Yemen: Aumentan las posibilidades de enfrentamiento entre el norte y el sur. El MRS ocupa el gobierno de Aden

yemen

La preocupación y la expectativa se han adueñado de las calles después de la declaración de guerra del Consejo de Transición del Sur contra el gobierno de Hadi y la exigencia de que este remueva del cargo a su primer ministro, Ahmed Bin Dagher, y pida la salida de sus ministros de la capital.

Para Ahmad Ghaleb al Rahaoui, gobernador de Abin designado por Sanaa, el Consejo de Transición emitió un comunicado de guerra que tiene las agendas provenientes del imperialismo estadounidense. Agregó que se nota un estado de emergencia, en el que Occidente y sus aliados de la región  se han convocado para destruir a Yemen y asesinar a sus  hijos,  mujeres y ancianos. “Desafortunadamente -subrayó- Adén siempre paga el precio de los conflictos de los que vienen desde el exterior”.

“La guerra del Consejo de Transición del Sur, respaldada por los Emiratos, va más allá del gobierno de Hadi”, así lo expresó en su discurso el presidente del Consejo de Transición, Aidruse al Zubaidi, quien acusa a fuerzas políticas de oportunistas, de apoderarse de las decisiones del gobierno legítimo y de convertir al sur en objetivo del enfrentamiento y de la guerra; en franca referencia al partido de la Reforma, apoyado por Qatar y leal a Arabia Saudita. Según observadores, ello refleja el deseo del Golfo de transformar a Adén y al sur de Yemen en un campo de enfrentamientos y ajuste de cuentas.

De acuerdo con Abdel Bari Taher, ex-presidente del Colegio de Periodistas yemenitas, lo que está sucediendo en el sur, en primer lugar, es responsabilidad de Arabia Saudita y los Emiratos. Apuntó que es imposible que exista un conflicto entre las partes en pugna en el sur sin que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos sean parte de ello, porque ellos libran la guerra contra Yemen y están detrás de todos los conflictos en la región.

Añadió que es un conflicto que se extiende a los asesinatos y los atentados diarios con explosivos, manteniéndose bajo el control relativo de las partes en conflicto… y ahora se teme que esta escalada mutua impulse la situación hacia un estallido, quedando totalmente fuera de control.

La escalada del Consejo de Transición del Sur no es la primera de su tipo y sus amenazas también son muy viejas. Pero su sincronización levantó muchas interrogantes, más cuando esta se produce dos días después de la visita del embajador de Arabia Saudita a Adén y su tweet sobre la seguridad y estabilidad que disfruta la ciudad.

Asalto de los independentistas suryemeníes al Gobierno en Adén

Los independentistas yemeníes del Movimiento de Resistencia del Sur (MRS) anunciaron este domingo que tomaron el control de la oficina del primer ministro del Gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional en la ciudad de Adén, en un nuevo frente de combate que se suma al abierto desde hace más de dos años entre las autoridades reconocidas y los rebeldes huthi, y que ha sumido al país en la miseria absoluta. informa Europa Press.

Fuentes del movimiento explicaron al portal de noticias local Adnlng.info que el asalto se produjo como “medida proactiva” ante los enfrentamientos que están ocurriendo ahora mismo en la ciudad entre sus fuerzas y las leales al presidente de Yemen, Abd Rabbu Mansur Hadi, en el apogeo de una semana de tensión política entre ambas facciones.

Esta información fue corroborada por fuentes de la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti. “Formaciones armadas del separatista Consejo de Transición –como se describe al ala política del Movimiento del Sur– han tomado un complejo de edificios judiciales, la secretaría general del Gobierno y el campamento militar Jabal Hadid”. Además, y según fuentes de la cadena Al Arabiya, los independentistas tomaron el control del aeropuerto de Adén para impedir que escapen los representantes del Gobierno legítimo.

El movimiento secesionista, que cuenta con el respaldo de Emiratos Árabes Unidos, acusa al primer ministro de corrupción, al participar supuestamente en una red de patronazgo en el sur de Yemen, usando los beneficios que extrae del crudo y aprovechando el caos absoluto en el que vive el país entero a causa de la guerra que enfrenta al Gobierno de Yemen y a la coalición internacional liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes huthis, los mismos que expulsaron precisamente al Gobierno reconocido yemení de la capital, Saná, a esta ciudad portuaria.

Según las fuentes de la cadena Al Arabiya, el primer ministro habría pedido ayuda inmediata a la coalición saudí, que no obstante eludió pronunciarse hasta el momento, y se limitó a llamar a “la tranquilidad y la moderación, adhiriéndose al lenguaje de un diálogo calmado”.

Líderes políticos y militares del Movimiento de Resistencia del Sur quieren ahora revivir el antiguo estado independiente de Yemen del Sur (la República Democrática Popular del Yemen), el que fuera el primer estado socialista del mundo árabe, que perduró desde 1967 hasta 1990, y que tenía justamente a Adén como capital.

El Gobierno yemení no hace diferencia alguna entre los huthis –procedentes del norte de Yemen– y los separatistas del sur. “Cualquier otra persona que se rebele contra el Gobierno legítimo, sin importar quienes sean: izquierda, derecha, sur, este… serán considerados un enemigo”, declaró ayer un importante asesor militar del presidente Hadi, Mohammed Ali al Miqdashi.

Fuentes políticas del sur acusan por contra al Gobierno de empujar la disputa hacia un enfrentamiento armado. “El gobierno de Hadi estaba nervioso por cualquier manifestación del pueblo, por lo que trataron de detenerlo por la fuerza pensando que si hubiera una batalla, la coalición intervendría y los salvaría”, dijo esta fuente a la agencia Reuters.

El gobierno de Yemen ordena el cese del fuego

Por su parte, el Gobierno yemení de Saná ordenó a todas sus fuerzas leales cesar el fuego inmediatamente y regresar a sus respectivas bases militares. El presidente de Yemen ordenó este domingo a todas sus fuerzas leales que “cesen el fuego inmediatamente”, tras los enfrentamientos registrados con los milicianos separatistas en la Provincia de Adén, región del sur.

En un comunicado hecho público este domingo por el primer ministro del país, Ahmed bin Dagher, “todas las fuerzas (militares yemeníes) tienen que regresar a sus bases y evacuar las posiciones ocupadas esta mañana”.

El alto funcionario realizó este anuncio luego de haber advertido que los separatistas intentan dar un golpe de Estado en Adén, donde ocuparon varias oficinas gubernamentales. “Se está perpetrando un golpe aquí en Adén contra el gobierno legítimo y contra el proyecto de un Estado federado”, denunció el funcionario a través de sus redes sociales.

El pasado 21 de enero, el líder independentista del sur de Yemen, Eidarus al Zubeidi, dio plazo al presidente del país, Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, hasta este domingo para renovar su Gobierno. Los independentistas habían dado este ultimátum al mandatario para que el primer ministro, Ahmed Ben Dagher, fuera cesado del cargo. En previsión justamente de estos incidentes, Ben Dagher había prohibido el derecho de reunión pública en la ciudad.

(Fuentes: Al Mayadeen / InfoLibre / Reuters / TeleSur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *