Huelva: Vertidos de residuos y detritus convierten el río Tinto en una cloaca. Ecologistas lo denunciarán a la Comisión Europea (vídeo)

rio tinto

La magnitud de una nueva oleada de vertidos de residuos y detritus al río Tinto procedentes de las localidades de Nerva, Minas de Riotinto, El Campillo y varias aldeas de la Cuenca Minera ha causado estupor en la comarca. Senderistas, vecinos, turistas y aficionados a la fotografía procedentes de variados lugares de la geografía nacional e internacional han podido comprobar en las pasadas vacaciones de Semana Santa el preocupante estado que presentan las aguas del río que en muchos lugares han llegado incluso a perder su característico tono de color rojo y no solo por el aumento de caudal a causa de las lluvias invernales.

La organización Ecologistas en Acción ha documentado este nuevo episodio de vertidos de detritus en varias zonas del cauce y advierten que a pesar de las constantes promesas y anuncios de construcción de la depuradora por parte de la Consejería de Medio Ambiente se siguen echando no sólo las aguas negras procedentes de los saneamientos de los municipios mineros sino que también hay empresas que agravan esta situación al carecer de una correcta depuración de aguas. Todo esto se produce en un área geográfica que está sometida y amparada por varias figuras de protección tanto andaluzas como españolas y europeas.

Así que los continuos vertidos se están produciendo en una zona que es Paisaje Protegido del Río Tinto, Lugar de Interés Comunitario (LIC) incluido en la Red Natura 2000 y Bien de Interés Cultural (BIC). Esta última en lo referente a la cabecera del cauce. Además, el río Tinto es un escenario muy valioso desde hace dos décadas, cuando dieron comienzo investigaciones científicas internacionales atraídas por el interés de sus aguas ácidas y rojas.  A todo ello se une que la zona llegó a proponerse como Geoparque hace casi dos lustros, aunque no cuajó el proyecto, o que la Diputación de Huelva tiene previsto recuperar el viejo trazado del ferrocarril minero como vía verde.

La mala imagen que está dando el río Tinto afecta ya al turismo, que desde el tren turístico viene observando la enorme dimensión de unos vertidos más que denunciados por senderistas y organizaciones ecologistas. La zona ha llegado incluso a ser recomendada por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos como destino geoturístico, lo que está atrayendo a un nuevo tipo de viajero.

El portavoz de Ecologistas en Acción en la zona, Juan Romero, considera que la situación del río necesita un plan de emergencia que acelere la construcción de la depuradora comarcal tal y como han hecho los ayuntamientos de Palos y Moguer con Mazagón a causa de los daños causados por el temporal a los colectores y sumideros que desembocan en la playa. “No es posible que en una comarca que ha sido solidaria con el problema de los residuos industriales no se pueda solucionar el tratamiento de los detritus de los pueblos en pleno siglo XXI”, subraya Romero.

Romero también recuerda que la Junta de Andalucía ha facilitado la imposición a través de la factura del agua de los ayuntamientos de un canon por depuración de vertidos que pagan religiosamente los vecinos todos los meses y que, de no procederse a la depuración comprometida, puede resultar un tanto fraudulento. Cabe resaltar que las provincias de Huelva y Almería son las peores en cuanto al porcentaje de depuración de aguas residuales urbanas, rozando sólo el 50%, según los datos que maneja Ecologistas en Acción.

Una depuradora que no acaba de comenzar las obras

Recientemente, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, presentó (marzo de 2017) el proyecto de la Estación Depuradora de Aguas Residuales  (EDAR) y el sistema de agrupación de vertidos de la Cuenca Minera, una obra cuyo gasto aprobó en enero de 2017 el consejo de Gobierno dada su elevada cuantía y que fue declarada de Interés de la Comunidad Autónoma en 2010.

Según los datos facilitados por la Consejería, la inversión que se va a realizar en la Cuenca Minera es de 18 millones de euros para las obras proyectadas para dar servicio a más de 16 mil habitantes de los municipios de El Campillo, Nerva y Minas de Riotinto, así como de las pedanías de Las Delgadas y Monte Sorromero (Zalamea la Real).

Las obras, que aún no han comenzado, tienen un plazo de ejecución inicial de 33 meses, por lo que la Cuenca seguirá vertiendo al Tinto por lo menos hasta 2021. Se financian con cargo al Canon de Mejora de Infraestructuras Hidráulicas, instrumento autonómico de carácter finalista que se destina en su totalidad a obras de infraestructuras de depuración en cumplimiento de la normativa europea.

Según la información publicitada por Medio Ambiente, la EDAR de la Cuenca Minera contará con avanzadas tecnologías de aireación prolongada y sistema biológico de depuración. Sus instalaciones estarán diseñadas para limpiar las aguas residuales de una población máxima de 17.313 habitantes, con una capacidad de tratamiento de 4.722 metros cúbicos diarios y los correspondientes fangos.

Junto con la estación depuradora, que se construirá en el antiguo paraje minero de Zarandas, en Nerva, el proyecto incluye también 21,5 kilómetros de colectores que transportarán las aguas residuales desde los distintos puntos de vertido.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, anunció que adjudicó el pasado mes de agosto a la empresa TR Construya SA por un importe de 10,6 millones de euros las obras de construcción de la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR).

tinto

Los vertidos llegarán por enésima vez a la Comisión Europea

Ecologistas en Acción ha anunciado que va a llevar la situación que soporta el cauce del río Tinto, donde vierten cada día las aguas negras sin depurar de Nerva, Riotinto, El Campillo y varias aldeas mineras además de empresas de la zona, a la Comisión Europea para que tome cartas en el asunto. La organización conservacionista advierte que un lugar que está protegido por varias figuras legales y medioambientales no puede aguantar por más tiempo una situación que no solo pone en riesgo el medio ambiente sino también la salud de las personas.

Juan Romero, activista e integrante de esta formación y portavoz en la comarca, recuerda que el cauce del Tinto está considerado como Bien de Interés Cultural (BIC) en su cabecera, declarado Paisaje Protegido e incluido en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario. Y se pregunta cómo un espacio sometido a tal cantidad de amparos, leyes y declaraciones institucionales puede ser sometido a unas agresiones medioambientales que no cesan en forma de caudalosos vertidos de detritus, aguas negras y otros tipos de residuos, eso sin contar los propios causados por las aguas ácidas de mina que históricamente transporta y que acaban llegando al estuario que forman los ríos Tinto y Odiel en Huelva.

Romero advierte que las autoridades locales y también las andaluzas saben que se están incumpliendo importantes directivas comunitarias por lo que augura que la Unión Europea abrirá investigaciones y expedientes que pueden acabar en sanciones. Eso, insiste, “sin contar el canon de depuración de vertidos que se paga en las facturas del agua y que no se está cumpliendo en lugares donde no existe el proceso de tratamiento y depuración”.

Romero ha anunciado que Ecologistas en Acción prepara abundante material fotográfico y de vídeo para acompañarlo en su informe a la Comisión Europea. La situación ha sido trasladada en varias ocasiones a la Administración andaluza, sin que haya remediado aún el problema.

A juicio del portavoz de Ecologistas y de la Plataforma Fuegos Nunca Más, “los vertidos al río Tinto resultan muy preocupantes” y censura el comportamiento de las autoridades andaluzas de Medio Ambiente por consentirlos. Y recuerda que la mezcla de carga contaminante que lleva el río ya ha servido de excusa en autos judiciales para exculpar a los responsables de los mismos. “El río Tinto, históricamente, presenta una carga de metales pesados y, a la vista de las analíticas, no se puede precisar el elemento de peligrosidad y de grave perjuicio al ecosistema necesario para la apertura de juicio oral”, fueron los argumentos utilizados en un procedimiento que acabó siendo sobreseído, recuerda Romero.

Hasta el momento, se han incumplido todos los plazos para implementar la Directiva 91/271/CEE, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas.

Hasta ahora, la Junta de Andalucía ha anunciado que se necesitan 33 meses para la construcción de la depuradora de la Cuenca Minera que se ubicará en el paraje minero de Zarandas. La planta realizará cuando funcione el tratamiento de 4.722 metros cúbicos diarios de agua residual y de sus fangos resultantes, para lo que se diseñará un sistema de tratamiento de Aireación Prolongada. La agrupación de vertidos de las localidades mineras tendrá forma aproximada de estrella de tres puntas a través de tres ramales con una longitud total de 21,3 kilómetros, dispondrá de siete estaciones de bombeo y recogerá 19 puntos de vertido.

El primer ramal, que procede del oeste, recogerá cinco puntos de vertido, diseminados alrededor de la población de El Campillo, continuará hacia la población de Riotinto, donde recogerá otros cinco, y se dirigirá hacia la EDAR, situada entre las poblaciones de Nerva y Riotinto. El segundo ramal, que a su vez está dividido en dos brazos, partirá de Nerva, donde recogerá siete puntos de vertido, cruzará el río Tinto aprovechando una obra de paso existente y, mediante la ayuda de un bombeo, será conducido a la EDAR. Por último, el tercer ramal partirá de Las Delgadas, al sur de la agrupación, desde donde se dirigirá hacia Montesorromero e incorporará los vertidos de ambas poblaciones, tras lo que, con el auxilio de un bombeo, cruzará un arroyo existente y subirá hasta la EDAR.

Los vertidos al río Tinto vienen siendo denunciados por Ecologistas en Acción desde hace una década y a pesar de haber declarado la obra de la depuradora de interés en 2010 todo sigue igual, a excepción de la actuación en la zona de Berrocal.

(El vídeo que acompaña esta información está tomado en la zona de Marismillas por senderistas e integrantes de Ecologistas en Acción)

(Fuente: Diario de Huelva)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *