Córdoba: El consejo escolar del CEIP Ángel Cruz Rueda de Cabra cambiará el nombre al colegio por ser el de un represor de maestros

colegio Cabra

Córdoba avanza en el cumplimiento de la Memoria Histórica. En esta ocasión ha sido la provincia la que ha dado un paso al frente y, secundando lo establecido en la Ley de Memoria Histórica de Andalucía de 2017, un colegio del municipio de Cabra dejará de llamarse Ángel Cruz Rueda, quien fue un represor de maestros durante la dictadura. Ésta ha sido la decisión adoptada por el consejo escolar del centro que entiende que es “de justicia” el cambio de nombre.

Cruz Rueda fue director del Instituto Aguilar y Eslava de Cabra, municipio del que también fue alcalde desde septiembre de 1936 a agosto de 1940. De la mano del dictador Francisco Franco, Cruz Rueda obtuvo el cargo de jefe de la Comisión Provincial de Depuración contra el Magisterio, un órgano que se encargó de depurar a todos los profesores republicanos que no se adhirieron al franquismo.

El director del centro, Jesús Gómez, se muestra orgulloso y contento tras la aprobación de este cambio de nombre, una decisión que “no es nada menos que adaptarnos a lo establecido por la ley. Con ella damos respuesta a una propuesta que se realizó en septiembre por un sector de madres y padres de colegio que sentía un gran malestar al saber que el nombre del colegio respondía al de un represor”, explica el director. Por ello, Gómez no duda en afirmar que esta decisión ha provocado “una gran satisfacción porque se ha cumplido algo que era de justicia”.

Aunque la decisión ha sido bienvenida dentro de la comunidad educativa, al municipio egabrense le costará un poco más referirse a un mismo edificio pero con un nombre distinto. Y el director del centro lo sabe. “Todo lo que sea modificar el nombre de un edificio que lleva toda la vida supone una cierta dificultad” para el pueblo ya que, en ocasiones, “puede más lo emocional que lo racional”. Sin embargo, Gómez señala que “muchas veces hay que ejercer una labora de pedagogía y de información” para dar a conocer quiénes fueron aquellas personas que hoy copan los rótulos de un gran número de edificios públicos.

Tras este acuerdo, la segunda cuestión que se trató fue decidir qué nombre debería adoptar el colegio. Después de una revisión a los distintos enclaves del municipio, la dirección del centro se percató de cómo los hombres también copan la nomenclatura de numerosos inmuebles. Una de las propuestas fue adoptar el nombre de Adolfo Suárez, pero se declinó por hacer mención, de nuevo, a un hombre. Pero, ¿no existen mujeres que marcaron el hito de la historia? Para Gómez, claro que sí las hubo.

or ello, una de las propuestas fue elegir un “nombre de mujer que fuera andaluza y que no estuviera directamente relacionada con la política. De esta forma, el nombre elegido por mayoría absoluta en el consejo ha sido el de Carmen de Burgos, una periodista almeriense del siglo XIX, pionera en el reporterismo de guerra y en el feminismo y que “luchó muchísimo por los derechos de la mujer”, apunta el profesor. No obstante, no fue la única propuesta ya que hay que señalar que también se puso sobre la mesa la figura de Carmen Giménez Flores, vizcondesa de Termens, debido a la labor social que desarrolló en el municipio.

Ahora, esta propuesta de cambio de nombre será llevada al pleno municipal de Cabra y será esta institución la que elaborará un informe favorable o no. Pero, no obstante, será la delegación provincial de Educación la que “sopese esta decisión” y, consecuentemente, apruebe el cambio para que el año que viene el CEIP Ángel Cruz Rueda pase a llamarse CEIP Carmen de Burgos.

(Fuente: El Mundo – Andalucía)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *