Lenin Moreno aprovecha los incidentes en la frontera para anunciar que Ecuador deja de ser garante del diálogo entre gobierno de Colombia y ELN

ecuador

Ecuador deja de ser garante de negociaciones con el ELN. Así lo anunció el presidente del vecino país Lenín Moreno a  la cadena NTN24 durante una entrevista. La decisión se fundamenta en los recientes actos terroristas que se han presentado en la frontera.

“Le he solicitado a la canciller de Ecuador que frene conversaciones con el ELN y nuestra condición de garante de ese proceso de paz, mientras no se comprometan a dejar esas actividades terroristas”. Con esas palabras el presidente Lenín Moreno se desmarcó de la negociación que adelanta el Gobierno con la guerrilla.

El baldado de agua fría se derramó hace apenas unas horas cuando el mandatario del vecino país pidió que le notificaran a su par colombiano la decisión. “He dado la disposición de que ya no más. He tomado la decisión y la canciller tiene la oblicación de cumplirla”, ratificó tajantemente durante una entrevista con NTN24.

Con una estocada diplomática el gobierno de Ecuador respondió los recientes hechos que enlutan a su país. Tres ciudadanos que habían sido secuestrados por una disidencia de las Farc en la frontera fueron asesinados la semana pasada: el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60.

“Damos diez días para que se nos entregue al Guacho, a ese criminal inhumano, que se entregue a la justicia o que caso contrario acompañe a nuestros queridos hermanos en su tránsito, pero por supuesto, con diferente dirección”, dijo el mandatario hace unos días sobre el crimen que aún tiene conmocionado al país.

El gobierno emitió una nota oficial en la que se declaraba: “El Presidente de la República, Lenín Moreno, dispuso a la Canciller María Fernández Espinar informar a su par de Colombia que Ecuador suspende su condición de garante de los diálogos de paz entre el gobierno del vecino país y la guerrilla del ELN que se llevaban a cabo en territorio ecuatoriano. La decisión se mantendrá mientras la guerrilla del ELN continúe ejecutando actividades terroristas”.

El secuestro de los tres ecuatorianos se produjo el 26 de marzo cuando realizaban una cobertura en la provincia de Esmeraldas. El pasado viernes, después de regresar de Lima sin participar en la VIII Cumbre de las Américas, el presidente Moreno confirmó su asesinato en base a unas fotografías enviadas a un medio en Colombia e información de inteligencia.

La situación se tensionó cuando se supo que los comerciantes ecuatorianos Vanesa Velasco Pinargote y Oscar Efrén Villacís Gómez también fueron secuestrados por el grupo. La noticia se conoció este lunes cuando se divulgó a través de las redes sociales un video en el quese pide negociar su liberación.

Desde entonces, las fuerzas de seguridad ecuatorianas y colombianas han lanzado una serie de operaciones en la zona fronteriza para dar con el paradero de los asesinos y neutralizar sus actividades en el norte del país. De hecho, este martes fue capturado Brayan uno de los lugartenientes de la estructura armada que intimidaba en las zonas de Llorente y de La Guayacana.

La contundente decisión del presidente Moreno llega un mes después de que el Gobierno colombiano había conseguido descongelar la negociación con la guerrilla del ELN después de que escalaron la violencia a lo largo y ancho del país. Desde entonces la discusión se centra en la necesidad de desescalar el conflicto y diseñar la metodología de la participación de la sociedad.

Desde que se hizo  pública la fase de negociación con el ELN, las partes informaron que los encuentros se llevarían a cabo en Venezuela, Ecuador, Cuba, Chile, Noruega y Brasil. Sin embargo, desde que empezaron los diálogos los encuentros solo se han llevado a cabo en el vecino país.

La decisión está difícil de tomar y no sólo por cuenta del agitado panorama que ambienta las elecciones presidenciales. ¿La razón?, las relaciones con Venezuela no pasan por su mejor momento, en Cuba con los Castro fuera del poder falta ver qué tanto se quiere comprometer el sucesor con los temas de paz y Brasil atraviesa un convulsionado panorama político por cuenta de la captura de Lula Da Silva y falta de legitimidad de Michael Temer. Así las cosas, los dos escenarios que más fácil podrían airear la mesa serían Chile y Noruega, pero por la lejanía de este último podría ser descartado.

“Preocupante la decisión del presidente de Ecuador de “frenar” su apoyo a la Mesa Gobierno y ELN. La paz de Ecuador pasa por Colombia y la paz de Colombia pasa por Ecuador”, trinó el analista Víctor de Currea Lugo. En esa misma orilla se paró el exguerrillero Carlos Arturo Velandia: “Con gran flexibilidad deberán buscar nueva sede para continuar trámite de V Ciclo. Carrera contrareloj. ¡Voluntad y decisión!”.

(Fuente: Resumen Latinoamericano)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *