Galiza: Piden la absolución de Emilio Cao, el joven para el que piden más de 5 años de cárcel tras ser detenido en Madrid en 2014

Galiza

En torno a 90 personas, entre las que se encuentran intelectuales, alcaldes y diputados en el Parlamento gallego y en el Congreso, son los primeros firmantes del manifiesto que protesta contra la “maquinaria propagandística y represiva” del Estado español y que pide la absolución de Emilio Cao, el joven de 22 años original de O Carballiño (Ourense) que fue detenido el 22 de marzo de 2014 tras su participación en las Marchas de la Dignidad (*).

Aquel día alrededor de un millón de personas se concentró en Madrid bajo el lema “pan, trabajo y techo para todos y todas”. El joven, que participó en las movilizaciones, se enfrenta el próximo lunes a cinco años y ocho meses de prisión por desórdenes públicos y atentado a la autoridad en un juzgado de lo Penal de Madrid.

Tal y como informa Europa Press, el propio Cao anunció este miércoles en rueda de prensa que el manifiesto recoge 90 firmas que incluyen las de los alcaldes de Santiago, Mariño Noriega; A Coruña, Xulio Ferreiro; Ferrol, Jorge Suárez; y Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores; entre otros regidores locales.

También lo firmaron otros representantes políticos como los portavoces parlamentarios de En Marea y el BNG, Luís Villares y Ana Pontón, diputados como Alexandra Fernández o Miguel Anxo Fernán Vello, además de intelectuales como el histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras, periodistas como Aníbal Malvar, músicos como Julián Hernández (Siniestro Total) y escritores como Manuel Rivas, Suso de Toro y Marilar Aleixandre. Los dos últimos fueron de los primeros firmantes y que también han participado en la rueda de prensa.

Durante su intervención, Cao admitió que siente una “incertidumbre que no sabe cómo enfrentar” ante su cita con la justicia del próximo lunes, si bien considera que “no debería tener ningún tipo de problema” para conseguir la absolución.

Además, aseguró que su situación “no es un caso aislado”, sino que es una “realidad de muchas personas en rebelión que deciden decir basta contra el Estado” y que, como él, se enfrentan a “penas de prisión elevadísimas y a sanciones económicas que no pueden asumir”. “La movilización de la sociedad no va a frenar”, advirtió.

“Héroe por la dignidad”

Por su parte, Aleixandre censuró la “deriva autoritaria” del Gobierno español contra la libertad de expresión y erigió a Cao en un “héroe que lucha por la dignidad”. “Las Marchas por la Dignidad eran para solicitar pan, trabajo, vivienda y esto es por lo que ahora se quiere condenar a Emilio”, criticó al tiempo que expresó que “quien debería estar en la cárcel es la gente que robó”, como, según ha ejemplificado, Rodrigo Rato.

“Para personas como yo, que vivimos bajo el franquismo, es terrible ver que en este momento aún hay cosas por las que luchamos hace muchos años, cuando vivía el dictador, y que ahora se están repitiendo”, lamentó la escritora.

A continuación, De Toro afirmó que Cao es una “víctima de un experimento político” de un Estado español “cada vez menos democrático”. “Están experimentando qué dosis de franquismo podemos soportar”, declaró para después afirmar que es algo “propio” del Gobierno de un partido “fundado por franquistas”.

Y es que, en sus palabras, “esto no es algo que pueda sentir Emilio” o los que fueron “militantes antidictatoriales” –entre los que se ha incluido–, sino que también el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) “denunció y sentenció que en el Estado español se recorta la libertad de expresión”.

Emilio Cao está acusado de los delitos de atentado a la autoridad y desórdenes públicos, y se enfrenta a una pena de 5 años y 8 meses de prisión. El juicio se celebra el próximo 19 de marzo en un juzgado de lo Penal en Madrid.

Tal y como recordó Lucía Suárez, miembro de la plataforma por la absolución de Emilio Cao, en la madrugada del próximo lunes saldrán desde Santiago varios autobuses gratuitos hacia los juzgados de lo penal en la calle Julián Camarillo de Madrid para secundar una concentración en solidaridad con el acusado.

Además, se celebrará este miércoles, a las 20.00 horas en la Praza do Matadoiro de la capital gallega, un micro abierto sobre las libertades civiles. A este evento se suma el concierto de este jueves, a las 21.00 horas en la Sala Malatesta, que darán los grupos gallegos Ataque Escampe, Atrás Tigre, Rebelión do Inframundo y O Leo i Arremecághona en apoyo a Cao.

(*) Para ver el manifiesto y las primeras 90 firmas:

https://absolucionemiliocao.gal/

(Fuente: InfoLibre)

emilio cao

Emilio Cao: “Si me condenan, me destrozarían la vida por completo”

El 22 de marzo de 2014 decenas de miles de personas, llegadas de todos los territorios del Estado llenaron las calles de Madrid. Las Marchas de la Dignidad consiguieron un sonoro éxito de convocatoria al grito de “pan, trabajo y techo”. Sin embargo, en el final de la manifestación la policía cargó contra los y las movilizadas, deteniendo a 24 personas, tres de ellas gallegas. Entre ellos estaba Emilio Cao, un joven de O Carballiño (Ourense), que entonces tenía 17 años, acusado de agresión y atentado a la autoridad, cargos que niega con rotundidad.

¿Que pasó ese 22 de marzo?

Fui a la manifestación, dentro de la columna gallega. Recuerdo que cuando comenzó la carga, estaba hablando Cañamero. Es algo anecdótico, pero lo recuerdo perfectamente, y es una muestra más de que la carga se produjo en el horario en el que la manifestación estaba autorizada. Las Marchas tenían un servicio de orden, para impedir que hubiera conflictos con la policía, pero los antidisturbios lo ignoraron. Pudieron coger a cualquiera. Yo estaba con compañeros a los que agarraron de puro milagro. A ellos o a cualquiera de la columna gallega.

Y te cogieron a ti…

Me cogen, me tiran al suelo, me aplastan la cabeza con el escudo contra el suelo, como se ve en varios vídeos. Eso fue complemente innecesario, no había ninguna posibilidad de que yo pudiera escapar.

¿Qué pasó después? ¿Cómo fue el trato en comisaría?

Nos llevaron a comisaría. Cuando me subieron al furgón me amenazaron, a mí y a los demás, intentando meterle miedo a la gente, intentando que te derrumbases. Allí estuvimos muchas horas de pie contra una pared blanca, sin poder hablar con los compañeros que teníamos del lado, que estaban también detenidos. Estuvimos horas así, los policías vigilando para que no nos girásemos y no nos moviéramos. Y sólo cuando a ellos les dio la gana, nos bajaron a los calabozos.

¿Te dijeron en ese momento de qué te acusaban?

Supe de lo que estaba acusado al día siguiente, cuando me llevaron a hablar con el juez. Allí fue cuando me dijeron que me acusaban de agresión y atentado a la autoridad. Pero no fue hasta hace diez días que el abogado me comunicó que me pedían 5 años y 8 meses de cárcel y 600 euros de multa. Antes me decían que como mucho me pedirían 5 o 6 meses, según el auto inicial. Cuando me dio la noticia de la nueva acusación, la verdad es que no podía dar crédito.

¿Qué te dice el abogado? ¿Cree que puedes salir libre o teme una condena?

El abogado dice que no debería preocuparme, porque no tengo antecedentes. Hay mucha gente que ha estado en esta misma situación. No debería pasar nada, pero siempre existe la posibilidad de que ocurra lo peor.

¿Qué significaría para ti en estos momentos ir a la cárcel?

Justo ahora acabo de comenzar la universidad (**), esto llega en el peor momento. En los últimos dos años he cambiado mucho, ahora estudio, he estado trabajando un par de meses, intento sacar una carrera. Si esto va adelante y me condenan, que espero que no, sería algo que me destrozaría la vida por completo.

¿Sientes que estás siendo un cabeza de turco? ¿Que se utiliza tu caso de forma ejemplarizante o para amedrentar?

Yo creo que sí. El auto inicial hablaba de 5 o 6 meses y sin multa. Han debido modificar la acusación recientemente. Hay que tener en cuenta que en este tiempo se ha implantado la Ley Mordaza y han reformado el Código Penal. La presión está siendo cada vez mayor.

¿Qué piensas de las muestras de apoyo que estás recibiendo?

Estoy en una situación de gran incertidumbre, a la espera del juicio y de lo que eso puede implicar, pero el apoyo moral de la campaña, que se está extendiendo mucho, me da bastantes ánimos. Me hace sentir que no estoy sólo, que hay un movimiento popular que está apoyándome, a mí y a toda la gente que sufre la represión del Estado. Me hace sentir muy arropado, me hace sentir bien. Mi situación la está sufriendo mucha gente, por eso debemos extender el espectro de la solidaridad a todas las personas que están padeciendo esto en cualquier punto del Estado y las que lo sufrirán en el futuro. Porque esto va a peor. Debemos cuidarnos unos a los otros, tejer red.

(**) La entrevista se realizó en noviembre de 2016

(Fuente: el diario.es / Autor: Marcos Pérez Pena)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *