Torremolinos (Málaga): el PP de la localidad distingue entre el “turismo gay de baja estofa” y el de los “gays serios y formales”

pride lgtbi torremolinos 2015 (6)

El Partido Popular de Torremolinos (Málaga) ha hecho un análisis sui generis de los malos datos de pernoctaciones en la localidad. Según el PP del municipio, promocionar “solo” un “turismo gay de baja estopa” (sic) ahuyenta el turismo familiar. Además, esa forma particular de “turismo gay” la rechazan “los propios gays serios y formales”, según la publicación que el PP local colgó en su muro de Facebook. Este sería uno de los factores que explican el descenso de las pernoctaciones en el municipio en un 5,8%, según los datos recientes del Instituto Nacional de Estadística.

Esos datos muestran que el número de pernoctaciones de los turistas en Torremolinos descendió en 2017 en un total de 261.937 (de 4.898.199 a 4.636.262, un 5,8% menos). Mientras, crecieron las pernoctaciones en otros municipios como Málaga, Marbella o Benalmádena. El PP, que gobernó Torremolinos de la mano de Pedro Fernández Montes desde 1991 a 2015, lamenta que se hayan un 25,3% de las pernoctaciones de turistas nacionales, lo que “significa que uno de cada cuatro españoles ha dejado de pernoctar en Torremolinos”, lo cual no es necesariamente cierto.

Es entonces cuando, para explicar estos datos, el PP recurre a una serie de preguntas retóricas. Tras cuestionar a quién pueden sorprender los datos teniendo en cuenta que se ha suprimido la promoción en capitales de provincia, la feria EUROAL y el Campeonato de Baile, que los turistas van menos a las instalaciones deportivas y la “supresión” la promoción en FITUR, el PP de Torremolinos se pregunta lo siguiente: “¿O promocionar solo un turismo Gay de baja estopa (sic.) que ahuyenta el Turismo Familiar y rechazan los propios Gays serios y formales que siempre se han sentido a gusto en Torremolinos?”.

Este mismo año el municipio ha presentado el destino gay friendly en el pabellón Fitur Gay/LGTB+, y a finales del año pasado celebró el I Encuentro Internacional de Turismo LGBTI de Andalucía. En Torremolinos está uno de los mayores hoteles “abiertamente friendly” y se celebra una fiesta cada año del orgullo cada vez más masiva, que en la última edición contó con la actuación de Dana Internacional. La pregonera, Antonia San Juan,  recordó este año que Torremolinos marcó el movimiento de liberación de gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales “cuando no tenían derechos de ningún tipo, cuando eran reprimidos, maltratados y perseguidos en todo el mundo únicamente por su orientación sexual”.

Referente histórico de diversidad sexual

Torremolinos es, además, un referente histórico de la diversidad sexual y de las libertades. Lo ha sido desde los años sesenta, cuando  John Lennon viajó al pueblo (entonces término municipal de Málaga) con su amigo y productor Brian Epstein. “Solíamos sentarnos en un café de Torremolinos viendo a los chicos. Yo le preguntaba cuál de ellos le gustaba y disfrutaba de sus respuestas como un escritor que está experimentando una realidad que no es la suya”, relató luego el músico en su autobiografía, rescatada por James A. Michener en Hijos de Torremolinos.

Del Tony’s Bar que aquel verano frecuentó John Lennon se pasó a una ruta gay, y de ahí a la fama de la Nogalera. El municipio era entonces un espacio de libertad y de amor libre, bien es cierto que sobre todo para los extranjeros que traían divisas. Siguió siéndolo en los setenta, con la popularización del destape y el lamentable  borrón de la gran redada de 1972 que acabó con la ruta, y en los ochenta. Probablemente tampoco dejó de serlo en los 90, pero en los últimos años de gobierno del PP fueron produciéndose encontronazos.

Por ejemplo,  este medio informó de la polémica entre el ex alcalde, el sempiterno Pedro Fernández Montes, y el colectivo LGTB, por la negativa del ex regidor a que en la “fiesta del orgullo solidario” de 2014 actuara una transformista. Alegaba Fernández Montes que la fiesta se celebraría en la principal plaza de la ciudad junto a un pequeño parque infantil, y el grupo popular (por entonces con mayoría absoluta) aprobó una moción que decía literalmente así: “El templete donde pretendía dar el espectáculo desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche, se encuentra a ¡UN METRO! [sic] de un Parque Infantil muy frecuentado a esas horas”.  La moción también aludía al “el interés general” de que Torremolinos no sea “especialmente asociado a un solo segmento turístico, en este caso el gay”. Aunque el ayuntamiento prohibió el acto y le retiró el apoyo económico, Subdelegación del Gobierno lo autorizó.

Pedro Fernández Montes ya no es alcalde de Torremolinos, pero sigue siendo el presidente del PP de Torremolinos. En el partido se libra una guerra poco discreta a cuenta de su sustitución. El exalcalde mantiene el control de la agrupación local pero no del grupo municipal en el ayuntamiento, que lidera su ahora adversaria Margarita del Cid, cuyo entorno ha acusado al exregidor de “hacer boicot” al grupo. Como líder del partido, Fernández Montes conserva gran parte de su atractivo para la militancia y pretende ser reelegido y condicionar la elección del futuro candidato, después de haber dimitido como concejal en una escandalosa sesión de investidura, tras las elecciones de 2015. La dirección provincial le ha invitado a irse, pero él se niega.

El mensaje de Facebook contra el “turismo gay de baja estopa” iba firmado con las etiquetas #PartidoPopularTorremolinos y #PedroFernándezMontes. Desde la cuenta del PP local, controlado por Fernández Montes, se ha emitido un comunicado que recuerda a sus impetuosas formas y episodios que protagonizó en el pasado.

(Fuente: el diario.es / Autor: Néstor Cenizo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *