Pablo Hasel: “Una absolución en la Audiencia Nacional española es casi imposible, es un tribunal fascista”

Pablo_Hasel

Hablamos con el rapero leridano Pablo Rivadulla, conocido por el nombre artístico Pablo Hasel, que declaró el jueves en la Audiencia Nacional española. Lo acusan de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias a la corona española y otras instituciones del Estado –la Guardia Civil y la policía española– por unas decenas de mensajes publicados en Twitter. La fiscalía le pide una pena de dos años y nueve meses de prisión y una multa de 45.000 euros; una sanción que, en caso de no pagarla, añadiría dos años más a la pena de prisión.

La declaración judicial se hizo viral. Hasel hizo frente al tribunal y a la fiscal y se justificó reivindicando el derecho de libertad de expresión y el hecho de que fueran informaciones publicadas en medios de comunicación. Hasel asume que probablemente será condenado a prisión. Reconoce que tiene miedo, pero que no piensa hacerse atrás: ‘Si no, ellos ganan’.

¿Por qué has declarado con tanta dureza?

Porque no tengo que pedir perdón. Pienso defender mis ideas al precio que sea. Me quieren condenar a prisión por haber defendido unos hechos objetivos. Es propio de una inquisición, de un régimen fascista. Detrás de esta persecución hay una rabia lógica. He sido bastante directo, en el sentido que no tengo que esconderme de nada y defenderé estos hechos objetivos hasta las últimas consecuencias.

¿Qué te preguntó la fiscal sobre el rey español y los comentarios que habíais hecho sobre él?

La fiscal preguntaba cuál era mi intención. Pues que se sepa qué hace la monarquía. Para qué usan nuestro dinero público. Y al mismo tiempo, como republicano, denunciar a una institución que no representa nuestros intereses y que es totalmente antidemocrática. Realmente, la fiscal decía que el hecho de que yo calificara de ‘asesino, mafioso y parásito’ al rey traspasaba la libertad de expresión. Lógicamente, si uno es republicano es porque piensa esto del rey; si no, no lo seríamos. Aparte, todo lo que he denunciado de la monarquía está demostrado. Medios no sospechosos de ser revolucionarios, incluso la prensa del corazón, han hablado, de cómo se ha comprado con dinero público el silencio de amantes del rey.

¿Cómo enfocas tu defensa?

He defendido la libertad de expresión y, a la vez, que hablaba de hechos sobradamente demostrados. Decir, por ejemplo, independientemente de la ideología que uno tenga, que la Guardia Civil asesinó a inmigrantes a Tarajal es un hecho objetivo. Y si asesinaron, son asesinos. La fiscal venía a decir que yo no podía decir que eran asesinos porque esto los injuriaba. Yo defendí que las injurias son inventarse algo, pero lo que yo dije está sobradamente demostrado. A ver si yo también seré culpable de que la policía asesine.

“Si fuera un fascista que deseara bombas a los catalanes, homosexuales e inmigrantes, no estaría aquí sentado”. ¿En qué contexto respondistes esto a la fiscal?

Esto lo he dicho en mi último turno de palabra libre. He dicho unas cuántas cosas y una ha sido esta. Sólo hay que dar un vistazo en las redes sociales para comprobar que es llena de fascistas deseando bombas a los independentistas, a los inmigrantes, a los antifascistas, a los homosexuales… Y tienen plena libertad de expresión. Y también he denunciado que cuando ellos hablan de los límites de la libertad de expresión siempre son para los mismos, para los antifascistas. Los fascistas tienen libertad de expresión total para decir todo tipo de barbaridades. Y a nosotros, por denunciar hechos objetivos, nos piden prisión. Cómo he dicho antes, esto es propio de la inquisición y de un régimen fascista.

Te piden dos años y nueve meses con una multa de 45.000 euros, que si no pudieras pagar, serían cinco años. ¿Es así?

Exacto. Estas multas por injurias a la corona y a las fuerzas de seguridad, no podré pagarlas, evidentemente. Tampoco lo haría, porque considero que es injusto. Son totalmente inasumibles y soy insolvente porque no encuentro trabajo, otra cosa que me han dificultado. Estas multas se traducirían en dos años más de prisión si no son pagadas.

Esta petición también es, dice la fiscal, por “enaltecimiento sistemático del terrorismo”. ¿Lo creéis así?

Tenemos concepciones totalmente diferentes de qué es el terrorismo. Considero que el terrorismo son las políticas criminales de este gobierno y de este Estado. No solamente de este gobierno, porque el PSOE también las tenía cuando estaba en el gobierno. Políticas que niegan derechos democráticos y libertades como la de expresión y que niegan una vivienda digna, el derecho al trabajo, destrozan la sanidad… Lo que hicieron el 1-O es terrorismo, y toda lucha es legítima ante la violencia del opresor porque considero que es autodefensa. No pienso condenar nunca la autodefensa de los oprimidos. Esto he defendido. Para mí no es terrorismo aquello que ellos dicen que lo es.

¿Crees que ya estas condenado?

Creo que sí. Una absolución en la Audiencia española es casi imposible. No depende de si haces una buena defensa o no, porque es un tribunal fascista. Era el Tribunal de Orden Público franquista que todavía tiene una función represiva. Si consigo la absolución, no será porque defiendan la libertad de expresión; si no, no me habrían condenado hace unos años y no condenarían a tantas personas. Si me absuelven, será para evitar un escándalo, porque es un caso bastante mediático y ha habido mucha presión.

Ya tuviste una sentencia de dos años, ratificada por el Supremo el 2015. Alguien se puede preguntar por qué no habéis modulado la manera de quejaros o de criticar, cuando ya habéis vivido en primera persona como actúan los tribunales españoles.

Hay una diferencia con el primer juicio, y es que entonces las frases de las cuales me acusaban eran más explícitas. Ahora es, simplemente, por narrar unos hechos objetivos. Y volvemos donde estábamos. Puede sonar duro decir que son asesinos, pero es que si han asesinado, lo son. ¿Qué es más duro, denunciar un asesinato o asesinar? Evidentemente, asesinar a quince inmigrantes con total impunidad. Yo no únicamente denuncio a los agentes que denunciaron, sino a todo el cuerpo policiaco, y ellos dicen que los injurio. Pero está claro, estos agentes han sido absueltos por estos crímenes cuando había numerosas pruebas. No he cambiado la manera de expresarme porque considero que no hago nada malo, sino todo el contrario. Y no pienso renunciar a hacerlo.

¿Volverías a escribir estos tuits y estas canciones?

Sí, lo volveré a hacer y lo dije en el juicio. Si me quieren encerrar en la prisión por eso, pues que me encierren. Yo haré lo que tenga que hacer y no pienso renunciar, porque es lo que ellos quieren y entonces ganarían. Porque ganaría el miedo y conseguirían que no denunciáramos todo lo que hacen. Y si venden armas a Arabia Saudí que después acaban en manos del yihadismo o sirven para masacrar a su pueblo, esto no lo pienso silenciar. Y quien hace esto es un criminal. Y si la monarquía contribuye a esto, diré que la monarquía es criminal sin ningún tipo de remordimiento.

¿Sientes que has tenido apoyo estas últimas horas?

Bastante, pero por la gravedad del caso, uno siempre espera más. No sólo por mi caso, también por otros. Casos tan graves merecen más solidaridad. Pero he sentido bastante apoyo y también se tiene que decir que la mal llamada izquierda parlamentaria del Estado español, Podemos e Izquierda Unida, una vez más, han sido cómplices de la represión como lo han sido en Cataluña, con frases como la de Alberto Garzón: ‘Puigdemont y los suyos no pueden escabullirse.’ Es la misma cosa, legitimar la represión del régimen. Podemos, mientras se solidariza con la Guardia Civil en el caso de Altsasu, es cómplice. Realmente, son un partido de régimen y con todo aquello que lo ataque, sea el proceso independentista o unos tuits o unas canciones, no les interesa de solidarizarse. Ellos quieren un gobierno pactado con el PSOE y no lo esconden. Se arrodillan para conseguirlo.

Si entras a prisión, ¿te considerarás un preso político?

Sí, sin ningún tipo de dudas. Yo estaré preso por defender unas ideas políticas y al mismo tiempo no recibiré el trato de un preso común. Los presos comunes pueden estar con otros presos comunes, pero yo no podré estar con otros presos comunistas. Esto ya marca la diferencia. Ellos dicen que no hay presos políticos, pero después les dan un trato peor que al de los presos comunes.

¿Temes entrar a prisión?

Sí, sí… Sería un loco si lo negara. Está claro que tengo miedo de ser alejado a la fuerza de mis seres queridos. No poder hacer muchísimas cosas, como por ejemplo música, canciones. Pasaré muchas horas en una celda con condiciones muy duras. Tengo miedo de todo esto. Pero la conciencia y resistir ante tantas injusticias está por encima del miedo, ante un régimen enemigo de la democracia.

(Fuente: Vilaweb / Autor: Josep Rexach Fumanya)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *