La prensa silencia el informe de Ecologistas en Acción “El IBEX 35 en guerra contra la vida”, que desvela su acción “depredadora” en América

ecologistas

La prensa silencia el informe de Ecologistas en Acción ‘El IBEX 35 en guerra contra la vida’, en el que se desvela la acción “depredadora” de cinco empresas españolas en América Latina. Según el documeno Repsol, ACS, Iberdrola, Gas Natural, Acciona y Renovalia han originado conflictos en este continente a causa de sus megaproyectos. La ONG ha detectado en todos los casos “patrones comunes” en los impactos socioecológicos y en la violación de derechos humanos cometidas.

La prensa nacional silencia el informe de Ecologista en Acción ‘El IBEX 355 en guerra contra la vida’, en el que se saca a la luz las prácticas de empresas españolas sobre America Latina con las que vulneran los derechos elementales de las personas y el medioambiente. El estudio AQUÍ, difundido por la Federación de Sindicatos de Periodistas AQUÍ, revela los conflictos generados por Repsol, ACS, Iberdrola, Gas Natural, Acciona y Renovalia, en los que se detectan “patrones comunes” en los impactos socioecológicos provocados y en la violación de derechos humanos. El estudio hace referencia a como estas multinacionales han modificado las comunidades indígenas y campesinas de los lugares donde actúan, además de “reconfigurar las relaciones de género”.

“El IBEX 35 en guerra contra la vida. Transnacionales españoles y conflictos socioecológicos en América Latina. Un análisis ecofeminista”. Bajo este título, Ecologistas en Acción junto con OMAL-Paz con Dignidad y Calala Fondo de Mujeres describen tres conflictos creados por empresas españolas en el continente. En el documento se denuncian prácticas que van desde los sobornos hasta la infiltración de agentes en colectivos que se oponen a los megaproyectos dañinos para la comunidad y el medioambiente. Entre los hechos analizados se encuentra la extracción de gas del proyecto Camisea en la Amazonía peruana por parte de Repsol y el impacto que este ha producido en la naturaleza, la construcción del complejo hidroeléctrico Renace en Guatemala, del Grupo ACS, y los problemas que ha generado en México el corredor eólico en el que están involucradas Iberdrola, Gas Natural, Accioona y Renoovalia.

De estas intervenciones se han derivado infinidad de problemas para las localidades afectadas. En primer lugar se ubican en territorios indígenas y campesinos, por lo que el impacto socioecológico es grande, además de la pérdida de soberanía y autonomía de los autóctonos. A esto hay que añadir la contaminación y acaparamiento de tierras y agua de la que se proveían estas comunidades, así como la deforestación y destrucción del ecosistema y la biodiversidad. Ecologistas en Acción denuncia que estas sociedades españolas no realizan un ejercicio de consulta previa y libre antes de su intervención como exige la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de Naciones Unidas.

Pero lo más grave sin duda son las tácticas que usan estas corporaciones, según recoge el informe: engaños, firma de contratos abusivos, incumplimientos de acuerdos, sobornos, generación de redes clientelares, extorsión, injerencias e infiltración en ONG locales entre otros. Los defensores del medioambiente que luchan por salvaguardarlo son objetivo de procesos de criminalización, acoso, persecución, amenazas, agresiones, y algunos asesinatos en el marco de conflicto que se desarrolla. La organización recalca que en 2017 más de 300 personas activistas fueron asesinadas en el mundo por realizar esta labor.

Otro de los puntos que abarca este estudio son las relaciones de género. En el texto se afirma que la irrupción de estas empresas en América Latina ha cambiado las relaciones de género, ya que estos proyectos se “asientan sobre la existencia de desigualdades de género y las profundiza”. Con ello se refieren a la expulsión de las mujeres en la toma de decisiones y negociaciones, la precarización económica ya que tienen difícil acceso al mercado de trabajo que se genera que está masculinizado, y el aumento de la inseguridad. No obstante esto ha propiciado que las mujeres adquieran un papel protagonista en el activismo y se constituyan como un referente.

Ecologistas en Acción subraya la necesidad “urgente” de poner en marcha varias medidas políticas para frenar este devastador panorama, por ejemplo impulsando normas y leyes vinculantes para que las corporaciones cumplan los Derechos Humanos y se impongan sanciones cuando estos se violan. Proponen el abandono de las negociaciones como el TTIP, CETA y TISA, ya que refuerzan la impunidad a favor de las multinacionales, en especial en las regiones mencionadas. Por último incentivar el desarrollo de formas de economía social, feminista y eclógica, por un bien común y no “para la acumulación de plusvalía monetaria”. Para ello opinan que la sostenibilidad de la vida tiene que estar en el centro de los procesos.

(Fuente: El Observador)

Para descargarte el documento en formato pdf, aquí:

https://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-ibex35.pdf

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *