Málaga: El ICOMOS realiza un informe en el que recomienda no construir el rascacielos del puerto “por su irreversible impacto”

urbanismo-estudiar-el-impacto-del-rascacielos-del-puerto

Que no se construya el rascacielos del Puerto de Málaga, un hotel-rascacielos de 135 metros de altura en el dique de Levante, “por su irreversible impacto”. Esta es la rotunda recomendación del informe elaborado por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS por sus siglas en inglés), prestigioso organismo asesor de la UNESCO.

“Esto no es tan sencillo como tener una plataforma y poner un rascacielos en ella. Por ello lo más adecuado sería renunciar al proyecto”, indica Víctor Fernández, secretario de ICOMOS España. “El impacto es calificado de irreversible porque con independencia del éxito comercial del hotel, el edificio permanecerá en el lugar en el que se prevé su construcción durante generaciones”, añade. “La dimensión del hotel-rascacielos empequeñecería el resto de los hitos malagueños y transformaría el paisaje patrimonial de Málaga y de su puerto en un recurso más de una actividad privada: las vistas desde el hotel”, concluye el informe.

El Puerto, presidido por Plata (PSOE) rehusó reunirse con ICOMOS. El mismo organismo que elaboró el informe favorable para que los dólmenes de Antequera se convirtiesen en Patrimonio de la Humanidad, objetivo de Plata cuando era Consejero de Cultura.

“Renunciar al proyecto de hotel-rascacielos en el muelle de Levante del Puerto de Málaga” por su “irreversible impacto”. Es la rotunda recomendación del informe elaborado por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (ICOMOS), prestigioso organismo asesor de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). “El proyecto, por su escala y dimensiones altera el paisaje patrimonial histórico de la ciudad, dado que, aunque no tenga su lugar en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, no quiere decir que no exista este paisaje patrimonial, y lo mismo sucede con el de su puerto.

La dimensión del hotel-rascacielos empequeñecería el resto de los hitos malagueños y transformaría el paisaje patrimonial de Málaga y de su puerto en un recurso más de una actividad privada: las vistas desde el hotel”. Un edificio proyectado por el arquitecto José Seguí, que acudió a una empresa catarí, Al Bidda Group, para hacerlo realidad, y que cuenta con el beneplácito del Puerto, del Ayuntamiento de Málaga y de la Junta de Andalucía. “El impacto es calificado de irreversible porque con independencia del éxito comercial del hotel, el edificio permanecerá en el lugar en el que se prevé su construcción durante generaciones”, recoge el documento. “No es tan sencillo como tener una plataforma y poner un rascacielos en ella. Por ello lo más adecuado sería renunciar al proyecto”, indica Víctor Fernández, secretario de ICOMOS España.

La Autoridad Portuaria de Málaga (APM), presidida por Paulino Plata (PSOE), fue la única institución “considerada básica” que rehusó reunirse con ICOMOS, puesto que no contestó a su petición para recabar información. ICOMOS es el mismo organismo que elaboró el informe favorable para que los Dólmenes de Antequera se convirtiesen en Patrimonio Mundial de la Humanidad (2016), objetivo de Plata cuando era Consejero de Cultura de la Junta de Andalucía. Así lo recoge El Mundo el 4 de junio de 2011 (AQUÍ), que indica que Plata mantuvo un encuentro con la entonces directora y coordinadora del Fondo de Patrimonio del Gobierno Español para la UNESCO, Nuria Sanz. Plata reside actualmente en Antequera, municipio del que además fue alcalde entre 1987 y 1994. El actual regidor del municipio, Manuel Jesús Barón (PP) asistió en diciembre de 2015 a la reunión del comité de expertos de ICOMOS celebrada en París en el inicio de los trámites de la candidatura de los Dólmenes de Antequera a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En marzo de 2017 Plata en declaraciones publicadas por Andalucía Información indicaba que “ICOMOS hizo un informe en relación a la Torre Pelli de Sevilla, un rascacielos de casi 180 metros, por lo que no sabe ‘si va a entrar esta entidad en este asunto pero yo creo que no afecta para nada al conjunto monumental de Málaga’, que no está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, como sí está el de la capital hispalense”. La Torre Pelli se acabó construyendo a pesar de que el informe de ICOMOS fue desfavorable.

Fernández asegura que “no se puede dar el protagonismo de la ciudad al último que llega, en este caso al rascacielos. O, al menos, hay que estudiarlo en profundidad para ver cómo afecta. Pero lo que no puede ser es que se haga de una forma no fundamentada”. El informe recoge que cualquier construcción que se establezca en la plataforma del muelle de Levante “tiene que contener una reflexión y conocimiento previos y profundos de los paisajes a los que afectaría y de cuál sería el alcance de su impacto”; que “ha de valorarse su aportación para incrementar el valor del paisaje patrimonial de la ciudad” y que “debe adaptarse a la escala propia del lugar, que viene determinada por la presencia de un hito fundamental en el paisaje e imaginario social de Málaga, La Farola, y por la del resto de los elementos patrimoniales del Puerto”.

EL documento concluye que “no deben tomarse como referencia los volúmenes y alturas de La Malagueta, que son el resultado de una mala praxis urbanística”, como han hecho los defensores del rascacielos, entre ellos el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP). “No se comparte que el proyecto venga a poner orden, sino a imponer un orden propio que, tomando como excusa la desproporción de La Malagueta, beneficia exclusivamente al hotel-rascacielos”. Además, el informe de ICOMOS indica que “la función del hotel-rascacielos también es desproporcionada, cuantitativa y cualitativamente, en relación con el equilibrio de usos que debe mantener un puerto histórico”.

Y por último, ICOMOS recomienda a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Málaga y al Ayuntamiento de la capital a que desarrollen “un análisis con una reflexión profunda y detallada de los escenarios, perfiles y significados que posee el paisaje histórico de Málaga, así como identificar las áreas de mayor fragilidad paisajística desde el punto de vista patrimonial”. Como avanzó esta revista, la Delegación de Cultura, a cuyo frente está Adolfo Moreno, elaboró dos informes, uno en el que admitía el impacto del rascacielos y un segundo, el oficial, en el que lo negó.

Mientras tanto, los trámites para levantar el rascacielos continúan. La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, encargado de la Modificación del Plan Especial del Puerto sobre el uso del suelo del dique de Levante emitió un informe la semana pasada al Puerto en el que le exigía un exhaustivo estudio de viabilidad económica, entre otros.

(Fuente: El Observador)

Para descargarse el informa íntegro en PDF:

http://www.revistaelobservador.com/images/stories/envios_18/febrero/icomos.pdf

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *