Sevilla: La Policía aborta un intento de okupación de otro edificio. El juez de guardia envía a seis detenidos a prisión preventiva

corrala-dignidad-kTjE--620x349@abc

La Policía desalojó el pasado viernes por la mañana a un grupo de personas que desde este jueves había ocupado el edificio de viviendas de nueva construcción levantadas en la parcela del entorno de la calle Macarena, en el casco histórico de Sevilla, zona de La Macarena, que antaño albergaba el Centro Social Ocupado y Autogestionado Casas Viejas, desalojado en noviembre de 2007.

Las viviendas habrían sido ocupadas este pasado jueves por unas 25 personas, según ha informado un portavoz del colectivo promotor de la ocupación de las viviendas correspondientes a los números 2, 4 y 6 de la calle Fray Isidoro de Sevilla, precisando que este nuevo episodio de ocupación ha sido acometido por activistas en defensa de las personas sin hogar, con el apoyo de la auto bautizada como Corrala Dignidad.

Según este portavoz de la Corrala Dignidad, estas personas han pernoctado con “colchones y mantas” en estas nuevas viviendas pendientes de entrega, tras haber sido construidas en la parcela de las calles Macarena, Antonia Sáenz y Aniceto Sáenz que otrora acogiese el centro ocupa Casas Viejas, icono del movimiento ocupa de Sevilla y desalojado allá por 2007.

Este viernes, la Policía Nacional ha desplegado un nutrido dispositivo de agentes que ha contado incluso con efectivos de la Policía Judicial, al objeto de desalojar las viviendas. El desalojo ha sido plenamente consumado y se ha saldado con la detención de seis personas relacionadas con este episodio de ocupación.

La intervención policial habría incluido incidentes entre los agentes y los protagonistas de la ocupación, dado que mientras desde la Corrala Dignidad señalan que los agentes han “cargado con fuerza” y “dado porrazos” a los activistas, la Policía Nacional confirma que fruto de la intervención, han resultado “lesionados” varios miembros del colectivo ocupa y efectivos policiales.

El centro ocupado y autogestionado Casas Viejas constituyó el baluarte del movimiento ocupa en Sevilla en la década pasada, hasta su controvertido desalojo a finales de noviembre de 2007 por orden del Juzgado de Primera Instancia número 24, que actuaba merced a la denuncia promovida al respecto por la sociedad Hermanos Bordas Marrodan, como propietaria de los suelos en cuestión.

Tiempo después, el viejo recinto donde funcionó el centro ocupado fue finalmente demolido, toda vez que no fue hasta finales de 2015 cuando fue autorizado el aprovechamiento de la parcela para la construcción de un edificio de tres plantas con ático y garaje, con un total de 37 viviendas de nueva planta.

El juez de guardia envió a prisión a los seis okupas del movimiento «Corrala Dignidad» detenidos este viernes por agredir a varios policías que habían desplegado un dispositivo para proceder al desalojo de un inmueble ocupado 24 horas antes por este colectivo en la Macarena.

(Fuente: Diario de Sevilla)

La defensa de los detenidos recurrirá su ingreso en prisión

La defensa de los activistas por el derecho a la vivienda detenidos tras la ocupación de las viviendas de nueva construcción levantadas en la parcela de la calle Macarena que antaño albergaba el centro “ocupado y autogestionado” Casas Viejas recurrirá el auto judicial relativo a su ingreso en prisión, bajo la premisa de que dicha medida es “desproporcionada” respecto a los hechos atribuidos a estas personas.

Según ha informado a Europa Press la abogada que representa a estas seis personas, el auto de ingreso en prisión emitido por el juzgado en funciones de guardia este pasado sábado atribuye a los detenidos presuntos delitos de usurpación, coacciones, lesiones y de atentado a la autoridad, toda vez que ya está “en preparación” un recurso contra dicho auto, en demanda de la anulación de la medida de privación de libertad.

Y es que según la letrada, se trata de una medida “desproporcionada” no sólo respecto a los hechos atribuidos a los detenidos, sino además con relación a las penas estipuladas para este tipo de delitos.

Las viviendas en cuestión habrían sido ocupadas el pasado jueves por unas 25 personas, según informaba un portavoz del colectivo promotor de la ocupación de las viviendas correspondientes a los números 2, 4 y 6 de la calle Fray Isidoro de Sevilla, precisando que este nuevo episodio de ocupación había sido emprendido por activistas en defensa de las personas sin hogar, con el apoyo de la auto bautizada como Corrala Dignidad.

Según este portavoz de la Corrala Dignidad, estas personas pernoctaron con “colchones y mantas” en estas nuevas viviendas pendientes de entrega, tras haber sido construidas en la parcela de las calles Macarena, Antonia Sáenz y Aniceto Sáenz que otrora acogiese el centro ocupa Casas Viejas, icono del movimiento ocupa de Sevilla y desalojado allá por 2007.

Pero la mañana del viernes, la Policía Nacional desplegó un nutrido dispositivo de agentes al objeto de desalojar las viviendas. El desalojo se saldó con la detención de seis personas relacionadas con este episodio de ocupación.

Y es que el desalojo habría incluido incidentes entre los agentes y los protagonistas de la ocupación, dado que mientras desde la Corrala Dignidad señalaban que los agentes habían “cargado con fuerza” y “dado porrazos” a los activistas, la Policía Nacional confirmaba que fruto de la intervención, resultaron “lesionados” varios miembros del colectivo ocupa y efectivos policiales.

(Fuente: Sevilla Directo)

Comunicado de los colectivos de apoyo: Si la vivienda es un derecho ¿Por qué el Estado nos encarcela por reclamarlo?

La mañana de este 16 de febrero se llevó a cabo un desalojo ilegal por parte de la policía a compañeros sin hogar que estaban luchando por una vivienda digna. La policía no solo NO presentó una orden judicial que les permitiera desalojarlos, sino que previamente al desalojo, se produjeron extorsiones por parte de policías secretas y personas vinculadas a movimientos fascistas de Sevilla, quienes provocaron el primer ápice de violencia entre los presentes.

Hubo agresiones por parte de la policía a nuestros compañeros, siendo necesaria su intervención médica inminente.

Fueron trasladados a la comisaría y no supimos nada de ellos, se utilizó “la resistencia a la autoridad” como causa para llevárselos detenidos. Toda la tarde del mismo viernes 16 y el día siguiente completo estuvimos denunciando públicamente la gravedad de la violencia policial que se ha arremetido contra nuestros compañeros, la comunicación con ellos fue mínima.

Hasta el mediodía no supimos que los trasladarían de comisaría al juzgado sobre las 17.30h, y así fue. Desde esa hora hasta las 21h estuvimos expectantes pero esperanzadoras ya que dábamos por hecho que después de declarar ante el juez los sacarían a los 6.

Pero grande fue nuestra desgracia, que a las 21h salió la abogada notificándonos que nuestros 6 compañeros detenidos iban a prisión preventiva por riesgo de fuga debido a desarraigo, es decir, de partida se los criminaliza considerando que no tienen familia ni domicilio (lo cual en parte es mentira).

Es inaceptable la resolución que el juez ha decidido en amparo a las fuerzas de seguridad del estado, tachando de delincuentes a 6 compañeros que solo reivindicaban su derecho a una vivienda digna. Nuestros 6 compañeros NO son criminales, ahora los han convertido en presos políticos, pues de no ser así, el castigo de este sistema judicial represivo no habría sido tan desmedido.

No podemos callar ante la coacción del estado, todas y todos debemos tomar parte en esto y apoyarlos porque solo el pueblo en conjunto podrá denunciar públicamente este abuso y atropello a los derechos humanos.

SI LA VIVIENDA ES UN DERECHO ¿POR QUÉ EL ESTADO NOS ENCARCELA POR RECLAMARLO?

Ahora más que nunca necesitamos todo vuestro apoyo, SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.

(Fuente: Kaos en la Red)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *