Irán y Rusia estrechan relaciones. Irán podría ingresar en mayo en la Unión Económica Euroasiática patrocinada por Rusia

iran rusia

Irán y la Unión Económica Euroasiática (UEEA) están a punto de firmar un acuerdo para la adhesión del primero a esta zona de libre cambio, señaló el consejero del presidente ruso, Yuri Ushakov. Éste anunció que en los próximos meses Irán podría adherirse efectivamente a la UEEA. “Las negociaciones sobre la puesta a punto de un acuerdo con Irán han concluido”, manifestó.

La cadena Hispan tv cita las declaraciones del ministro ruso de Energía, Alexander Novak, sobre las posibilidades comerciales que abrirá la entrada a ese emergente bloque comercial. “Establecer un acuerdo de una zona de libre comercio entre Irán y la UEEA, desencadenará un mayor desarrollo del intercambio del comercio y cooperación para inversiones”, dijo Novak, codirector de la comisión intergubernamental ruso-iraní, citado por el medio del país persa.

El presidente iraní, Hasan Rohani, en este sentido indicó igualmente que la futura adhesión de su país  a ese bloque económico coadyuvará al establecimiento de nuevas relaciones y colaboraciones en la región.

Irán y la Unión Económica Euroasiática están a punto de firmar un acuerdo para la adhesión del primero a esta zona de libre cambio, señaló el consejero del presidente ruso, Yuri Ushakov. Éste anunció que en los próximos meses Irán podría adherirse efectivamente a la UEEA. “Las negociaciones sobre la puesta a punto de un acuerdo con Irán han concluido. Su firma está prevista para los próximos meses”, manifestó.

Irán podría ingresar a finales de mayo venidero a la Unión Económica Euroasiática (UEEA) como parte de una estrategia para anular el impacto de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados contra la República Islámica.

En la actualidad, todo lleva a creer que el acuerdo para la adhesión a este espacio de libre comercio por parte de Irán podría ser firmado a finales del mes de mayo, después de tres años de negociaciones. Irán podría ingresar a finales de mayo venidero a la Unión Económica Euroasiática (UEEA) como parte de una estrategia para anular el impacto de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados, se informó hoy aquí.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, que es igualmente co-presidente de la Comisión Intergubernamental Ruso-Iraní, manifestó el pasado mes que el acuerdo “va evidentemente a contribuir al desarrollo de nuestro comercio bilateral y la expansión de la cooperación en el terreno de las inversiones”.

“La decisión de establecer un acuerdo temporal que establezca una zona de libre comercio entre Irán y la Unión Económica Euroasiática, que actualmente se encuentra en una etapa avanzada, obviamente desencadenará un mayor desarrollo de nuestro comercio bilateral y la expansión de la cooperación para la inversión”, ha asegurado Novak, codirector de la comisión intergubernamental ruso-iraní.

La UEEA, fundada sobre la base de la Unión Aduanera entre Rusia, Kazajistán y Bielorrusia, fue creada en 2015. A ella se sumaron posteriormente Armenia y Kirguistán. En 2016. Vietnam fue el primer país no regional en adherirse a la misma y la entrada de Irán supondrá un paso muy importante hacia la consolidación de este bloque económico como una gran organización internacional.

La UEEA posee su  sede en Moscú y su estructura apunta a garantizar libre circulación de bienes, capitales, personas y servicios entre los países miembros. Más de 40 países y organizaciones internacionales, incluidos China, Indonesia y algunos de América del Sur, mostraron disposición a sellar acuerdos de libre comercio con la UEEA.

La UEEA fue concebida para asegurar la libre circulación de bienes, servicios, capitales y trabajadores entre los países miembros. China, Indonesia, Egipto, Corea del Sur e India así como algunos países de América del Sur han expresado también su interés en adherirse a la UEEA. También tiene un proyecto de crear una moneda única e integración entre sus afiliados.

En el pasado mes de diciembre, Vladimir Putin dijo que Serbia estaría igualmente negociando su participación en la institución internacional y que podría asimismo ser admitida en la UEEA en un próximo futuro.

Rusia-Irán: La alianza inevitable

Las relaciones entre Rusia e Irán no son sólo bilaterales. Su dimensión y su impacto geoestratégico están en vías de incrementarse y fortalecerse, señalan los analistas.

Según la cadena de televisión qatarí Al Yazira, Irán ocupa un lugar privilegiado en la política exterior de Rusia. Esta nación está considerada por Moscú como un país privilegiado en la cooperación regional en base a los criterios de política exterior de la Federación Rusa, que fueron aprobados por el presidente ruso, Vladimir Putin, el 30 de noviembre de 2016.

Entre los factores que favorecen la aproximación entre estos dos países, está el incremento de sus relaciones económicas. El nivel de los intercambios económicos es, sin duda, considerable, pero aún puede crecer más gracias a los proyectos que se han diseñado en sectores como la energía o el transporte. El proyecto de un canal que uniría el Mar Caspio con el Golfo Pérsico está siempre de actualidad. Este canal uniría el norte de Europa con el Golfo Pérsico y permitiría el tránsito de 10 millones de toneladas de mercancías al año.

La importancia estratégica de este proyecto es enorme y permitiría crear un importante vínculo de unión de Asia y Europa a través de Irán. “La historia de este proyecto estratégico ocupa ya varias décadas y reviste, en especial, una gran importancia para las relaciones ruso-iraníes”, declaró en 2016 el experto iraní Bahram Amirahmadiyan a la agencia Sputnik.

En el sector de la energía, Irán y Rusia poseen enormes recursos petrolíferos y de gas que se hallan entre los más grandes del mundo y ambos países han mostrado su interés en cooperar en este tema.

Otro campo donde se refuerzan las relaciones ruso-iraníes es el de la cooperación regional. Ellas no se limitan a Oriente Medio, sino que se extienden también a Asia Central, el Cáucaso y el Mar Caspio. Estas zonas están en relación directa con la seguridad interna de los dos países. Irán posee fronteras comunes con Rusia en dichas regiones, de ahí el interés de ambas naciones en desarrollar una interacción.

En tercer lugar, Irán y Rusia están confrontados a las políticas y la presencia militar de EEUU y otras potencias occidentales en Oriente Medio y Asia Central. El principal objetivo de estos últimos es contrarrestar el poder de Rusia a nivel global y regional. La OTAN busca cercar a Rusia y busca expandir sus actividades aproximándose a Irán y a los países del Mar Caspio.

Oriente Medio es también el punto de partida de Rusia si quiere recuperar el poder e influencia de antaño. Esta región es vital para Irán también. En Siria, los países han entrado en acción para defender a su aliado y esto ha permitido reforzar su asociación. Para Teherán, Moscú puede contrarrestar las políticas de EEUU. Y, para Rusia, Irán tiene la suficiente influencia en Oriente Medio para hacer frente con éxito a EEUU.

Ciertos hechos ejemplifican este alto nivel de relaciones. A finales de febrero, Rusia manifestó su apoyo al gobierno iraní al oponer su veto en el Consejo de Seguridad contra una resolución promovida por Gran Bretaña y apoyada por EEUU y Francia, que buscaba condenar a Irán por un supuesto envío de armas a Yemen, un país que lucha contra la agresión saudí. Irán ha negado esta alegación recordando además que Yemen sufre un bloqueo.

Frente a las presiones occidentales contra Rusia e Irán, estos dos países continuarán estrechando sus vínculos políticos, económicos y de seguridad y esta cooperación tendrá una gran influencia en el devenir de las relaciones internacionales y la situación en Oriente Medio y el mundo.

(Fuentes: Al Manar / Hispan TV / Press TV / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *