Siria: Occidente ayuda a los terroristas ante su derrota. La ONU adopta resolución de tregua. Preparan nuevos falsos ataques químicos

onu

Cuando el Ejército sirio intenta liberar del cáncer de grupos terroristas a la región de Ghouta Oriental, al este de Damasco, el coro de voces de potencias occidentales y su maquinaria mediática tergiversa la realidad para proteger a los extremistas. Esos medios, en Estados Unidos, Reino Unido y Francia, entre otros, lanzan un barraje informativo descomunal que procura demonizar al gobierno sirio, el cual ejerce el derecho a erradicar de su soberano territorio a las hordas extremistas.

Algunas de esas publicaciones occidentales, que citan datos de la opositora Coalición Nacional Siria, especulan que en los últimos tres meses el gobierno del presidente Bashar Al Assad, mató mediante ataques aéreos y artilleros en Ghouta Oriental a unos dos mil civiles y destruyó 32 centros médicos.

En reiteradas ocasiones, mandos del Ejército de Damasco confirmaron que su lucha en la zona se centra en el combate contra diversas facciones radicales que utilizan en esa demarcación como escudos humanos a miles de civiles. “Los terroristas se sirven de los civiles como escudos humanos y han transformado las escuelas y hospitales en campamentos militares”, ha denunciado el embajador sirio en la ONU, Bashar al Yaafari.

Como se conoce, en Ghouta Oriental, territorio con una superficie de 315 kilómetros cuadrados y una población de unas 150 mil personas, operan bandas radicales como el Ejército del Islam (Jaish El Islam), la Legión de la Misericordia (Failak Al-Rahman) y la Junta de Liberación del Levante, otrora Al-Nousra.

Precisamente esas agrupaciones, apoyadas y financiadas por Arabia Saudí, Turquía y Catar (de acuerdo con denuncias del gobierno sirio), desde 2012 lanzan sistemáticos ataques con cohetes y morteros contra barrios damasquinos.

Sin que Occidente se hiciera eco de ello, las criminales embestidas causaron la muerte de más de 14 mil civiles e hirieron a miles de inocentes sirios, según datos del Departamento de Medicina Forense acumulados hasta la fecha.

En su afán por sembrar el pánico entre la población de Damasco y de zonas adyacentes, esas formaciones extremistas, que cuentan también con el respaldo del gobierno estadounidense, cada día lanzan andanadas de cohetes y hasta misiles de corto alcance contra las comunidades.

Analistas sirios apuntan que países occidentales, integrados en la llamada Coalición Internacional con ilegal presencia aquí, critican con saña al gobierno de Damasco por su ofensiva antiterrorista en Ghouta Oriental. Sin embargo -alegan- hacen caso omiso de las cientos de muertes de civiles y daños materiales ocasionados en la capital debido a los persistentes ataques de elementos extremistas contra esta ciudad, donde viven alrededor de cinco millones de personas.

Para el experto sirio Ali Almuj, lo que les preocupa a los gobiernos de Washington, Arabia Saudí y otros que conspiran contra Siria, es un cambio en el equilibrio de fuerzas en el terreno, tras las sucesivas victorias antiterroristas del Ejército y sus aliados. “Ante esa situación esos países instruyeron a sus agentes en Ghouta Oriental para provocar un escenario de caos y temores en Damasco, con el fin de desviar la atención del fracaso de sus planes, encaminados a fragmentar al territorio de este país mesoriental”.

Pese a la oposición mediática foránea, las tropas sirias, reforzadas con cientos de soldados, fuerzas especiales y artillería pesada, prosiguen con sus planes de liberar a Ghouta Oriental como lo hicieron en 2016 en la norteña provincia de Alepo.

Según fuentes opositoras, los tres principales grupos terroristas mencionados anteriormente, cuentan en Ghouta Oriental con unos 12 mil integrantes como mínimo, y disponen de numerosos tanques de guerra y blindados, por cierto robados al Ejército de Damasco en 2013. Disponen además de ametralladoras pesadas ligeras y proyectiles de mortero que fabrican in situ, entre otros medios de guerra.

Por otro lado, esas agrupaciones terroristas construyeron en los últimos años una amplia red de túneles, que se extienden hasta la mayoría de los frentes de combate con las huestes leales a Damasco. Tales cavidades fortificadas, con decenas de kilómetros de longitud y un ancho de más de tres metros, son utilizados frecuentemente por los radicales como escondites, almacenes de víveres y rutas para el traslado de armas y adeptos.

Tras decenas de batallas efectuadas desde el año 2011, el ejército logró liberar hasta el momento numerosas zonas de Ghouta Oriental, que cuenta con ciudades importantes como Duma y Harasta, e impuso un completo cerco militar sobre la región para acorralar a las facciones extremistas. Actualmente los grupos armados controlan en la región de Ghouta Oriental, una reducida área con una superficie total de alrededor de 110 kilómetros cuadrados, según fuentes militares.

El Estado sirio ha intensificado sus intentos de liberar en este último año a los civiles de la Guta Oriental del yugo de los grupos armados y ha abierto varios pasos y rutas para que puedan salir de la región y ser transferidos hacia áreas seguras. El último de tales intentos fue llevado a cabo en los días 4 al 14 de febrero bajo los auspicios de Rusia. Los terroristas dispararon a aquellos que intentaban cruzar hacia las zonas bajo el control del gobierno o beneficiarse de los intentos del Estado sirio de transportar comida y medicinas a estos civiles.

En medio de esta cruenta guerra, que en marzo próximo completa los siete años de iniciada, las fuerzas gubernamentales y tropas aliadas continúan con su ofensiva antiterrorista en Ghouta Oriental, la norteña provincia de Idlib; Afrín, en el noroeste de Alepo; y otros territorios.

bashar-al-jaafari-un-general-assembly-820

Occidente acude en ayuda de los terroristas y Siria lo denuncia

Ahora que los terroristas se encuentran cercanos al punto del colpaso y a punto de ser derrotados tanto en Idlib como en la Gutha oriental el imperialismo occidental acude en ayuda de los terroristas, utilizando, una vez más a la ONU, al igual que ocurrió en el cerco de Alepo. El Consejo de Seguridad ha adoptado este sábado por unanimidad una resolución que estipula el cese las acciones de combate durante 30 días en territorio sirio.

En su intervención ante el Consejo, el representante peramente de Siria ante de la ONU, Bashar al Jaafari, denunció que los civiles en Ghouta Oriental sufren como consecuencia de que los terroristas que mantienen posiciones en dicha zona, llamando a aplicar los 29 resoluciones relacionadas con la situación en Siria, entre los cuales 13 resoluciones relativas a la lucha contra el terrorismo.

Señaló que el Gobierno sirio ha tratado de forma positiva con todas las iniciativas por preocuparse de la vida de sus ciudadanos, haciendo alusión que el acuerdo de Astaná ha comprometido a los armados con desvincularse de las organizaciones terroristas del Frente de al Nousra y Daesh y ha concedido al Estado sirio el derecho a responder a cualquier ataque.

Jaafari destacó que el gobierno sirio se ha comprometido con todas las iniciativas para un alto al fuego mientras los grupos terroristas nunca respetaron a ninguna de estas iniciativas y las tratan como oportunidad para volver a unir sus fuerzas y combatientes, y recibir más armas y suministros militares, humanos y logísticos.

El pueblo de Guta Oriental, cuya suerte invocan los líderes occidentales en las Naciones Unidas como excusa para tratar de proteger a sus peones en dicha región siria, está harto de la presencia de los terroristas y ansía su liberación de la presencia de tales grupos, indicó, así como que los habitantes de la Guta Oriental continúan siendo los rehenes y escudos humanos de los grupos armados que impiden a los civiles abandonar la zona.

Destacó la necesidad de que los gobiernos de EEUU, Francia y Gran Bretaña dejen de reunirse para idear planes que nos recuerdan de la época antigua de colonización, los cuales están destinados a dividir a Siria y cambiar su sistema con la fuerza.

Aseveró que Siria está ejerciendo su derecho soberano a la autodefensa y seguirá luchando contra el terrorismo en todo su territorio. Hizo hincapié en que el gobierno sirio ha dirigido un llamado a los armados para deponer sus armas y ha provisto corredores seguros para la salida de los civiles.

Bashar Jaafari, afirmó que el Gobierno sirio se reserva el derecho de responder a los grupos terroristas armados aunque sus ataques se limiten a un sólo proyectil. Denunció que “durante los últimos dos días, una docena de misiles disparados por los terroristas, que Occidente describe como moderados, impactaron en la sede de la Media Luna Roja Árabe Siria, ubicada en el barrio de Abu Rummaneh.

Jaafari se dirigió al delegado de Francia y le dijo: “no sólo hay que aplicar esta resolución sobre Ghouta Este sino las 29 resoluciones que anteriormente fueron aprobadas por el Consejo de Seguridad sobre la situación en Siria, 13 de ellas tienen que ver con la lucha contra el terrorismo”.

Comentó también que “el representante británico contó historias horribles que había oído de algunas personas en Siria, pero parece que nunca ha oído las aterradoras historias sobre los crímenes que cometieron sus fuerzas en Irak, Palestina, Siria y en Libia; además el gobierno británico fue a las Islas Malvinas y lanzó una guerra contra Argentina por una isla que no le pertenece, ubicada a decenas de miles de kilómetros de Gran Bretaña, mientras nosotros en Siria no fuimos 10 mil kilómetros para combatir a otro país, sino que luchamos contra el terrorismo sobre nuestro territorio, y es un terrorismo apoyado por el gobierno británico”.

Con respecto a los estadounidenses, el diplomático sirio reafirmó que “Siria tiene el derecho de defenderse con todos los medios legales e incluso tiene el derecho de resistir a la ocupación militar de Estados Unidos”. “EE.UU nos advirtió y nosotros lo advertimos que tenemos el derecho a defendernos en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU”, precisó.

“Los llamamientos de ocho millones de sirios en Damasco nunca llegan al Secretariado General de la ONU ni a los representantes de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, pero les llegan las llamadas de sus instrumentos de grupos terroristas armados y los Cascos Blancos que son los representantes legítimos del Frente Al-Nousra, y parece que estos países han decidido reemplazar las banderas negras de Al-Nousra y el Daesh con otras blancas en Irak y con los cascos blancos en Siria”, expuso.

Denunció que el coordinador residente de la ONU en Damasco envió una nota al Ministerio de Exteriores y Expatriados el 14 de febrero de 2018 en la cual confirma que los convoyes de ayuda de la ONU llegaron a un total de 2.3 millones de sirios incluyendo en zonas sitiadas y de difícil acceso durante el año 2017, mientras que el Subsecretario General para Asuntos Humanitarios mencionó en esta sesión cifras falsas (de la ayuda sólo llegó a 20 mil personas) con una intención de empañar la imagen del gobierno sirio y dar justificación a los países occidentales en el Consejo de Seguridad para atacar al gobierno sirio y sus socios.

Por otro lado, denunció que las potencias manifiestan preocupación por la situación de los grupos terroristas que se atrincheran en una zona de 50 km cuadrados y hacen caso omiso a la ocupación estadounidense, turca e israelí de más de 50 mil kilómetros cuadrados del territorio sirio.

manar-03310440014918114227

Al Nusra y los Cascos Blancos preparan otro espectáculo de armas químicas

En plena operación militar del Ejército sirio, destinada a desalojar a los terroristas de su mayor bastión al este de Damasco, dos camiones, cargados con carga de cloro, llegaron al territorio sirio, desde Turquía y los terroristas de Al Nusra  con la colaboración de los Cascos Blancos se están preparando para realizar un nuevo espectáculo para acusar del uso de armas químicas al gobierno de Damasco.

Como siempre, cuando una victoria del Ejército sirio se adivina en el horizonte, las fuerzas anti-sirias toman medidas para crear un escenario contra el gobierno sirio con el fin de sugerir que utiliza armas químicas. Lo más increíble en estos escenarios es la resurrección de las víctimas. De hecho, las personas que se presentan como víctimas en algunos vídeos vuelven a la vida, en perfecta salud en otros, una vez que se alcanzan los objetivos “políticos” de estos espectáculos llenos de mentiras.

Los principales actores de estos espectáculos son los cascos blancos. Aquellos que se están preparando, ahora, para organizar un nuevo espectáculo en la Guta Oriental. Los Cascos Blancos, que se autodenominan la Defensa Civil Siria, se presentan como una organización cuya misión es apoyar y rescatar a civiles en Siria. Sin embargo, es posible recordar los acontecimientos en Alepo, cuando varios terroristas actuaban bajo la apariencia de Cascos Blancos.

Los Cascos Blancos usualmente son fotografiados o filmados levantando escombros y salvando personas, ¿pero es una realidad? Además de estas grabaciones también hay imágenes y películas que muestran que estos Cascos Blancos son parte de los grupos armados. Ellos afirman que quieren ayudar a los civiles sirios, pero nunca han ayudado a los heridos por los ataques terroristas.

Según el sitio web libanés de noticias Al Ahed, “Damasco tiene información que muestra que los Cascos Blancos ya han distribuido máscaras en la Guta Oriental para que puedan realizar un nuevo vídeo sobre el uso de armas químicas y acusar al gobierno sirio de haber recurrido a ellas”. Al mismo tiempo, dos camiones cargados con carga de cloro llegaron al territorio sirio desde Turquía, para contribuir a la realización del escenario, ya visto en agosto de 2013 en la Guta Oriental.

En ese momento, el Ejército sirio registraba avances notables en la Guta contra los terroristas, mientras que las imágenes de mujeres y niños, víctimas de armas químicas, circularon, de manera organizada y premeditada, por los medios de comunicación occidentales y árabes. Y estos medios y algunos gobiernos occidentales y árabes acusaron directamente al gobierno sirio de usar gas químico contra los habitantes de Guta. Sin embargo, las evidencias apuntaron a una provocación llevada a cabo por servicios de inteligencia extranjeros para intentar justificar una agresión militar occidental.

Un funcionario sirio dijo que Damasco tenía pruebas de que los terroristas utilizan armas químicas. Dicha evidencia se ha puesto a disposición del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero no se tomaron más medidas.

“Los Cascos Blancos actúan bajo la cobertura de una organización humanitaria, pero en beneficio de los servicios de espionaje de Occidente. Están en perfecta coordinación con algunos medios occidentales para preparar estos espectáculos con el fin de convencer a la opinión pública occidental y árabe y sugerir que el gobierno sirio está implicado en crímenes. Lo que ayuda al gobierno sirio a neutralizar este tipo de conspiración es la cooperación secreta del pueblo de la Guta Oriental con el gobierno, que puede poner fin a este juego sospechoso. Esto sucedió en Jan Sheijun, cuando los residentes le proporcionaron al gobierno información importante sobre los acontecimientos en el área”, dijo el funcionario sirio bajo la condición de anonimato.

“Las acciones de los Cascos Blancos están lejos de poder evitar que el Ejército sirio concluya su lucha en Guta Oriental, porque el Ejército tiene capacidad para frustrar un nuevo escenario químico. Las lágrimas de cocodrilo de los responsables occidentales por los civiles en la Guta Oriental en realidad ocultan su simpatía con los grupos terroristas que están rodeados en esta región”.

El funcionario sirio negó las acusaciones sobre una “situación humanitaria incontrolable en la Guta Oriental” y dijo que los residentes de la zona esperaban ansiosamente la liberación por parte del Ejército sirio. No debe olvidarse que fueron los habitantes de Guta Oriental quienes se rebelaron contra los terroristas del Frente al Nusra, Yaish al Islam y Faylaq al Rahman.

Como preparación al espectáculo, El ministerio de asuntos exteriores del régimen israelí ha acusado de nuevo al Gobierno sirio de usar armas químicas, a la vez que amenaza con responder en los “términos más enérgicos posibles” si Damasco usa tales medios ofensivos en los ocupados altos de Golán. “Hay que dejar claro que un incidente así requeriría que Israel responda en los términos más enérgicos posibles”, sostiene en una nota de prensa.

También Francia prepara el escanario. El presidente Emmanuel Macron ha expesado que si se demuestra el uso de armas químicas contra civiles en Siria, “Francia atacará” al tiempo que señala que no se ha presentado ninguna prueba de tal acción.

“En cuanto a las armas químicas, establezco una línea roja y reafirmo esa línea roja … Si tenemos pruebas comprobadas de que se utilizan armas químicas prohibidas en los tratados, golpearemos el lugar donde están hechas”, dijo el pasado martes. “Hoy, nuestras agencias, nuestras fuerzas armadas no han establecido que las armas químicas, como se establece en los tratados, se han utilizado contra la población civil”, agregó.

No obstante, el viernes, el ministro de Defensa francés,  Florence Parly , tuvo que reconocer que no hay pruebas de que el gobierno sirio haya usado el agente químico cloro en el país, pero añadió que “Tenemos algunas indicaciones del posible uso de cloro [en Siria], pero no tenemos una confirmación absoluta”.

Todo apunta a que podríamos esperar otro “ataque químico” para provocar una intervención extranjera directa en contra de las tropas sirias y así, socorrer a los proxies y lacayos del Imperio.

La mentira y desinformación son brutales en esta guerra y debemos de estar atentos para no terminar asimilando la agenda de las potencias internacionales. Mentiras como los supuestos ataques químicos por parte de tropas sirias, que incluso el Comandante Mattis, ha reconocido que no tienen ninguna evidencia sobre ellas.

O también las famosas torturas sistemáticas de la cárcel de Saydnaya que hace un par de días Amnistía Internacional reconocería que las investigaciones se hicieron desde el Reino Unido y con fuentes sin contrastar. Mismo patrón embustero que el de las armas de destrucción masiva iraquíes o los bombardeos de Gadafi sobre población civil, con un solo objetivo, cambio de gobierno e inserción de un régimen títere en los intereses occidentales.

(Fuentes: SANA / Al Manar / Al Mayadeen / Press TV / Hispan TV / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *