Avanza el diálogo intercoreano. Próximo encuentro entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el surcoreano, Moon Jae-in.

corea

(Kim Jong-un con el director de la Oficina de Seguridad Nacional surcoreana, Chung Eui Yong)

Corea del Norte y Corea del Sur han acordado mantener el próximo jueves una reunión de alto nivel en la región fronteriza de Panmunjom para preparar una cumbre prevista para finales de abril entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Pyongyang ha aceptado este sábado asistir el próximo 29 de marzo a unas conversaciones de alto nivel con Seúl para abordar cuestiones logísticas de cara a una cumbre intercoreana cercana, según ha informado mediante un comunicado el Ministerio surcoreano de Unificación.

Según precisa la nota, ambas partes mandarán sendas delegaciones de tres representantes en el Pabellón de la Unificación, en el norte de la región de Panmunjom, sita en la militarizada frontera entre ambos vecinos asiáticos. El ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-Gyon, encabezará la delegación en los diálogos, apostilla el documento.

Los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) de Pyeongchang, en Corea del Sur, celebrados en febrero, suavizaron la tensión entre las dos Coreas, dando paso a una posible reunión entre Kim y Moon, e incluso entre el líder norcoreano con el presidente de EE.UU., Donald Trump.

En esta misma línea, a principios de este marzo, por primera vez en diez años, enviados especiales surcoreanos se reunieron con el líder norcoreano. Tras el encuentro la canciller de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, aseguró que Kim “dio su palabra” sobre el inicio de la desnuclearización de su país de cara a los futuros encuentros entre Seúl y Washington.

El pasado lunes se dieron a conocer que los representantes de las dos Coreas y de EE.UU. se encontraban en Finlandia para celebrar conversaciones sobre la desnuclearización de Pyongyang. Según opinan varios expertos, es muy posible que el líder norcoreano condicione la desnuclearización de su país a la retirada permanente de Estados Unidos de Corea del Sur.

Pyongyang niega haber optado por la diplomacia ante las sanciones

Pyongyang ha negado que las sanciones internacionales fueran la causa del deshielo diplomático con Washington y Seúl, afirmando que ha realizado una ofensiva de paz. Esto demuestra la confianza norcoreana en sí misma, así lo anuncia la agencia local de noticias KCNA.

Corea del Norte ha rechazado que su Administración estuviera obligada a tomar la vía diplomática debido a las presiones por parte de la comunidad internacional, ha citado la fuente norcoreana añadiendo que “la ofensiva de diálogos de paz de la República Democrática Popular de Corea es una expresión de su confianza en sí misma, en la medida en que ha podido lograr todo lo que ha deseado”.

Estos comentarios se producen en un contexto de considerable distensión en la península de Corea tras las tensiones vividas por las pruebas nucleares y el lanzamiento de misiles por parte de Pyongyang. Asimismo, las declaraciones dadas a conocer por KCNA afirman que hay un ambiente de reconciliación con Corea del Sur y señales de cambio con Estados Unidos.

De igual modo, la agencia norcoreana ha asegurado que la postura de Pyongyang viene de una posición de fuerza y no de debilidad, a pesar de que el país asiático se enfrenta a una fuerte presión internacional, con pesadas sanciones que ahogan su economía. Además, ha criticado a Washington, Seúl y Tokio por cuestionar la sinceridad y la motivación de Corea del Norte, y ha pedido “prudencia”.

Fuentes militares surcoreanas informaron el viernes de que Seúl y Washington limitarán este año sus polémicas maniobras militares conjuntas para no suscitar tensiones con Pyongyang. Recordar que en la actualidad los representantes de las dos Coreas y de EE.UU. se encuentran en Finlandia para celebrar conversaciones sobre la desnuclearización de Pyongyang.

Kim Jong-un, puede condicionar la desnuclearización a la retirada de EEUU de Corea del Sur

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, puede condicionar la desnuclearización de su país a la retirada permanente de Estados Unidos de Corea del Sur, ha planteado esta posibilidad Chas Freeman, un exfuncionario del Departamento de Estado de EE.UU.

La cuestión para Pyongyang “es cómo eliminar la amenaza de EE.UU. (…) Para Kim Jong-un el tema de la desnuclearización depende de la retirada de EE.UU. de Corea del Sur”, dijo el lunes Freeman en declaraciones a la agencia rusa de noticias Sputnik.

Las condiciones de Kim para el comienzo del proceso de desnuclearización de Corea del Norte irían más allá de la mencionada exigencia, declaró el también exembajador de EE.UU. en Arabia Saudí, planteando la posibilidad de que el líder norcoreano exija el “final de la alianza entre EE.UU. y Corea del Sur”. “(Kim) pediría también a Washington que reconozca a Pyongyang como un Estado nuclear, a la par de otros similares. Al descubrir esto, Trump se desilusionaría”, agregó.

En esta misma línea, un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) informó el pasado jueves de que los portaaviones de este país no participarán en los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur que se celebrarán los próximos meses de abril y mayo.

Ese mismo jueves, el inquilino de la Casa Blanca anunció haber acordado reunirse con Kim a fines de mayo, horas después de que funcionarios surcoreanos informaran al magnate republicano de la invitación del líder norcoreano para sostener un encuentro. “Un acuerdo con Corea del Norte estará muy pronto”, escribió Trump en Twitter.

La amplia presencia militar de EE.UU. en la península de Corea siempre ha sido uno de los epicentros de las preocupaciones de Corea del Norte, país que considera sus misiles balísticos y sus armas nucleares como única vía de protegerse ante la maquinaria bélica y amenazas de EE.UU.

EEUU limita maniobras con Seúl en víspera de diálogos con Pyongyang

Corea del Sur y Estados Unidos limitarán este año sus polémicas maniobras militares conjuntas, sin movilizar activos estratégicos estadounidenses como bombarderos B-1B o portaaviones, en un intento por no avivar las tensiones con Corea del Norte, con la que buscan iniciar un diálogo histórico.

Fuentes militares surcoreanas han comunicado que el ejercicio Foal Eagle (maniobras de campo que reúnen a decenas de miles de soldados estadounidenses y surcoreanos), que comenzará a principios de abril, durará solo un mes en lugar de dos, según recoge la agencia local de noticias Yonhap.

EE.UU. no enviará además este año a los ejercicios equipamiento militar estratégico como bombarderos B-1B Lancer ni grupos navales de ataque. Washington normalmente usaba los B-1B Lancer para simular ataques a Corea del Norte.

Los ejercicios Key Resolve, en los que se coordinan mediante una simulación por ordenador maniobras sobre el terreno o ejercicios de artillería, tendrán sin embargo la misma duración que otros años, dos semanas a partir de mediados de abril.

Los ejercicios Foal Eagle y Key Resolve, que tienen lugar cada primavera boreal en las aguas de la península de Corea, se aplazaron este año para que no coincidieran con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno, que se celebraron entre el 9 y el 25 de febrero en Corea del Sur.

El anuncio de la limitación armamentística se produce en medio de la apertura de diálogos entre las dos Coreas para rebajar las tensiones en la península. Pyongyang y Washington han reducido el tono desde que se supo a principios de este mes que podría haber una reunión histórica entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El líder norcoreano ya había anunciado a Seúl la suspensión de sus ensayos nucleares y balísticos durante el proceso de conversaciones, pero su Gobierno ha advertido de que dará una respuesta simétrica a EE.UU. si este país sigue organizando maniobras militares en la península.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *