El Colegio Médico de Granada sanciona con la inhabilitación durante un mes al Dr. Candel por ofensas graves a otros profesionales

jesus-candel-el-pasado-miercoles-ante-el-hospital-clinico-de-granada-r-m

El Colegio de Médicos de Granada ha sancionado a Jesús Candel, conocido como Spiriman, con 30 días sin ejercer la Medicina por ofender gravemente a sus compañeros de urgencias del Hospital Virgen de las Nieves.

La resolución, a la que ha tenido acceso El Independiente de Granada, acuerda imponer a Candel, “la sanción de treinta días de suspensión del ejercicio profesional como autor de una falta grave tipificada en el artículo 76.2 a) de los Estatutos del Colegio de Médicos de Granada”.

Este es el artículo que se le ha aplicado: “Son Faltas graves; a) la ofensa grave a la dignidad de otros profesionales, de las personas que formen parte de los órganos de gobierno del colegio, así como de las instituciones con quienes se relacione como consecuencia de su ejercicio profesional”.

No obstante, contra la resolución, Candel puede recurrir ante el Consejo Andaluz del Colegio de Médicos de Andalucía, en el plazo de un mes. De ser firme, Spriman no podrá ejercer la Medicina durante 30 días, periodo en el que se le retirará la colegiación, que es obligatoria para los médicos.

Es la primera sanción que el Colegio de Médicos aplica a Spiriman, pese a las numerosas denuncias cursadas por compañeros. El Colegio ha sido permisivo con el médico de urgencias, que actualmente trabaja en el Hospital del Campus. De hecho, Candel apoyó al equipo directivo, del que llegó a ser vicepresidente -cargo que ya no ocupa-, Fidel Fernández, uno de lo médicos que más respaldan a Spririman que, además, forma parte como vocal de la Asociación Justicia por la Sanidad. Precisamente, la Junta Directiva trató sin éxito de modificar los estautos en lo referente a las faltas discipñinarias para beneficiar a Spiriman.

Así, la sanción considera atenuante que Candel no cuenta con expediente disciplinario abierto antes de que liderara las protestas contra la fusión hospitalaria. Aunque el Colegio reconoce que a partir de su irrupción en las redes sociales “se han sucedido quejas y denuncias en el Colegio”.

La resolución alude a que “la defensa de la sanidad pública y del paciente” es el fin que Candel “expone en diferentes declaraciones”. Pero deja claro que el Código Deontológico “establece otros procedimientos internos para poder mejorar la sanidad, sin necesidad de proferir insultos en las redes sociales a otros colegiados”.

“La Junta Directiva ha tenido en cuenta este fin que persigue Jesús Candel pero discrepamos y rechazamos su forma de actuar”, señala la resolución.

El primer video denunciado por los médicos de urgencias muestra a Spiriman “en un estado de excitación, con momentos de labilidad emocional tendentes al llanto, que expresan la situación de extrema presión que estaba pasando en aquellos momentos, lo cual pudiera contribuir a un incumplimiento de sus obligaciones con sus colegas”.

Continúa la resolución: “No obstante, esto que pudiera ser un atenuante no es resuelto posteriormente en los siguientes videos, sino que de forma más pausada, persiste en su actitud, por lo que entendemos que esta conducta  reiterada y exenta de arrepentimiento constituye un agravante”.

La resolución indica, además, que “la Junta Directiva del Colegio de Médicos considera que el objetivo de la sanción debe ser la modificación de una conducta reprobable que constituya una infracción de nuestro Código Deontológico” para añadir: “Sin embargo, entendemos que la sanción que lleva aparejada la falta grave de suspensión del ejercicio profesional es suficientemente penosa para cualquier médico”. Recuerda el Colegio que de persistir la “reiteración” puede enfrentarse a falta “muy grave”, que conlleva la expulsión entre uno y dos años.

La asociación que preside Candel pide la dimisión del presidente del Colegio de Médicos por sancionarle

La asociación Justicia por la Sanidad que preside Jesús Candel ha reaccionado a la sanción que el Colegio de Médicos le ha impuesto por ofender gravemente a compañeros con un comunicado en el carga contra el presidente de la organización, Jorge Fernández Parra, y pide su dimisión por ese expediente.

Pese a que Fernández Parra le respaldó durante las movilizaciones sanitarias, ahora Candel censura su labor. En el comunicado la asociación le reprocha que le sancione, cuando a su juicio, “es su obligación también haber apoyado y denunciado la corrupción de la sanidad andaluza que ha venido haciendo el doctor Candel”. Algo que según asegura, “no lo ha hecho en todo su tiempo de mandato”.

En opinión de la asociación de Candel, el presidente del Colegio de Médicos ha convertido la institución en un “Tribunal de la Inquisición, donde ya no se juzga la praxis médica, sino que se intenta coartar la libertad de expresión”, respondiendo así al fondo de la sanción, que reprueba los insultos proferidos a través de las redes sociales por el médico hacia otros colegiados.

Justicia por la Sanidad, que critica también a los medios por publicar la noticia, cree la sanción del Colegio de Médicos “constituye una muy grave injerencia en el ejercicio de la libertad de expresión del doctor Candel” y agrega que no por ello le van a “callar”.

Este es el comunicado íntegro difundido por la asociación Justicia por la Sanidad:

“Ante la supuesta sanción al presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad, el doctor Jesús Candel, Spiriman, por parte del Colegio de Médicos de Granada, que no le ha sido comunicada ni notificada, pero dado que la supuesta sanción ha sido filtrada, interesadamente, a determinadas personas y medios afines a la presidenta de la Junta de Andalucía, y ante la gravedad del hecho, pedimos desde esta Asociación la dimisión del presidente del colegio de médicos de Granada.

Es labor del presidente del colegio de médicos la defensa de la sanidad pública, es su obligación también haber apoyado y denunciado la corrupción de la sanidad andaluza que ha venido haciendo el doctor Jesús Candel. Pero no lo ha hecho en todo su tiempo de mandato, teniendo conocimiento de hechos gravísimos que están acaeciendo en la sanidad de Granada. Al contrario, no se ha puesto al frente de sus colegiados, se ha puesto siempre al lado de la administración sanitaria y de parte del régimen andaluz que tan bien representa su presidenta Susana Díaz.

El presidente del colegio de médicos de Granada ha convertido esta ilustre institución en un Tribunal de la Inquisición, donde ya no se juzga la praxis médica, sino que se intenta coartar la libertad de expresión, uno de los bienes más sagrados del hombre, y así tapar las denuncias sobre la corrupción sanitaria andaluza que ha venido realizando el doctor Candel. Además, ha dado un paso más allá hasta convertir la institución colegial en un Tribunal de Honor expresamente prohibidos en el artículo 26 de la Constitución español que literal dice: se prohíben los Tribunales de Honor en el ámbito de la Administración civil y de las organizaciones profesionales.

Además, la supuesta sanción vulnera las resoluciones emanadas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y viola gravemente el artículo 10 del Convenio europeo para la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

La supuesta sanción colegial constituye una muy grave injerencia el ejercicio de la libertad de expresión del doctor Candel. Y no por ello van a callar ni a tapar nunca la denuncia de la corrupción de la sanidad andaluza que realiza el presidente de esta Asociación, ni van a acabar nunca con el movimiento en defensa de la sanidad pública porque pertenece al pueblo de Granada y a todo el pueblo andaluz.

El presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad va a seguir en la lucha de denunciar la corrupción que existe en la sanidad pública andaluza, y estas supuestas sanciones no van a acabar con su legítimo derecho a expresarlas en libertad. Y siempre estará en la defensa de los derechos de los pacientes y de los profesionales que la integran”.

Teresa Rodríguez se desvincula de la petición de investigación a Candel por incitación al odio

Por otro lado, la coordinadora general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, se ha desvinculado este miércoles del escrito presentado en la Fiscalía pidiendo que se investigue al doctor Jesús Candel, conocido en las redes sociales como ‘Spiriman’, por posibles delitos de incitación al odio hacia determinados colectivos, como mujeres, políticos, personal sanitario y periodistas.

Ante esta petición de investigación, presentada el pasado viernes ante la Fiscalía Superior de Andalucía, con sede en Granada, por un grupo de usuarios del Servicio Andaluz de Salud, encabezado por, entre otros, el cantaor Juan Pinilla, la dirigente de Podemos ha pedido, en una nota de prensa, que “no se utilice” su nombre ni el de su formación política “contra el movimiento por la sanidad pública en Granada”.

El escrito menciona expresamente algunos de los comentarios que ha dirigido, por redes sociales en este tiempo, Candel, impulsor de las movilizaciones masivas contra la fusión hospitalaria en Granada, a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y a Teresa Rodríguez.

La también portavoz del grupo parlamentario de Podemos en Andalucía ha explicado que “no se le ha comunicado ni consultado en ningún momento sobre su voluntad por formar parte de la denuncia”, por lo que ha aclarado su “completa desvinculación de la misma”.

Teresa Rodríguez ha agregado que se niega a “formar parte de ninguna operación que judicialice una cuestión tan importante como es el movimiento de defensa de la sanidad pública de la ciudad de Granada, que, frente a los desmanes de la fusión y los recortes, se ha levantado de forma mayoritaria y ha conseguido paralizar la fusión hospitalaria”.

En ese sentido, Rodríguez ha insistido en que “esta represión a algunos de los portavoces más visibles de la plataforma puede ser un aviso a navegantes”, por lo que pide a quienes han presentado el escrito en Fiscalía que “en ningún caso” la “utilicen” a ella o a Podemos, que, “desde un principio, ha apoyado el movimiento” liderado por la plataforma Granada por su Salud y “sus reivindicaciones, hasta el día de hoy”

(Fuente: El Independiente de Granada)

Noticia Relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *