Nueva victoria para el movimiento palestino BDS: Honda cancela evento motociclista en Israel tras la presión pública

Joe Roberts

Los palestinos están celebrando la cancelación de un evento de carreras patrocinado por Honda en Israel. El evento, debido a la ascendente popularidad de la estrella estadounidense de las carreras de motos Joe Roberts (foto adjunta), había sido condenado por grupos de derechos humanos.

El jueves, Honda-Israel anunció en su página de Facebook que el evento programado para la ciudad de Arad entre el 23 y 24 de febrero fue cancelado “debido a la falta de una pista adecuada para montar”.

Sin embargo, los medios de comunicación israelíes atribuyen la decisión a la presión que recibió Honda por parte de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) por los derechos de los palestinos, con un titular que declaró: “BDS, ahora también en contra del automovilismo”.

Ese artículo afirmaba que los “activistas de extrema izquierda” en Israel asociados con el movimiento BDS se habían puesto en contacto con sus homólogos en el extranjero para coordinar una campaña para persuadir a Honda y Roberts de abandonar el evento, citando los abusos contra los derechos humanos que comete continuamente Israel.

Los activistas también apelaron a Roberts directamente a través de las redes sociales.

¿Pista insegura o pretexto?

Sin embargo, el informe de los medios israelíes señala que la razón oficial de la cancelación dada por la Federación de Deportes de Israel es que la pista de Arad se consideró insegura.

Omer Shoshani, un representante de la federación, dijo a los medios que Roberts había visitado la pista de Arad el miércoles y decidió que no era seguro para él seguir adelante. Shoshani también afirmó que la vía alternativa en Petzael se inundó debido a las fuertes lluvias.

De hecho, el evento se había programado originalmente para la pista recién construida en el asentamiento de Petzael, en territorio ocupado palestino, en una zona del valle del Jordán donde el ejército israelí se ha visto involucrado en el desplazamiento forzado de palestinos.

Los grupos por los derechos humanos y la paz en Japón habían instado a Honda a cancelar el evento y el Comité Nacional palestino del BDS advirtió a la empresa que podría enfrentar “boicots internacionales” si se llevaba a cabo el evento.

Honda-Israel anunció abruptamente que el evento se trasladaría fuera del asentamiento de Petzael, a Arad.

El mismo Roberts dijo a la revista +972 que los organizadores no le habían informado que el evento estaba programado para ser realizado en un asentamiento israelí en territorio ocupado. “No me dieron muchos detalles al principio, aparte de que la pista estaba en Israel”, escribió Roberts en la publicación. “No habría asistido al evento si hubiera sabido que estaba en territorio ocupado palestino”.

Roberts, de 20 años, ganó el Campeonato MotoAmerica Superstock 600 el año 2015 y recientemente firmó con el equipo RW Racing para competir en el Campeonato Mundial de Moto2.

Desplazamiento forzado y racismo

Los palestinos dieron la bienvenida a la decisión de la semana pasada de sacar la carrera del asentamiento como una señal de la fuerza del movimiento BDS, pero esto no disipó sus preocupaciones.

El BNC señaló el desplazamiento forzoso que hace Israel de las comunidades beduinas en la región de Arad, así como la política del alcalde de Arad de negarse a permitir que los refugiados africanos se asienten en su ciudad.

Además, el evento todavía estaba siendo patrocinado por el Ministerio de Deportes de Israel, dirigido por Miri Regev, un político de extrema derecha famoso por su actitud racista contra los palestinos y las personas de los estados africanos.

Lavado de imagen deportivo

Activistas de derechos humanos palestinos y japoneses continuaron presionando a Honda -y Joe Roberts- para cancelar el evento por completo.

El BNC instó a Roberts a no permitir que el gobierno israelí use su “buen nombre para lavar sus crímenes y violar flagrantemente los derechos humanos”.

El “Lavado de imagen deportivo” es un término que describe la estrategia de Israel de utilizar atletas y eventos deportivos, como la carrera ciclista del Giro d’Italia, o el reciente viaje de los jugadores de la NFL, para limpiar su imagen internacional.

“El Comité Nacional del BDS palestino (BNC) celebra la cancelación de Honda del evento de Moto GP organizado por Israel después de una campaña de presión efectiva de activistas japoneses, palestinos, israelíes y otros BDS en todo el mundo” dijo Jamal Juma, miembro del comité.

“Organizar una carrera en un asentamiento israelí ilegal en el territorio palestino ocupado constituye una complicidad a los crímenes de guerra, nada menos”, declaró Juma. “Igualmente preocupante para Honda habría sido su patrocinio de una carrera en Arad, donde las comunidades palestinas beduinas están siendo expulsadas, sus casas demolidas y sus comunidades desposeídas”.

Roberts no ha respondido a las solicitudes de comentarios a través de Facebook.

(Fuente: Palestina Libre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *