Canarias: Se han cumplido 40 años del intento de asesinato, en el exilio de Argel, del histórico líder independentista Antonio Cubillo

Antonio-Cubillo-se-recupera-de_54370921178_54028874188_960_639

Este 5 de abril de 2018, se cumplieron 40 años del intento de asesinato de Antonio Cubillo, líder  y fundador del histórico Movimiento por la Autodeterminación y la Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC). Pese a que con los años se ha querido restar importancia a la figura de Antonio Cubillo -uno de los nombres más familiares de nuestra historia contemporánea-, la realidad es que el accionar diplomático del MPAIAC puso contra las cuerdas al régimen español a finales de los años 70.

Por mucho que se quiera minimizar el fenómeno independentista canario, la historia nos muestra que el Estado español tuvo que emplearse a fondo para eliminar lo que consideró una grave amenaza a sus intereses coloniales. Al atentado contra Cubillo, el 5 de abril de 1978, se unió el desmantelamiento policial de la organización independentista en Canarias, y una batalla política y mediática -en la que se invirtieron recursos de todo tipo-, destinada a desactivar la “conciencia” independentista que había calado en sectores populares del Archipiélago.

Las “razones” de un crimen de estado

En el número 9 de El Guanche, órgano de expresión del movimiento nacionalista “Siete estrellas verdes”, fechado en septiembre/octubre de 1985, encontramos el relato que explica las “razones” de un crimen de estado.

En febrero de 1978, el MPAIAC, consigue uno de sus mayores éxitos diplomáticos y políticos, al obtener del Consejo de Ministros de la OUA, que se aprobaran las recomendaciones del Comité de Liberación reunido ese mismo año en Luanda y del Comité ad hoc sobre Canarias reunido ese mismo mes en Trípoli, según las cuales, se elevaba una petición ante la Cumbre de Jefes de Estado a celebrarse en el mes de junio en Jartum, en el sentido de que se aprobara una ayuda especial al MPAIAC dejando paso libre a todos sus militantes por los países africanos y que el Secretario General de la OUA escribiese al Grupo Africano de las Naciones Unidas para que en nombre de la OUA se abriese el dossier sobre Canarias ante el Comité de los 24, para que Canarias fuera declarada territorio No Autónomo*.

La respuesta del Estado español

Ante este triunfo del MPAIAC y para evitar que Cubillo se desplazara a Jartum, el Gobierno colonialista de Madrid, a través de sus servicios paralelos, organiza una operación de comando para atentar contra su vida.

Madrid designa a José Luis Espinosa, Secretario General de la UGT de Murcia y militante del PSOE, antiguo refugiado político en Argelia, donde fue captado por los servicios de espionaje franquistas; siendo enviado a Burdeos, donde el Consulado español le proporciona pasaportes falsos y dinero para contratar a dos legionarios mercenarios llamados Juan Antonio Alfonso y José Luis Cortés.

Los cerebros directos del atentado serían el coronel Valero del Servicio de Información Militar, el cónsul español en Burdeos, Mariano Baselga Manteco y José Luis Espinosa; estando fuera de duda también la responsabilidad del ministro de Exteriores Oreja Aguirre y del Interior Martín Villa.

Cinco de abril 

El 5 de abril** de 1978 es la fecha elegida para el criminal y cobarde atentado. Cubillo es apuñalado por los dos mercenarios en el zaguán el edificio donde residía en Argel, siendo trasladado urgentemente al hospital Mustafá a donde llega con solo un litro de sangre en sus venas. Milagrosamente consigue salvar la vida, aunque tendría que desplazarse primero en silla de ruedas y después ayudado por muletas.

En el mismo hospital, seis horas después del atentado, identifica a los mercenarios españoles que son encarcelados y juzgados varios meses más tarde; Juan Antonio Alfonso es condenado a muerte y conmutada su pena por cadena perpetua, José Luis Cortés es condenado a veinte años de reclusión, a este individuo se le encontró en el momento de la detención una tarjeta postal que iba a enviar a un amigo en España en la que decía: “por fin voy a poder comprarme el coche, gracias al millón que me van a pagar por el trabajo realizado”.

Con el atentado, el Gobierno colonial consigue evitar el viaje que al día siguiente tenía previsto efectuar Cubillo, acompañado del Secretario General de la OUA Sr. Eteki, a Nueva York para presentarse ante el Comité de los 24 de la ONU***.

Asimismo, consigue que no pueda acudir a la Cumbre de Jefes de Estado de Jartúm celebrada en junio, donde la cuestión Canaria quedó sobre la mesa.

Notas:

*Territorio dependiente que, por mandato de la Organización de las Naciones Unidas, debe ser objeto de un proceso de descolonización.

**En el texto de El Guanche pone por error 5 de julio.

***La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció en 1961 un Comité Especial de 17 miembros, ampliado hasta 24 miembros en 1962, para examinar la aplicación de la Declaración sobre la descolonización (Resolución de la Asamblea General 1514 (XV) de 14 de diciembre de 1960) y formular recomendaciones sobre su aplicación.

(Fuente: El País Canario)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *