“Estado aconfesional”: Kichi, Díaz y otros dirigentes de “izquierdas”, capillitas devotos. 120 imágenes alcaldes y alcaldesas perpetuas

kichi

Los católicos practicantes en España no sobrepasan el 12 % (según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas) y apenas un 34 % decidieron marcar la casilla a favor de la Iglesia en su última declaración de la renta (según datos facilitados por la propia Conferencia Episcopal Española).

Sin embargo, a lo largo de estos días las procesiones organizadas por centenares de hermandades y cofradías en toda España saldrán a las calles. Y lo harán con el apoyo, no sólo de instituciones presididas por dirigentes conservadores, sino también de decenas de municipios gobernados por la izquierda en la totalidad de las Comunidades Autónomas.

Contradicciones propias de un país en el que la derecha intenta apropiarse de tradición como la Semana Santa –pese a ser tan poco de derechas que su himno oficioso es ‘La Saeta’, el poema de Machado al que Serrat puso música y voz-, y de una sociedad “secularizada” en la que sin embargo, los Cristos y la Vírgenes no sólo recorren las calles en Semana Santa, sino que también ostentan el cargo de ‘alcaldes’ o ‘alcaldesas’ en no pocos municipios españoles.

Localidades como Córdoba, cuyo Ayuntamiento está gobernado por PSOE e IU, y que en 2016, por primera vez en la historia, todas las hermandades pudieron hacer una estación de penitencia en el interior de la Mezquita Catedral de Córdoba.

Y es que no son pocos los dirigentes progresistas que apoyan y promueven una de las celebraciones más características de España. Repasamos en ELPLURAL.COM algunos de los ejemplos más señalados que apoyan esta celebración con un significado especial, mitad religioso mitad festivo.

Susana Díaz (PSOE)

Como presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha recibido en no pocas ocasiones a los presidentes de las agrupaciones, consejos y federaciones de cofradías de las principales ciudades de Andalucía. Actitud que no es de extrañar en una dirigente política que siempre se ha confesado católica y practicante.

La presidenta socialista fue catequista de joven y sigue manteniendo su fe en la Esperanza de Triana, de la que su marido es costalero. “La Semana Santa de Sevilla es una celebración popular de cinco siglos de historia y no decide sobre ella ningún político”, llegó a afirmar Díaz.

Pero la presidenta de la Junta  no solo es una enamorada de la Semana Santa de Sevilla. Lo es en su conjunto de la Semana Santa andaluza. Prueba de ello es que en 2014, Díaz se desplazó a Málaga en visita privada para conocer algunos de los titulares de las cofradías más representativas de la Semana Santa de la capital malagueña, como el Cristo de la Buena Muerte (Mena) y el Cautivo.

José María González, Kichi (Podemos)

Tan devoto o más que Susana Díaz es José María González, Kichi. Prueba de ello es que en el pasado mes de mayo, el alcalde de Cádiz concedió la medalla de Oro de la Ciudad a la Virgen del Rosario. Pero antes, el dirigente del sector ‘anticapitalista’ de Podemos ya había manifestado públicamente su fe.

“Yo mismo me he criado con la Semana Santa, cómo la vamos a prohibir (…) Podemos no viene a quitar la Semana Santa sino a mejorarla”. Así se expresó el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, poco después de acceder al cargo.

A lo largo de su mandato, el regidor de Podemos ha asistido a procesiones. Por ejemplo, en 2016 realizó la estación de penitencia el Jueves Santo en compañía de su madre, Milagros Santos (foto adjunta), ha aceptado recibir la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno de la ciudad, e incluso se ha ofrecido a mediar entre el obispo y el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz para que la Cofradía del Perdón -ahogada por sus problemas económicos-, pudiese posesionar en las calles de la ciudad.

Óscar Puente (PSOE)

En enero de 2016, el alcalde de Valladolid y portavoz del PSOE en España Óscar Puente, reivindicaba la Semana Santa como un “ritual imprescindible” que supone para la capital vallisoletana un “patrimonio espiritual y gentil” sin igual.

Desde que accedió al cargo, Puente no ha dudado en defender la celebración de la Semana Santa, dejando claro que su existencia no puede convertirse en un asunto “conflictivo” en la ciudad. Coherente con sus declaraciones, a lo largo de su mandato, el regidor no ha dudado en acudir a algunas de los actos de penitencia más representativos en Valladolid.

Hace unos días, Puente incluso exaltaba el “respeto y tolerancia” como “sustrato básico para que el milagro de la Semana Santa se obre año tras año”, así como su “exquisita sensibilidad y el criterio estético”.  Todos esos rasgos hacen que, a su entender, valoremos en su justa medida la grandiosidad de la estética procesional y la profundidad de su carga simbólica” que, en el caso de Valladolid, considera se convierte durante Semana Santa “en el escenario más grande y majestuoso del mundo”.

Francisco Guarido (IU)

“Jamás quitaría la Semana Santa. Mi padre vive en Zamora donde hay una Semana Santa preciosa”, manifestó Pablo Iglesias en marzo de 2017. El secretario general de Podemos puede estar tranquilo respecto al futuro en esta ciudad castellana de lo que considera “no solo como una manifestación religiosa sino también cultural y que es interesantísima para entender nuestro país”.

Poco después de acceder al cargo, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, de IU, se comprometió a mantener la subvención a la Semana Santa zamorana en los presupuestos de la ciudad. Un año más tarde, el regidor tampoco dudó en posar con el cartel de la Semana Santa, como símbolo de apoyo a una de las fiesta más importante de la ciudad y con el fin de demostrar que más allá de creencias personales el político apoya a la Pasión.

Ya en 2018, Guarido, quien en todo momento el alcalde muestra a través de las redes sociales la estrecha colaboración que pretende mantener con las Cofradías, anunció que el Ayuntamiento de Zamora respaldará económicamente el nuevo Museo de Semana Santa e incluso solicitará a la Agencia Estatal de Meteorología (AEMT) la información sobre el tiempo en Semana Santa, que pondrá a disposición de las Cofradías.

Daniel González (IU) y Susana Serrano (Podemos)

Otros concejales de PSOE, Podemos, IU o Compromís participan de forma activa en la Semana Santa. Entre todos ellos destacan Daniel González (portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla), quien confesaba en una entrevista en ‘El Mundo’ que “llora con la Macarena” (*). Su compañera de corporación Susana Serrano (Portavoz de participa Sevilla – Podemos en el Ayunatamiento de Sevilla) también ha reconocido que le gusta y no se pierde el Gran Poder o la Macarena.

En Valencia, el concejal de Cultura, Pere Fuset (Compromís) ejerció en 2017 de pregonero de la Semana Santa Marinera en una ceremonia presidida por el Santísimo Cristo del Buen Acierto en la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles del Cabanyal.

A la  primera teniente de alcalde de Valencia, Sandra Gómez (PSOE), también le gusta la Semana Santa. Tanto es así que es cofrade del Cristo de la Palma, posesionando de este modo todos los Domingos de Ramos.

(*) Nota de LOA: Siento Daniel Gonzalez líder de las Juventudes Comunistas del PCE en Sevilla, dicha organización llegó a lanzar un comunicado defendiendo la Semana Santa y reivindicándola como fiesta popular.

Procesionan en Semana Santa y además son ‘alcaldes celestiales’

Cristos y Vírgenes, peculiares ‘alcaldes’ y ‘alcaldesas’ en un país constitucionalmente laico que aborda con dificultad la separación Iglesia y Estado.

15 de septiembre de 2016. La Virgen de las Angustias se convierte en alcaldesa perpetua de la localidad cacereña de Navalmoral y en la 120 que obtiene esa distinción de un Ayuntamiento. Sirva esta como ejemplo de las contradicciones a la hora de abordar la relación entre la Iglesia y el Estado que afronta un país constitucionalmente laico como es España.

Prueba de ello es que a lo largo de estos días, 10.000 cofradías posesionan por las calles y plazas de la mayoría de los pueblos y ciudades de España. Una celebración con un significado especial, mitad religioso mitad festivo. Paradojas que se dan en una sociedad “secularizada” en la que sin embargo, los Cristos y la Vírgenes no sólo recorren las calles en Semana Santa. También ostentan el cargo de ‘alcaldes’ o ‘alcaldesas’.

El último recuento, publicado por ELPLURAL.COM en 2016, cifraba en 120 las imágenes que han alcanzado, entre otros, el título de ‘alcaldes celestiales’. Los números hablan por si solos: 16 alcaldes perpetuos, en su mayoría Cristos, 18 medallas de oro o de la ciudad y otros honores militares a entes religiosos. Sin olvidar, claro está, la controvertida medalla de honor al mérito policial a la Virgen malagueña del Amor que el ex ministro Jorge Fernández Díaz se empeñó en conceder con las bendiciones finales del Tribunal Constitucional.

El Constitucional avaló un nombramiento

Fue el 3 de febrero de 2014 cuando Jorge Fernández firmaba la orden  número 2050 que oficializaba la citada concesión. No era la primera vez que el ministro, conocido por su relación con la Obra de Monseñor Escrivá de Balaguer, traía a su negociado el hecho religioso.

Entonces, se presentaron denuncias contra la concesión que acabaron en nada. En concreto el 28 de junio de 2014 la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo archivaba una denuncia contra el ministro por esta medalla al entender los jueces que no se había cometido delito de prevaricación.

El asunto llegó hasta el Constitucional de la mano de Europa Laica y  la Asociación  Aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico. Pero allí la sección segunda de la Sala Primera rechazó admitir a trámite el recurso de amparo presentado por ambas entidades. Desde entonces, ninguna asociación ha cuestionado en los tribunales que los Cristos se conviertan en alcaldes o alcaldesas o reciban otro tipo de honores militares.

“En cualquier caso, el número de distinciones a entes religiosos tendrían que ir a menos y no a más en una sociedad más secular cada vez”, declaraba a ELPLURAL.COM Andrés Carmona, vicepresidente de Laicismo.org.  Para Carmona se deberían buscar “simbolismos neutros, no religiosos si estamos en contra de identificar lo religioso con  lo público. Ojalá  digamos en algún momento que con estas cosas vamos a menos”. Pero no parece.

120 las imágenes han alcanzado, entre otros, el título de alcaldes celestiales

A lo largo de estos días, 10.000 cofradías posesionarán por las calles y plazas de la mayoría de los pueblos y ciudades de España. Una celebración con un significado especial, mitad religioso mitad festivo. Todo ello en un país laico que afronta enormes contradicciones a la hora de abordar la relación entre la Iglesia y el Estado.

Uno de los últimos ejemplos lo protagonizó hace apenas un año el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, cuando concedió la medalla al mérito policial al Hermano Mayor de la Congregación de Mena, en Málaga. Algo que sucede en una sociedad “secularizada” en la que sin embargo, los Cristos y la Vírgenes no sólo recorren las calles en Semana Santa. También ostentan el cargo de alcaldes o alcaldesas.

El último recuento, publicado por ELPLURAL.COM en 2016, cifraba en 120 las imágenes que han alcanzado, entre otros, el título de alcaldes celestiales. Los números hablan por si solos: 16 alcaldes perpetuos, en su mayoría Cristos, 18 medallas de oro o de la ciudad y otros honores militares a entes religiosos. Sin olvidar, claro está, la controvertida medalla de honor al mérito policial a la Virgen malagueña del Amor que el ex ministro Jorge Fernández Díaz se empeñó en conceder con las bendiciones finales del Tribunal Constitucional.

“El número de distinciones a entes religiosos tendrían que ir a menos y no a más en una sociedad más secular cada vez”, declaraba a ELPLURAL.COM Andrés Carmona, vicepresidente de Laicismo.org.  Para Carmona se deberían buscar “simbolismos neutros, no religiosos si estamos en contra de identificar lo religioso con  lo público. Ojalá  digamos en algún momento que con estas cosas vamos a menos”. Pero no parece.

(Fuente: El Plural / Autores: José María Garrido y Rubén Cortés)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *