APDHA denuncia que el número de personas migrantes que llegan a Andalucía en pateras a través del Mediterráneo se triplicó en 2017

APDHA

249 personas han fallecido durante el año 2017 en el intento de llegar a las costas a través de la ruta occidental del Mediterráneo. Es lo que refleja el ‘Balance Migratorio Frontera Sur 2017’, presentado por la Asociación Pro derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

Mientras que el número de personas llegadas a Europa desciende en casi 300.000 personas —más de la mitad— durante el año 2017 respecto a 2016, la vía del Mediterráneo Occidental es la única que experimenta un aumento en cuanto al número de personas que utilizan una vía irregular para llegar a Europa.

La falta de vías seguras, el aumento de la dificultad de cruzar las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, la conflictividad del territorio libio y el acuerdo entre la UE y Turquía para la externalización de las fronteras, se pueden situar como algunas de las causas del descenso el el número de personas que finalmente llegan a Europa y el movimiento del flujo migratorio hacia el oeste del Mediterráneo. Sin embargo, aún no llegan al volumen del Mediterráneo Central (Italia), que suma las dos terceras partes de las entradas a Europa. Tampoco al de las entradas con Grecia, aunque la diferencia con esta se reduce drásticamente y se aproxima, con una diferencia de solo 7.000 entradas.

Noviembre fue el mes en el que las llegadas por vía marítima a costas españolas tuvieron su cénit durante el año pasado. Fue también cuando el drama migratorio estuvo más presente con el caso de las 500 personas que iban en 50 embarcaciones que eran rescatadas y llevadas a Cartagena. Fueron internadas en lo que ya se ha inaugurado como Centro Penitenciario de Málaga II, situado en Archidona.

Por esas fechas, el coordinador de migraciones de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Carlos Arce, anticipaba el dato que hoy la entidad ha hecho oficial, con la presentación del Informe Balance Migratorio en la Frontera Sur 2017: la vía de entrada por las costas del Estado español, especialmente las andaluzas, es la que experimentan un mayor aumento, en detrimento de las vías de entrada italiana (Mediterráneo Central) y griega (Mediterráneo Este) y balcánica, que experimentan un gran descenso; hasta de más de 10 a 1, como en el caso de esta última.

Este vaticinio se ha cumplido. Italia sigue siendo la principal puerta de entrada a Europa a través del Mediterráneo, pero la situación en Libia, donde muchas personas migrantes han sido esclavizadas o asesinadas han hecho que los flujos por esta vía se reduzcan. Los frutos del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para que este asumiese el control de los flujos de su territorio hacia Grecia es causa fundamental del descenso drástico de la vía oriental durante los últimos dos años.

Para la realización de este informe, APDHA se ha basado en los datos obtenidos de su propio seguimiento, además de las estadísticas que del Frontex y la Organización Internacional de las Migraciones.

(Fuente: El Salto)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *