Indígenas peruanas piden justicia por las esterilizaciones forzosas durante el mandato de Fujimori

Mathilde Damoisel, productora francesa, da una mirada internacional de lo que han sido políticas de población en el mundo y la violación de Derechos Humanos.

El centro su documental, son las denuncias de mujeres peruanas andinas, quechua-hablantes, que fueron violentadas en el gobierno del presidente Alberto Fujimori y que hasta la fecha no logran justicia, verdad y reparación. Igualmente se perpetró esta técnica antireproductiva a miles de hombres.

El gobierno de Ollanta Humala sigue negando el derecho a la justicia y reparación a las más de 300.000 ciudadanas a las que aplicaron técnicas de esterilización aconsejadas por el Banco Mundial, que sólo concedía préstamos a aquellos gobiernos que colaborasen en la reducción de la natalidad.

A lo largo de los años, no sólo en Perú, sino en Guatemala, Bangla Desh, Senegal, Níger y más de una veintena de naciones se cometieron esos mismos crímenes bajo el paraguas del control de natalidad.

A pesar de que el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional reconoció la esterilización forzada como crimen de lesa humanidad, la Fiscalía Superior de Derechos Humanos peruana consideró que los delitos han prescrito y archivó la denuncia en contra de 4 ex ministros de salud del gobierno de Fujimori.

En 2004 la Defensoría del Pueblo, junto con organizaciones de la sociedad civil, logró reunir 2074 casos con nombres y apellidos de mujeres que fueron esterilizadas sin su consentimiento o sin recibir una adecuada información previa.

De ellas, 16 murieron por infecciones postoperatorias fruto de una ligadura de trompas practicada sin las condiciones mínimas de higiene y muchas de las sobrevivientes han quedado con problemas de salud derivados de la intervención.

Fuente: www.tenacarlos.wordpress.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *