El tribunal militar Israelí que lleva la causa vuelve a retrasar el juicio contra la adolescente palestina Ahed Tamimi

palestina

El tribunal israelí ha vuelto a posponer el juicio contra la adolescente palestina Ahed Tamimi y su madre, según el Centro de Información Palestino. El tribunal militar de Ofer, ubicado al oeste de la ciudad cisjordana de Ramallah, retrasó el juicio que originalmente estaba programado para el día de hoy hasta el próximo 6 de febrero.

Tamimi, una residente de la aldea palestina Nabi Saleh en la ocupada Cisjordania, fue arrestada luego de que un video en que ella y su primo fuesen obligados por las fuerzas de ocupación israelíes a abandonar la tierra de su familia, se viralizara en las redes sociales.

El incidente ocurrió momentos después de que las fuerzas de ocupación le dispararan a su primo de 14 años en la cabeza con balas de acero recubiertas de goma. El niño tuvo que someterse a una peligrosa cirugía que involucró la eliminación de una parte del cráneo del niño para extraer la bala.

La madre y el padre de Tamimi fueron arrestados posteriormente. Dos de sus primos también fueron detenidos, uno de los cuales fue liberado bajo fianza. Su detención ha sido extendida cuatro veces. Tamimi y su madre están siendo acusadas de incitación, así como de empujar a los soldados y lanzar piedras. Ambas permanecerán encarceladas hasta el final del juicio y podrían enfrentar hasta diez años de prisión.

A principios de este mes, un comandante de la fiscalía del ejército israelí respondió al Tribunal Militar que Tamimi tenía “un patrón de violación a la ley” por lo cual requería que permaneciera detenida hasta el final de su juicio por empujar a los soldados y arrojar piedras.

Amnistía Internacional ha lanzado un llamamiento urgente para exigir la liberación inmediata de Tamimi, quien según informan, ha sufrido agresivos interrogatorios, a veces durante la noche, mientras su familia ha sido amenazada. “Su juicio ante un tribunal juvenil militar israelí es inminente, debemos movilizarnos de manera rápida y efectiva”, señaló el grupo de derechos humanos.

Amnistía ha condenado el juicio y el castigo colectivo impuesto a otros miembros de la familia y la designación de su hogar como una zona militar cerrada. “Estaba claro que ella [Tamimi] no representaba una amenaza real para los soldados porque fácilmente pueden detenerla, pero ahora podría enfrentar hasta diez años en prisión, lo cual es un castigo extremadamente desproporcionado”, explicó la organización.

La familia Tamimi de Nabi Saleh es muy conocida internacionalmente por su activismo contra la ocupación israelí. Sus recientes arrestos han conllevado mensajes de apoyo de todo el mundo.

(Fuente: Palestina Libre)

Noticias relacionadas:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *