Israel duda que Ahed al-Tamimi y sus padres sean una familia palestina real por ser rubios, de ojos azules y piel clara. El padre pide ayuda

tamimi 1

Los miembros de la familia al-Tamimi en Nabi Saleh, la Cisjordania ocupada por Israel, han respondido a un comité israelí tras conocer que está llevando a cabo una investigación secreta para verificar si sus relaciones familiares son “reales”. “Nadie nos preguntó si éramos una familia real”, declaró Bassem al-Tamimi, el padre de Ahed, la joven de 16 años que actualmente está acusada por enfrentarse a soldados en el jardín de su casa. Será juzgada por un tribunal militar israelí.

Bassem declaró a Haaretz que cuando se enteró de la investigación sobre si eran o no familia, “se echó a reír”. “Pensé: ¿cómo puede ser esto? ¿Es este el nivel que la ocupación ha alcanzado? La prueba de nuestra existencia aquí puede encontrarse en esta tierra, en aquella y en todas, incluso puede encontrarse antes del Estado de Israel”.

Haaretz reveló el miércoles que el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knéset está llevando a cabo una investigación secreta sobre si los miembros de la familia al-Tamimi de Nabi Saleh son “reales” o son actores.

Según una declaración de la oficina de Michael Oren, actualmente viceministro y ex embajador israelí en Estados Unidos, el comité de la Knéset investigó a la familia al-Tamimi hace dos años, pero la investigación “no llegó a  desmentir la realidad”. Según informes, la investigación “escuchó el testimonio del servicio de seguridad Shin Bet, el Consejo de Seguridad Nacional y las organizaciones no gubernamentales”.

Oren declaró al periódico que el comité de investigación había elegido a “los miembros de la familia por su apariencia”-rubio, ojos azules y piel clara. “También por la ropa. Un verdadero disfraz. Vestimenta estadounidense en todos los aspectos, no palestina, con gorras de béisbol hacia atrás”.

La abogada Gaby Lasky, que representa a Ahed, a su madre, Nuriman y Nur en los procedimientos legales actuales, ha declarado que las noticias sobre la investigación de la Knéset le hicieron sentir “vergüenza y preocupación”.

“Preocúpense, porque el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa es un comité importante de la Knésset, que se supone debe garantizar la seguridad del estado y no lidiar con extrañas teorías de conspiración”, declaró a Haaretz. “Y es una pena que un diputado, hoy un viceministro responsable de la diplomacia, se revele como un racista que no puede aceptar que un palestino que no usa una galabiya pueda ser real”.

Mientras tanto, la lista conjunta del parlamentario Jamal Zahalka ha exigido que la Knéset revele las actas de la reunión del comité secreto sobre la familia al-Tamimi. “La discusión es de interés para el público y hacerla pública no dañará la seguridad nacional, por lo que hay buenas razones para publicar los protocolos para que el público pueda juzgar por sí mismo”, declaclaró. Zahalka aseveró que este solamente ha sido el último incidente “racista” en el que se ha visto involucrado Michael Oren, nacido en Estados Unidos.

La Lista Árabe Conjunta, es el tercer bloque más importante del Knesset israelí, está compuesta por 13 diputados de los 120 y formada por 4 partidos palestinos-árabes que representan a más de 2 millones de palestinos (20,8% de la población) que se quedaron contra vientos y marea en sus hogares de 1948, soportando todas las violaciones y humillaciones del enemigo sionista. No obstante, le ganaron la batalla al lograr que la potencia ocupante reconociera en parte sus derechos y ser documentados a pesar de ser despreciados y considerados una marginal minoría.

(Fuente: Monitor de Oriente)

Una niña frente a la ocupación: El caso de Ahed Tamimi

Ahed Tamimi se transformó en el símbolo actual más fuerte de la resistencia palestina frente a la ocupación israelí. Su detención y procesamiento por un tribunal militar confirman, otra vez más, que el Estado de Israel aplica un plan sistemático de represión contra los palestinos y que su blanco también son los más jóvenes.

Tiene 16 años y ya hace más de un mes que se encuentra detenida en una cárcel israelí. Nacida el 30 de marzo de 2001, Ahed fue detenida el 19 de diciembre pasado –también lo fueron su madre y una prima– por las fuerzas israelíes, varios días después de que se publicara un video filmado por su familia que la muestra propinando bofetadas y patadas a dos soldados israelíes que habían entrado en el patio de su casa, en el poblado Nabi Salih, en Cisjordania.

Ahed se acababa de enterar de que, una hora antes, un soldado israelí le había disparado una bala en la cabeza a uno de sus primos de 15 años, que vivía en el mismo barrio. El niño sobrevivió tras una operación compleja, pero quedó desfigurado y los médicos tuvieron que sacarle parte del cráneo.

Ahed no fue detenida cuando empujó, pateó y abofeteó a los dos soldados, sino sólo una vez que se viralizara en las redes sociales el video que además muestra cómo soldados israelíes disparan y tiran granadas en la vecindad. Hija de una familia que realiza diversas actividades contra la ocupación, a los 11 años Ahed fue fotografiada enfrentando a un soldado israelí y también mordiendo la mano de uno de los uniformados, cuando intentaban llevarse a uno de sus hermanos.

Ahora el tribunal militar israelí que le imputó 12 cargos, entre ellos el de “agresión” pero también de “incitación”, podría condenarla a hasta diez años de cárcel. La próxima audiencia del juicio es el 31 de enero, pero la sentencia podría tardar aun más tiempo.

La resistencia de Ahed Tamimi no es un acto aislado, sino que se inscribe en las reacciones de muchos jóvenes palestinos que desde su nacimiento sufren la ocupación israelí. El Estado de Israel despliega la represión militar hacia ellos y les roba la posibilidad de vivir una vida en las mínimas condiciones de dignidad.

Ahed Tamimi es parte de la segunda generación que vive la violencia cotidiana de la ocupación israelí y que denuncia y lucha contra las políticas represivas de Israel. Entre estos jóvenes también hay muchos que apuntan sus críticas a la “vieja guardia” palestina, representada principalmente por la Autoridad Nacional (AN) que dirige Mahmud Abbas. La juventud vio con sus propios ojos cómo su dirigencia permitió concesiones territoriales a Tel Aviv, desaprovechó la posibilidad de la construcción de un Estado independiente y, en muchos casos, se enriqueció con acuerdos y negocios con el propio Estado israelí.

Según la organización Defense Children International-Palestine (Dcip), los soldados o policías israelíes fueron responsables de la muerte de 31 menores de edad en 2015; 35 en 2016 y 14 en 2017, solamente en Cisjordania. Para la organización de derechos humanos Addameer, aproximadamente 700 menores palestinos de Cisjordania “son procesados cada año en los tribunales militares israelíes tras ser arrestados, interrogados y retenidos por el ejército israelí”. En su portal web, Addameer detalla que “el cargo más común impuesto contra los niños es el lanzamiento de piedras, un delito que en la legislación militar se castiga con hasta 20 años de prisión”. También estima que “desde el año 2000, más de 8 mil niños palestinos han sido arrestados” por cuerpos de seguridad israelíes. Las autoridades palestinas calculan que son al menos 10 mil.

A finales de diciembre pasado, la Comisión Palestina de Detenidos y Ex Detenidos denunció que las fuerzas israelíes en los últimos meses realizan “detenciones masivas” y que el 95 por ciento de los nuevos presos palestinos son jóvenes. En la actualidad, los presos políticos palestinos suman 7 mil, de los cuales entre 300 y 400 son niños y adolescentes.

(Fuente: Brecha 32 / Autor: Leandro Albani)

Sixteen-year-old Ahed Tamimi (C) arrives for a hearing in the military court at Ofer military prison in the West Bank village of Betunia on January 1, 2018. Israeli authorities are seeking 12 charges against Ahed after a video of her slapping and kicking two Israeli soldiers in the West Bank went viral, her lawyer said. / AFP PHOTO / Ahmad GHARABLI

Basem, padre de Ahed Tamimi, pide apoyo para su hija en las redes sociales

A través de las plataforma Avaaz y Osoigo, que movilizan a ciudadanos de todo el mundo, se busca apoyo internacional para que Ahed Tamimi, de 16 pueda salir de la cárcel. Ahed Tamimi, una adolescente dedicada al activismo en la conflictiva zona de Cisjordania, ha sido encarcelada. A raíz de ello, su familia pide apoyo a la comunidad internacional a través de diversas plataformas de incidencia social y política, como Avaaz y Osoigo.com.

La chica palestina está acusada de múltiples cargos, aunque predomina el de ataque a las fuerzas de seguridad en cinco ocasiones. La última acción de la activista fue grabada por una amiga y se hizo viral. En dicho vídeo se ve como Ahed Tamimi tratar de expulsar a dos soldados israelíes de una casa de la zona durante las protestas contra la ocupación israelí.

Tras el incidente varios soldados asaltaron su casa en mitad de la noche y se la llevaron a una cárcel. A día de hoy aún sigue encarcelada ya que el juez lo ha determinado así y a finales de mes se celebrará su juicio. Las autoridades israelíes piden cárcel de por vida. “Llevarán el caso de mi niña a juicio el 31 de enero pero los tribunales militares de Israel condenan al 99% de los palestinos, aunque sean niños. Por favor, únete a mi llamamiento urgente”, es el reclamo del padre de Ahed, que también es activista.

Mientras que en Avaaz se piden 1.500.000 votos ciudadanos, en Osoigo.com se pretende la intervención de políticos españoles para que tomen contacto con el gobierno de Israel para la liberación de la joven activista. La ONU también se pone de parte de la familia y las organizaciones humanitarias haciendo referencia a los mandatos de la Convención de los Derechos del niño.

Basem Tamimi también es activista, y ha explicado que el ejército retiene a su hija en parte por eso. El juez denegaría la posibilidad de fianza, por lo que su hija podría pasarse meses o años entre rejas por abofetear a un oficial armado. Según organizaciones como Save The Children o la Asociación de Derechos civiles de Israel se calcula que hay más de 300 niños repartidos entre distintas prisiones de Israel, aunque al año la cifra de arrestos supera los 3.000.

La petición de Basem:

Queridos amigos y amigas:

Hace unos días varios soldados asaltaron mi casa en mitad de la noche y se llevaron a mi hija de 16 años a rastras hasta la cárcel. Ahora está en una fría celda.

He dedicado mi vida a la resistencia civil. Es por eso que el ejército retiene a mi niña — quieren doblegar nuestro espíritu. Pero he sido miembro de Avaaz durante ocho años — y he visto el poder que tiene esta comunidad si todos juntos nos levantamos contra las injusticias.

Llevarán el caso de mi niña a juicio el 31 de enero — pero los tribunales militares de Israel condenan al 99% de los palestinos, aunque sean niños. Por favor, únete al llamamiento urgente a continuación con un solo clic — se lo entregaremos directamente a los líderes mundiales:

Ayúdame a liberar a mi hija Ahed

A todos los líderes mundiales:

“Les exigimos la liberación de Ahed y de todos los niños y niñas palestinos retenidos injustamente en cárceles militares israelíes.

La comunidad internacional debe poner fin a la detención y el maltrato de los niños que están en estas prisiones. Ya basta.

A Ahed y a cada niño y niña en cárceles militares israelíes: Estamos contigo y te abrazamos en la distancia. No nos rendiremos hasta que seas libre. No estás sola.”

Ayúdame a liberar a mi hija Ahed

Cuando la vi en el juzgado estaba pálida y temblando, esposada y claramente sufriendo. Me dieron ganas de llorar pero no podía — tenía que ser fuerte para que ella estuviera fuerte.

Entonces el juez denegó la posibilidad de fianza y ahora mi hija podría pasarse meses o años entre rejas antes siquiera de ir a juicio. ¡No hay razones para retenerla así! Se la llevaron por abofetear a un oficial fuertemente armado después de que sus soldados le dispararan a su primo pequeño en la cara, destrozándole el cráneo. Pero en vez de centrarse en los disparos a un menor, se centran en mi hija y ahora la acusan de 12 crímenes.

¡Han arrestado a más de 12 mil niños y niñas palestinos desde el año 2000! Da igual dónde te posiciones en este conflicto: todos estaremos de acuerdo en que no deberían meter a ningún niño en cárceles militares sin un juicio justo y donde están sujetos a abusos.

Me he puesto en contacto con diplomáticos personalmente. Pero mi voz no es lo suficientemente fuerte por sí sola. Es por eso que te pido ahora que me apoyes. Sabemos que los tribunales militares no quieren el foco internacional sobre ellos, y los políticos israelíes no quieren que el tema de los niños y niñas encarcelados se convierta en un enorme escándalo público. Suma tu nombre — solo nos quedan unos días:

Ayúdame a liberar a mi hija Ahed

La fuerza y la pasión por la libertad, la justicia y la creación de un mundo mejor para la siguiente generación es lo que me ha inspirado de este movimiento. Es por eso que acudo a ti — porque sé que, si alguien puede liberar a mi hija y a todos estos niños y niñas, es la comunidad de Avaaz.

Con esperanza y determinación, Basem Tamimi con el equipo de Avaaz

(Fuente: Palestina Libre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *