Palestina: 7 muertos y 1.100 heridos en una nueva matanza israelí contra las marchas de manifestantes desarmados en la valla de Gaza

palestina

Las fuerzas israelíes han matado a tiros a siete palestinos, según otras fuentes ya serían 10, incluido un niño, en la frontera con Gaza, elevando el número de muertos al menos a 25, algunas fuentes aumentan esta cifra a 31, en la brutal represión de Israel sobre las protestas de una semana que reclaman el derecho a regresar a su patria. Alrededor de 1.100 palestinos también resultaron heridos, centenares de ellos de gravedad, en enfrentamientos el viernes, lo que suma ya más de tres mil. en la valla fronteriza de 70 kms. que separa la Franja de Gaza de Israel. La mayoría de las víctimas fueron abatidos por francotiradores, tal y como ocurrió el pasado día 30 de marzo, fecha en la que comenzó la Gran Marcha del Retorno.

En las protestas de este viernes participaron unos 10.000 palestinos que, según las primeras informaciones, prendieron neumáticos cerca de la frontera con el fin de “crear una espesa cortina de humo” para obstaculizar la visión de los francotiradores israelíes. Poco antes de la marcha, el ejército israelí desplegó tanques y a cientos de francotiradores en los cinco puntos calientes de la frontera donde se congregan los palestinos para pedir la devolución de las tierras que les fueron expropiadas hace siete décadas, y exigir el fin del apartheid y la limpieza étnica que practica contra ellos el implacable Gobierno de Tel Aviv.

El Ministerio de Salud de Gaza dijo que Ussama Khamis Qadih, de 38 años, murió el viernes al este de Khan Younis en el sur de la Franja de Gaza. El ministerio también dijo que Magdy Ramadan Shabat y un niño de 16 años, Hussein Madi, murieron por disparos al este de la ciudad de Gaza. También identificó a la otra víctima como Sedqi Faraj Abu Etewi, de 45 años, y Ebrahim el-Er, de 20 años. Las identidades de los otros palestinos muertos a tiros no estaban disponibles de inmediato.

Se produjeron enfrentamientos entre palestinos e israelíes cerca de la valla de Gaza cuando grandes grupos de manifestantes se reunieron para una nueva ronda de protestas como parte de una manifestación de seis semanas llamada “Gran Marcha del Retorno”, que comenzó el viernes pasado. Miles de manifestantes se reunieron en lugares cercanos a la cerca al este de Khan Yunis, en el sur del enclave palestino bloqueado, y al este de la ciudad de Gaza.

Las protestas del viernes pasado se volvieron violentas cuando las fuerzas militares israelíes usaron la fuerza letal para dispersar a los manifestantes, disparando y matando nuevamente a manifestantes desarmados. Una de las víctimas sucumbió a sus heridas el día de hoy. Miles de palestinos se han quedado en tiendas de campaña cerca de la cerca la semana pasada.

Fuentes médicas informaron que la mayoría de los heridos sufrieron dificultades respiratorias como resultado de la inhalación de gas lacrimógeno. Docenas de jóvenes palestinos participaron en los eventos de la Gran Marcha del Retorno lanzados por sexto día consecutivo a lo largo de la frontera de Gaza con los territorios palestinos ocupados en 1948.

Durante las últimas protestas de ayer, los palestinos prendieron fuego a montones de neumáticos en lo que quieren ser una cortina de humo de los francotiradores israelíes. El humo se quema al quemarse los neumáticos mientras los manifestantes palestinos son vistos durante los enfrentamientos con las tropas israelíes en la frontera entre Israel y Gaza en una protesta que reclama el derecho a regresar a su patria, en el sur de la Franja de Gaza el 6 de abril de 2018.

Israel ha vuelto a desplegar tanques, vehículos blindados y fuerzas especiales cerca de la valla y ha dado permiso de disparar a matar a sus tropas. Según los informes, las fuerzas israelíes tomaron posiciones a través de una cresta al otro lado de la valla y colocaron un abanico gigante de unos dos metros de altura en un aparente intento por alejar el humo.

Las nuevas bajas llegaron a pesar de un llamado de la ONU a la moderación. Horas antes el viernes, la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas pidió a Israel que se abstenga de usar la fuerza excesiva contra los manifestantes. La portavoz de derechos humanos de la ONU, Elizabeth Throssell, dijo que las armas solo deben usarse como último recurso, advirtiendo que el recurso injustificado al uso de armas de fuego es una violación del Cuarto Convenio de Ginebra y puede equivaler a homicidios deliberados de civiles.

a martir

Palestina denuncia las masacres en la ONU. EEUU impide resolución

El representante palestino ante la ONU, Riad Mansur, condenó ayer la masacre de Israel contra ese pueblo árabe y demandó una respuesta por parte del Consejo de Seguridad ante los recientes asesinatos cometidos en la Franja de Gaza. “El Consejo de Seguridad debe jugar su papel y no dejar abandonados a los miles de civiles palestinos cuyas vidas están en peligro”, dijo a la prensa reunida en la sede de la ONU en Nueva York.

“Si el órgano de 15 miembros no aprueba finalmente este viernes una declaración (que ya fue presentada la semana pasada) en contra de los ataques de la fuerza de Tel Aviv contra los manifestantes pacíficos en la Franja de Gaza, seguiremos presionando para exigir respeto por la vida de los palestinos”, continuó. “Iremos a la Asamblea General, al Consejo de Derechos Humanos y a todas las instancias necesarias y contamos con el apoyo del secretario general de la ONU, António Guterres, añadió”.

“La masacre de Israel contra el pueblo palestino debe detenerse”, dijo Mansour y destacó la necesidad de una investigación de tales hechos para que los responsables paguen ante la justicia. El representante palestino respaldó la postura del máximo representante de la ONU, quien demandó una investigación independiente para aclarar los incidentes en la valla fronteriza de Gaza durante la Marcha del Retorno y los abusos que aún se cometen contra esos manifestantes.

“Hasta cuándo continuará el irrespeto de las autoridades de Tel Aviv ante la vida de civiles inocentes, el fuego de Israel contra esas personas debe parar ya”, recalcó. “Continuaremos los esfuerzos, junto al secretario general de la ONU, para detener esta masacre y poner fin a los asesinatos de civiles inocentes, entre los cuales hay niños”, expresó Mansur.

“Pero Israel sigue negándose a escuchar esas demandas de la comunidad internacional y hasta la fecha, más de veinte palestinos han muerto y unos 3000 resultaron heridos en las protestas pacíficas de los últimos días”, detalló. “Recién enviamos una Carta al Consejo de Seguridad que documenta todas las violaciones cometidas por Israel y esperamos contar con una postura al respecto: es deber de ese órgano encarar a Israel”, señaló. “La violencia viene de parte de los ocupantes, los soldados de Israel son los responsables de los asesinatos”, subrayó.

El embajador de Kuwait, Mansour Al-Otaibi, y el representante de la Liga de Árabe ante la ONU, Maged Abdelfattah Abdelaziz, respaldaron la declaración de Mansur y rechazaron la postura de indiferencia que mantiene en ese asunto la representación de Israel ante el organismo multitaleral.

“El Consejo de Seguridad sigue sin pronunciarse sobre la masacre de Israel en Gaza, pero con el apoyo de la Liga Árabe continuarán los esfuerzos en todas las instancias”, afirmó hoy el representante palestino en ONU, Riad Mansur. “Estados Unidos mantiene su silencio sobre este tema en el órgano de 15 miembros”, dijo refiriéndose a una declaración que se esperaba publicasen este viernes en el Consejo, pero que finalmente no salió a la luz.

“No estamos pidiendo una resolución, solo una declaración con la postura del órgano de 15 miembros ante la masacre de las fuerzas de Israel contra el pueblo palestino”, recalcó. Mansur también agradeció el apoyo de toda la comunidad árabe y exigió una investigación que esclarezca los incidentes y permita llevar a la justicia a sus perpetradores. “El Consejo de Seguridad debe jugar su papel y no abandonar a los miles de civiles cuyas vidas están en peligro en Palestina”, subrayó.

Por su parte, el representante de la Liga de Árabe ante la ONU, Maged Abdelfattah Abdelaziz, destacó la unidad que sobre este tema demostraron todos los integrantes de esa organización. “Mantendremos nuestros esfuerzos para que se realice una investigación, todos los miembros de la Liga Árabe estamos unidos en este empeño”, enfatizó.

Posteriormente a estas declaraciones, EEUU bloqueó el borrador de declaración del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza donde desde hace más de una semana se registran enfrentamientos entre los palestinos y el Ejército israelí. “Lamentablemente, uno de los 15 países (miembros del Consejo) acaba de expresarse en contra (del proyecto), aunque 14 países estaban dispuestos a aprobar la declaración, es una actitud muy irresponsable e insensible por parte de la delegación de EEUU”, dijo a los periodistas Riad Mansur. Añadió que semejantes decisiones de Washington hacen posible que el Ejército israelí continúe su “ofensiva” contra los civiles palestinos.

Hace unos días, el secretario general de la ONU, António Guterres, rechazó la postura de Israel, que reprime brutalmente a los manifestantes pacíficos en la valla fronteriza en la Franja de Gaza, y demandó realizar una investigación independiente al respecto.

En la Franja de Gaza, casi 1.3 millones de los dos millones de habitantes del pequeño territorio son refugiados que reclaman su derecho a regresar a sus hogares anteriores a 1948. Las protestas están programadas para continuar hasta el 15 de mayo, que marca el 70 aniversario de la Nakba palestina (Catástrofe), en la que más de 750,000 palestinos fueron desplazados por la fuerza por las fuerzas israelíes en 1948, guerra árabe-israelí.

bfa72d46-d48c-48b0-b0b2-7de947f29a68

HAMAS promete romper fronteras de Gaza y rezar en Mezquita Al-Aqsa

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha advertido este viernes de que cruzará las fronteras impuestas por el régimen de Israel sobre la Franja de Gaza hasta llegar a la Mezquita Al-Aqsa, en la ocupada ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

“El mundo debe esperar nuestro gran movimiento, cuando pasemos las fronteras y oremos en Al-Aqsa”, ha anunciado este viernes Yahya Sinwar, el líder político de HAMAS en la Franja de Gaza, durante la Gran Marcha del Retorno en el campo de Jan Yunis, en el sur del enclave costero palestino.

El dirigente de HAMAS, no obstante, ha resaltado que la resistencia de los palestinos y la continuación de las protestas en Gaza acabarán con la ocupación del régimen de Tel Aviv en los territorios ocupados. “Las marchas del retorno son nacionales ante todo y debemos mantenerlas y protegerlas como podamos. Gaza no pasará hambre y no abandonaremos nuestro programa nacional. Si la situación explota, estallará en la cara de la ocupación israelí”, ha agregado Sinwar.

Por otro lado, Hamas ha elogiado al ex presidente del partido irlandés Sinn Fein, Gerry Adams, quien instó al gobierno de Irlanda a expulsar al embajador israelí. El movimiento de resistencia palestino instó el lunes a los políticos europeos a apoyar la causa palestina y “tomar como ejemplo la valentía de Gerry Adams, que ha adoptado posiciones audaces y responsables que llaman la atención sobre el sufrimiento del pueblo palestino y las cotidianas violaciones israelíes del derecho internacional”.

En una declaración a la prensa, Hamas también instó a la comunidad internacional a “castigar a la entidad sionista por sus crímenes y actuar rápidamente para poner fin al sufrimiento de las personas sitiadas en la Franja de Gaza”.

Recordemos que el partido irlandés pidió a la Unión Europea y a la ONU que adopte una posición firme contra las violaciones israelíes de los derechos de los palestinos, incluiyendo el asesinato de manifestantes civiles y el cerco de más de 2 millones de palestinos, que sufren una escasez de todo tipo de productos básicos, en la Franja. de Gaza.

68055

Las organizaciones judías antisionistas IJAN y JUNTS en solidaridad con la Gran Marcha del Retorno

La Red Internacional Judía Antisionista-España (IJAN) y JUNTS, la Asociació Catalana de Jueus i Palestins, observamos con asombro cómo la resistencia civil palestina lanzaba el viernes pasado una campaña: la Gran Marcha del Retorno, es decir, movilizaciones populares masivas en la Franja de Gaza, durante el primer día de seis semanas de manifestaciones previas al Día de la Nakba. La elección de la fecha, el 30 de marzo, no es accidental: es el Día de la Tierra. En esa fecha, en 1976, los palestinos de los territorios de 1948 (es decir, los que quedaron en el interior de Israel) organizaron marchas masivas y una huelga general en protesta por la decisión del gobierno sionista de expropiar tierras palestinas.

Las fuerzas colonizadoras asesinaron a seis de ellos e hirieron a más de cien. El viernes pasado, la protesta reunió a 30.000 palestinos. Los israelíes asesinaron a 17 e hirieron a más de 700, quedando muchos de ellos lisiados de por vida. La prensa occidental ha reaccionado con su habitual operación de “lavado de cara” de la violencia colonial, convirtiendo la opresión y la contrainsurgencia unilateral generadas por las fuerzas de la IDF (como es llamado el ejército de ocupación por sus siglas en inglés, Fuerzas de “Defensa” Israelíes) en supuestas “confrontaciones”, “enfrentamientos” y violencia recíproca.

Con su alquimia habitual, convirtieron los neumáticos palestinos quemados en el mismísimo material peligroso de las balas que mataron a esos palestinos. IJAN y JUNTS rechazan un encuadre tan deshonesto, por decirlo suavemente, de los acontecimientos del viernes, o cualquier intento de equiparar la resistencia de los colonizados con la violencia del colonizador.

IJAN y JUNTS rechazan los intentos habituales de caracterizar estas protestas o a sus defensores como antisemitas, o de vincular el momento de la lucha de los palestinos con la celebración de la Pascua judía. IJAN y JUNTS rechazan tajantemente cualquier vinculación de este tipo. La resistencia palestina no tiene nada que ver con el antijudaísmo. La Pascua no tiene nada que ver con el sionismo. Y el robo de nuestra identidad judía por parte de Israel para llamarse a sí mismo “Estado judío” no significa que pueda hablar en nombre de nuestras tradiciones, nuestras memorias o nuestra historia, o que tenga derecho a utilizarlos o abusar de ellos para negar a los palestinos su propio camino hacia su liberación .

Nuestra solidaridad con los mártires, sus familias, y la noble causa del pueblo palestino para regresar a sus tierras, de las que fueron “étnicamente limpiados” hace ya más de setenta años. Por ello, nuestro compromiso contra la colonización y el apartheid israelíes es firme e invitamos a todas y todos a fortalecer y ampliar el instrumento de lucha pacífica del que se ha dotado la propia sociedad civil palestina: el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

(Fuentes: Palestina Liberation / Palestina Libre / Al Manar / Al Mayadeen / Press TV / Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *