Huelva: La Junta autorizo una nueva masacre de jabalíes y muflones el pasado sábado en la zona del incendio de La Granada

cacería-1

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha aprobado nuevas medidas para procurar la re la superficie afectada por el incendio originado el pasado septiembre en La Granada de Riotinto y que afectó a más de 4.000 hectáreas.

En concreto, según la Junta, las actuaciones se centran en reducir la carga cinegética en el coto ‘Dehesa de Jarrama’, en el término municipal de Zufre, a partir de la recomendación del grupo de trabajo técnico-científico creado para la recuperación de la zona y las directrices del Plan Integrado de Caza aprobado por la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos.

La Consejería de Medio Ambiente ha decidido las aperturas de zonas al ganado sin llegar a poner en riesgo las explotaciones agropecuarias del entorno. La permeabilidad cinegética se llevará a cabo en consenso con los propietarios de fincas.

Por otra parte, la Delegación Territorial de Huelva ha autorizado para mañana, sábado, una batida de gestión reducida de ciervos, jabalíes y muflones por parte de la sociedad Cazadores de Jarrama en superficie no quemada por el incendio.

También habrá una actuación selectiva con agentes para reducir al mínimo recomendado el número de ejemplares, tal y como recoge el Plan Integrado de Caza con aviso de urgencia. Según los técnicos, la población actual incide negativamente en la restauración vegetal de la zona y, por tanto, en la supervivencia de estas especies de fauna.

Según la Junta, los muestreos realizados los pasados 29 de enero y 2 de febrero determinaron que la población de ciervos y muflones es superior a la capacidad de carga del monte. Las conclusiones instan a reducir el número de herbívoros.

La resolución de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio obliga a la sociedad de cazadores a entregar las reses abatidas para consumo humano a entidades con fines benéficos de las localidades del entorno del coto, de Nerva, Higuera de la Sierra y Aracena. La batida de gestión es una actividad de control, por lo que está prohibido el aprovechamiento cinegético.

Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La Granada

La Consejería de Medio Ambiente ya procedió a autorizar una batida de gestión en la zona afectada por el incendio de este verano en La Granada de Riotinto el pasado mes de nero, con el objetivo de reducir de forma considerable la población de ciervos y muflones existente en este monte público, denominado El Jarrama. Con esta medida, que forma parte del Plan Integrado de Caza elaborado por la Dirección General del Medio Natural de la Junta, se habría logrado abatir a unos 150 de las alrededor de 300 ejemplares que aún poblaban la zona (foto adjunta).

Según informaron a este periódico desde la Delegación Territorial de Medio Ambiente, esta actuación era necesaria para propiciar la regeneración ambiental del espacio afectado por el incendio, pues el ganado existente en la zona acaba con la vegetación que comienza a florecer, lo que impide tanto la regeneración del espacio como la supervivencia de los animales, que no tendrían sustento necesario para seguir viviendo.

Según afirmaron, el criterio científico de los técnicos de la Consejería que han elaborado el plan, lo ideal es reducir la población de ciervos y muflones hasta dejarla en 40 ejemplares, por lo que, a partir de ahora, la Dirección General del Medio Natural evalúa el resultado de esta primera batida de gestión, encargada a la sociedad local de cazadores, para decidir si se encarga una segunda.

La medida fue criticada por varias organizaciones de ámbito social como Asnuci y Asisti Cuenca Minera. Desde la primera calificaron esta primera actuación, en declaraciones al Diario de Huelva como una “carnicería y salvajada” con la que se da pie, a su juicio, a una “lectura muy peligrosa”, como es el hecho, argumentan, de que “tras un incendio puede disfrutarse la oportunidad de una gran cacería”.

Pacma anunció acciones legales contra la Junta por la cacería

El Pacma anunció entonces el inicio de acciones legales contra la Junta de Andalucía y el Gobierno central por “la masacre” de ciervos y muflones en la finca de monte público Dehesa Jarrama el pasado mes de diciembre, que se vio afectada por el incendio forestal del pasado mes de septiembre, entre los términos municipales de Zufre y La Granada de Riotinto (Huelva).

En un comunicado, Pacma dejaba claro que actuarán con “contundencia ante las terribles monterías llevadas a cabo en la citada finca”, que ya se han cobrado la vida, según la formación política, de entre 150 y 300 animales. “Se calcula que entre 150 y 300 animales, la mayoría hembras preñadas y crías, se encontraban en un coto de caza completamente vallado, y fueron atrapados por los cazadores que les dieron muerte”, aseguran desde el Pacma.

Por ello, anunció que presentarían una denuncia ante la Junta de Andalucía por la posible vulneración de la normativa vigente en la autorización de estas monterías, así como que denunciarán a España ante la Comisión Europea por “la nefasta gestión de los montes públicos y zonas protegidas europeas, que es llevada a cabo por la Administración autonómica andaluza”.

Del mismo modo, solicitarían con carácter de urgencia la suspensión cautelar de las monterías “previstas para los próximos días”, según señalan desde la organización, desde donde insisten en que “la masacre de ciervos y muflones en Huelva es parte de un relato terrible de caza y violencia que no puede quedar impune”.

En este punto, sin embargo, desde la delegación de Medio Ambiente aseguraron entonces que nunca se han confirmado nuevas fechas para cacerías y que, de hecho, estas están prácticamente descartadas ya que se están buscando otras alternativas según aseguraron entonces, algo que ahora ha quedado desmentido tras la nueva cacería realizada el pasado sábado.

“Se calcula que entre 150 y 300 animales, la mayoría hembras preñadas y crías, se encontraban en un coto de caza completamente vallado, y fueron atrapados por los cazadores que les dieron muerte”, aseguran desde el Pacma.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *