestro respeto y nuestro reconocimiento. ¡Sí, les queremos!”, enfatizó.

Tras unos bertsos de Oihana Bartra y Onintza Enbeita, la representante de la dinámica Kalera Kalera inició su intervención enviando un fuerte abrazo a todos los presos políticos vascos. Alkorta incidió en ello, en el carácter político de la lucha y que la resolución del conflicto también lo debe ser. Advirtió del intento de “imponer” un relato y “manipular” conceptos. “No caeremos en esa trampa”, subrayó la expresa ondarrutarra.

Alkorta dijo que no se puede aceptar el intento de algunas fuerzas políticas respecto al relato y las consecuencias del conflicto, dejando claro que existe una diversidad ateniéndose a los distintos agentes y vivencias. “La izquierda abertzale conoce lo que es el sufrimiento. Hemos vivido en primera persona muerte, tortura, cárcel, exilio, y todavía hoy lo seguimos padeciendo”, denunció.

Citó que, un año después del desarme de ETA, los accidentes de tráfico provocados por la política de dispersión y alejamiento continúan. No se olvidó de las muertes de los prisioneros Kepa del Hoyo, Belén González y Xabier Rey «por la cruel política penitenciaria», ni la del refugiado gasteiztarra Javier Pérez de Nanclares en el exilio.

Reparto de responsabilidades

La portavoz de Kalera Kalera incidió en que no se puede atribuir a la izquierda abertzale la responsabilidad de todas las expresiones violentas habidas durante los últimos cuarenta años. Apuntó a que trabajar a favor de la paz y de la convivencia supone reconocer lo acontecido en su totalidad. En ese contexto de asunción de responsabilidades, destacó el paso dado por ETA con su último comunicado, que GARA publicó el viernes.

Alkorta incidió en el consenso existente entre la mayoría de la sociedad vasca, agentes políticos y sociales, instituciones, izquierda abertzale y EPPK de que a los presos vascos se les debe aplicar la legislación ordinaria y para ello, es fundamental superar el obstáculo de la calificación en primer grado que se impone a la mayoría. Denunció que el Estado está impidiendo que se acojan a ese derecho para entorpecer la resolución.

Frente a esa estrategia, estimó que la negativa debe convertirse en un «arma política que nos una como pueblo para lograr la paz, la libertad y la convivencia». Añadió que la negativa a aplicar la legislación ordinaria no va solo contra los presos sino contra la mayoría en el país que reclama que se cumpla.

“En adelante, recurrir el primer grado va a adquirir una relevancia fundamental en el marco de resolución”, señaló. Abogó por “superar la imposición del primer grado”, animando a movilizarse por ello, como ayer lo hicieron en las calles de Bilbo, “porque esta petición no es solamente una reclamación administrativa, es sobre todo una reclamación política”. “El logro de la paz está siendo una batalla política. Nada de lo que sucede en este escenario deja de ser político”, defendió Alkorta.

Finalizó invitando a la ciudadanía a seguir trabajando y movilizándose “hasta que los presos políticos, exiliados y deportados estén entre nosotros”. “Ese es nuestro compromiso. Nunca os vamos a dejar solos. Os queremos”, concluyó.

(Fuente: Gara)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *