Difunden nuevas imágenes que confirman las filtraciones de las balsas de fosfoyesos a la ría de Huelva tras los temporales (vídeos)

filtraciones-fosfoyesos

Greenpeace y el colectivo Mesa de la Ría de Huelva han recogido nuevas imágenes aéreas que confirman cómo tras el paso de los temporales ‘Enma’ y ‘Félix’ el frente de vertidos industriales tóxicos y radiactivos desde las balsas de fosfoyesos en Huelva se extiende ya a toda la orilla del río Tinto, según han informado ambas entidades.

En el vídeo, difundido por Greenpeace, se pueden ver las zanjas que conectan las balsas, situadas a escasos 500 metros de algunos barrios de la ciudad, con el río, y que provocan un frente de contaminación de casi 3,5 kilómetros. Las imágenes fueron tomadas el pasado sábado 15 de marzo tras el paso del temporal Félix.

Esto muestra graves fallos en la seguridad y el control de las balsas, de las que se encarga la empresa responsable de los vertidos, Fertiberia, que vuelve a incumplir sus obligaciones y sigue permitiendo que sus residuos afecten al medio ambiente, con graves consecuencias para la salud de la ciudadanía y a los ecosistemas de la zona.

“Hemos vuelto a corroborar que existen filtraciones. Esto respalda, además, los estudios científicos publicados por el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Huelva”, ha declarado Aurelio González Peris, presidente de la Asociación Mesa de la Ría de Huelva.

“Nos preguntamos por qué la fiscalía de Medio Ambiente, ante la evidente contaminación producida por Fertiberia, no abre de oficio una investigación sobre este problema sanitario y ambiental”, ha añadido Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace.

Las balsas de fosfoyesos contienen más de 120 millones de toneladas de residuos industriales tóxicos, peligrosos y radiactivos, como dictaminó la Unión Europea en 2010. Futuras tormentas, la subida del nivel del mar y el incumplimiento de la Ley de Costas podrían provocar vertidos tóxicos graves en el río Tinto y en el mar, lo que afectaría directamente a las costas del Parque Nacional de Doñana.

Greenpeace y la Mesa de la Ría ya alertaron sobre esta situación el pasado 12 de marzo, tras el paso del temporal Enma, con imágenes exclusivas que confirmaban los serios fallos en la seguridad y control de las balsas por parte de Fertiberia.

Mesa de la Ría pide un órgano interadministrativo que acelere la solución de los fosfoyesos

Mesa de la Ría pedirá en el próximo pleno la creación de una comisión interadministrativa para solucionar el problema de fosfoyesos en la que participarían el Estado, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Huelva, para que se le encomiende la gestión para avanzar administrativa, jurídica y técnicamente en la solución “definitiva” a las balsas de fosfoyesos.

Para Mesa de la Ría el actual Comité de Expertos es insuficiente para atajar este tema ya que, consideran que “no tiene capacidad administrativa siquiera para acceder a las balsas”.

Para Mesa de la Ría, esta comisión interadministrativa sería “la única opción para que de una vez por todas se alcance con urgencia una solución a la problemática de las balsas de fosfoyesos”, ya que creen que nos encontramos ante un típico caso de competencias concurrentes de distintas administraciones, en las que ninguna de ellas, por sí sola, puede alcanzar una decisión o dictamen definitivo, pues las competencias individuales de cada una de ella, se solapan a la hora de alcanzar una posible solución definitiva.

Por un lado, la Administración del Estado está ejerciendo las competencias encomendadas por la Audiencia Nacional a la hora de evaluar el proyecto de enterrado de las balsas de fosfoyesos presentado por Fertiberia y las que le corresponden en la pertinente evaluación de impacto ambiental del citado proyecto. Al mismo tiempo, la administración autonómica en el marco de sus competencias en materia medioambiental, debe tramitar la correspondiente Autorización Ambiental Integrada (AAI) para el proyecto que se pretenda ejecutar, así como la pertinente evaluación de impacto sobre la Salud. Por último, el Ayuntamiento de Huelva, como único órgano competente en el planeamiento urbanístico de la ciudad, deberá evaluar si el proyecto que se pretenda llevar a cabo encaja en las directrices urbanísticas existentes para la zona afectada. Dictamen, que por otro lado, de resultar negativo sería de carácter vinculante.

Para la Mesa de la Ría resultan evidentes las carencias y la falta de efectividad de la actual órgano de participación municipal, ya que dicho órgano carece de la capacidad de tomar decisiones de obligado cumplimiento para las partes implicadas, tratándose ésta poco menos que de una “mesa de oyentes”.

Es más, el comité de expertos emanado de dicho órgano, ni siquiera cuenta con la disponibilidad presupuestaria para poder ejercer su labor, tampoco podría imponer la solución o soluciones que propongan, ni tan siquiera tiene en la actualidad la posibilidad de acceder a las balsas de fosfoyesos para desarrollar la necesaria labor de estudio y medición sobre el terreno. Además, la formación va a añadir a la moción una demanda del propio Comité de Expertos sobre Fertiberia.

Por último, Mesa de la Ría solicitará que el Ayuntamiento se dirija al ministerio de Medio Ambiente para que la evaluación del impacto medioambiental finalmente sea declarada negativa.

Ante el anunciado riesgo de catástrofe y colapso en las balsas y, para agilizar los estudios, Mesa de la Ría pide al ayuntamiento que inste al Ministerio de Medio Ambiente a que requiera a Fertiberia los datos de los controles periódicos de topografía del apilamiento de la zona 2 de las balsas de fosfoyesos, así como los datos de mediciones de piezómetros e inclinómetros a los que se hace referencia en el Proyecto Constructivo proporcionado para su Evaluación Ambiental, actualizados a día de hoy y que éstos les sean enviados al Comité de Expertos.

(Fuente: Huelva Hoy)

Videos:

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *